Cannabis en Zambia- Leyes, Uso e Historia

Zambia cuenta con la tercera cifra (per capita) más alta de usuarios de cannabis del mundo, aunque sus leyes son de las más severas. Ser sorprendido con nada menos que 0,5 gramos de cannabis puede ser penado con cárcel, y ser arrestado por tráfico puede costar 25 años. Sin embargo, figuras destacadas piden su legalización.

Legislación del cannabis en Zambia

¿Se puede poseer o consumir cannabis en Zambia?

La posesión y el consumo de cannabis son ilegales en Zambia y las penas son muy severas para aquellos que son sorprendidos con incluso pequeñas cantidades de la droga. La Ley de Narcóticos y Sustancia Psicotrópicas (Narcotic Drugs and Psychotropic Substances Act) establece que cualquier persona que «esté en posesión o gestione cualquier narcótico o sustancia psicotrópica estará […] sujeta a sentencias de penas de cárcel por periodos no superiores a 15 años».

Por lo que respecta el uso, si una persona se sorprende «esnifando, masticando, bebiendo o administrando dicha droga o sustancia», estará sujeta a una pena de cárcel de hasta 10 años.

La Ley de Sustancias Peligrosas establece además que cualquier persona que facilite sus instalaciones «para fumar cannabis» también tiene la consideración de estar cometiendo un delito. Además, disponer de instrumentos o equipos destinados al consumo de cannabis (p. ej. una cachimba) también es delito. Los infractores pueden ser sentenciados a penas de cárcel de hasta 10 años si son sorprendidos.

A pesar de que el gobierno adopta una postura totalmente anticannabis, algunos personajes políticos destacados han hablado sobre los beneficios de la legalización. Un claro ejemplo es Peter Sinkamba, quien concurrió a la presidencia (en representación del Green Party (Partido de los Verdes)) en 2014.

Destacó las ventajas económicas y medioambientales de la legalización de la droga y comentaba que «se está cultivando masivamente por todo el país (para el mercado negro) […] Así que lo que pretendemos es, mirad, salgamos de esta y legalicémoslo.»

¿Se puede vender cannabis en Zambia?

Vender o proporcionar cannabis en Zambia también se considera un delito grave. La legislación zambiana establece que cualquier persona que se sorprenda traficando con una sustancia psicotrópica puede ser sentenciada a una pena de cárcel de hasta 25 años. En caso de ser sorprendida importando o exportando cannabis, esta sentencia se limitaría a 20 años.

Son sentencias muy duras, sin embargo, no disuaden a los narcotraficantes de operar en el país. En 2019, por ejemplo, dos personas fueron arrestadas por traficar más de una tonelada de cannabis en el distrito de Lumezi.

¿Se puede cultivar cannabis en Zambia?

El cultivo de cannabis también se considera delito en Zambia, a menos que el cultivador disponga de un permiso específico expedido por las autoridades competentes. Si una persona es sorprendida cultivando cannabis, el infractor puede ser multado con un importe «no inferior a quinientas unidades penales» o sentenciado a una pena de cárcel de hasta 10 años.

A pesar de estas duras condenas, el cultivo de cannabis está muy extendido en el país. Zambia es un país empobrecido y el cannabis ofrece un precio de mercado mucho mas alto que el de otros cultivos como el sorgo o el arroz. Los cuerpos de policía está infradotados, lo que hace que sea relativamente fácil para los cultivadores beneficiarse del mercado ilegal de cannabis sin ser detectados. Hay detenciones pero son muy poco frecuentes.

¿Es el CBD legal en Zambia?

Zambia no dispone de ninguna ley que establezca si el cannabis es legal. Dado que no se diferencia específicamente del cannabis, es ilegal consumirlo, comprarlo o venderlo en el país, incluso si se usa para fines medicinales.

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a Zambia?

Las semillas de cannabis no se diferencian de ninguna otra parte de la planta de cannabis, por tanto, son ilegales en Zambia. No se pueden utilizar para cultivar las plantas ni enviar por correo al país.

Cannabis medicinal en Zambia

En 1993, el gobierno zambiano legalizó el cultivo de cannabis para fines medicinales. Cabe decir que, las autoridades aún no han expedido ni un solo permiso a cultivadores de cannabis, lo que significa que el potencial de esta industria está muy lejos de ser explotado.

El futuro de la industria del cannabis medicinal en Zambia pende de un hilo. En un discurso pronunciado en 2018, el ministro de Sanidad el Dr. Chitalu Chilufya, declaró que el gobierno no tenía intención de expedir permisos en el futuro. El año anterior, el ministro Kampyongo afirmó que la legalización del cannabis medicinal no haría más que incrementar el consumo recreativo.

Esto, unido a la estigmatización continuada del cannabis, hace que sea poco probable que los zambianos vayan a tener acceso a productos de cannabis medicinal en un futuro próximo.

Aunque, por otra parte, existen indicios que contradicen lo anterior. Chilufya también reunió a un equipo para visitar otros países en los que se produce cannabis medicinal. El equipo aún tiene que proporcionar actualizaciones sobre sus prospecciones pero, si su experiencia es positiva, puede que se allane el camino para la industria del cannabis medicinal en Zambia.

