by Micha on 22/04/2016 | Cultivo Legal & Política

Primer permiso para el cultivo de cannabis medicinal en Alemania

03/10/2016: Se concede el permiso de cultivo

Se permite a un paciente de EM cultivar su propia medicina legalmente

 

El 28 de septiembre de 2016, el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos (BfArM) concedió el primer permiso de cultivo de cannabis para fines medicinales y personales.

 

Con la decisión histórica del 6 de abril de este año, la Sala Tercera del Tribunal Federal Administrativo obligaba al Ministerio de Sanidad Federal Alemán a conceder dicho permiso de cultivo. Por ahora, la licencia es válida hasta el 30 de junio de 2017. Si el seguro sanitario de los pacientes sigue sin cubrir el coste de las flores de cannabis medicinal para esta fecha, se ampliará la licencia.

 

Como escribe Deutscher Hanfverband (DHV), es probable que el BfArM conceda a otros pacientes dicho permiso de cultivo. La autoridad ha anunciado que podrá conceder más permisos para casos similares.

×

Juicio definitivo El 6 de abril de 2016, la Sala Tercera del Tribunal Federal Administrativo llegó a una decisión histórica de importancia fundamental para los pacientes de cannabis: se concedió un permiso a una mujer de 52 años, paciente de esclerosis múltiple, para cultivar cannabis en casa. Más sobre la decisión, jurídicamente vinculante, y el contexto de la autorización del cultivo de cannabis aquí.


Primer permiso para el cultivo de cannabis medicinal en Alemania

Sentencia histórica en el Tribunal Supremo

El 6 de abril de 2016, la Sala Tercera del Tribunal Federal Administrativo llegó a una decisión histórica, que es de importancia fundamental para los pacientes de cannabis: Aunque la sentencia es una decisión individual, los jueces han ordenado al Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos (BfArM) que conceda un permiso a una mujer de 52 años de edad, paciente de esclerosis múltiple, para cultivar cannabis en casa. Por lo tanto, por primera vez en Alemania habrá un permiso para el cultivo de cannabis como parte del, según el texto oficial, «autotratamiento médicamente asistido con flores de cannabis.»

Michael F., de 52 años de edad, tiene esclerosis múltiple desde 1985 y presentó su primera solicitud para cultivar cannabis como parte de su autotratamiento en el año 2000. Las flores de cannabis medicinal todavía estaban prohibidas en Alemania en ese momento, y la solicitud se encontró con numerosos denegaciones, actuaciones judiciales y una orden de registro, en virtud de la cual F. vio como se incautaba su medicina de cosecha propia. El Sr. F. fue el primer paciente de Alemania en ser absuelto de cultivo y de posesión ilegal sobre la base de una «necesidad justificada.» La policía incluso tuvo que devolverle la marihuana confiscada en 2004. Por supuesto, después de la introducción de las excepciones para el cannabis medicinal, Michael F. también fue uno de los primeros en recibir un documento de este tipo del BfArM. El problema era que no podía permitirse el lujo de las flores que cuestan 15 €/gramo a pesar de su exención, y la compañía de su seguro médico se negaba a pagar el cannabis medicinal por principios.

Una batalla de dieciséis años

Tras la denegación de su solicitud para cultivar cannabis en su casa, el paciente presentó una demanda contra el Estado de la República Federal de Alemania con el fin de forzarlo a permitirle cultivar la planta para poder cuidar de si mismo de forma excepcional. A pesar de que ganó los dos primeros casos en 2011 y 2014, el Ministerio de Sanidad apeló después de cada derrota. Así pues, el 6 de abril, el caso llegó ante el Tribunal Federal Administrativo de