Un dato que lleva en cierta medida a la confusión: Chilufya había incluido anteriormente enfermedades que podrían tratarse con cannabis, entre ellas:

  • Dolor crónico
  • Náuseas y vómitos (p. ej., después de un sesión de quimioterapia)
  • Pérdida de apetito asociado con determinadas enfermedades
  • Epilepsia
  • Glaucoma
  • Esclerosis múltiple

A pesar de que algunos políticos de Zambia han mostrado siempre su negativa ante la legalización del uso del cannabis para fines medicinales, otras figuras destacadas han hablado de sus beneficios. Por ejemplo, el Dr. Aaron Mujajati, presidente de la Asociación Médica de Zambia, dijo en 2017: «El cannabis medicinal funciona. No soy economista, por lo que no puedo hablar con conocimiento de causa sobre los beneficios económicos. Los riesgos se pueden gestionar; legalicen el cannabis medicinal.»

De igual modo, se dice que Bwalya Nondo, portavoz del Partido de Restauración Nacional, ha afirmado que la legalización del cannabis medicinal ya debía haberse materializado hace tiempo.

Solicitar un permiso para el cultivo de cannabis medicinal

Si una empresa desea solicitar un permiso para cultivar cannabis en Zambia, debe rellenar una solicitud para ZAMRA (la entidad encargada de supervisar este proceso). Los permisos solo se pueden obtener tras pagar una tasa, aunque no existe un importe establecido, sino que el precio viene determinado por el ministro, quien podrá revocar, modificar o suspender el permiso en cualquier momento.

Cáñamo industrial en Zambia

Es ilegal cultivar cáñamo en Zambia ya que la planta no se considera diferente al cannabis. Sin embargo, el Lusaka Times publicó un artículo en 2018 sobre el proyecto de ley agrícola (Farm Bill) de EE.UU. (que legalizaba el cultivo de cáñamo a nivel federal), destacando el potencial económico de dicho cultivo.

Dado que Zambia es un país empobrecido, el cáñamo como cultivo legal podría contribuir a la economía y dotar a los agricultores de una alternativa legal al cultivo de cannabis. Sin embargo, el gobierno no ha dado ninguna indicación que haga pensar que la legislación sobre el cáñamo vaya a cambiar a corto plazo.

Conviene saber

Si va a viajar a Zambia (o si reside en el país), tal vez le interese saber lo siguiente:

Historia del cannabis

La planta del cannabis no es propia de África y no se sabe exactamente cuándo se introdujo en el continente. Los expertos creen que podrían haber sido los comerciantes árabes los que la introdujeron hace varios siglos, aunque otros opinan que debieron de ser comerciantes asiáticos.

Las evidencias más tempranas sobre el cannabis en África se descubrieron en Etiopía. Unos arqueólogos encontraron dos cuencos para pipas que contenían restos de la planta que databan del siglo XIV. Se cree que lo más probable es que el cannabis se fuera extendiendo por otras zonas del continente (como Zambia) a través de las tribus bantúes, mayormente nómadas.

Fuera cual fuera el momento, una cosa es cierta: la planta prosperó gracias al cálido clima. Es más, el explorador David Livingston escribió que el uso de «esta perniciosa hierba se extiende por todas las tribus del interior», lo que incluiría Zambia.

Países como Zambia llevaron el cannabis a Brasil a través del comercio de esclavos. El cannabis viajó desde ahí hasta las costas más occidentales del continente y los esclavos llevados a Sudamérica llevaban cannabis consigo a menudo escondido en muñecas de trapo.

El cannabis ha sido siempre un cultivo importante para la gente del país y es, incluso hoy en día, la droga más comúnmente consumida. Las variedades de sátiva pura son bien conocidas en la región. La apariencia y el efecto es muy similar a la famosa variedad sátiva de Malawi.

Actitudes ante el cannabis

Las actitudes ante el cannabis en Zambia son complejas. Un importante sector de la población lo consume y, además, su uso crece entre la gente joven del país; tanto en zonas rurales como urbanas. Esto es prueba de la popularidad de la droga por todo el país.

A pesar de ello, el uso del cannabis sigue estando estigmatizado. Se le considera una sustancia de «puerta de entrada» hacia drogas más peligrosas y se sigue creyendo que causa enfermedades mentales, algo que las investigaciones descartan año tras año.

¿Se legalizará en un futuro?

En el momento actual, es difícil predecir si Zambia modificará su legislación sobre el cannabis. Por una parte, existen indicios de que el gobierno está explorando opciones con respecto al cannabis medicinal. Cierto es que legalizar la industria del cáñamo supondría una importante fuente de ingresos para la débil economía de Zambia.

Pero no parece muy probable que el uso recreativo del cannabis se vaya a legalizar en un futuro próximo. Viendo que otros países africanos (como Sudáfrica) están despenalizando el consumo de cannabis, el gobierno zambiano se verá influido para hacerlo también en el futuro.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Author and Expert

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba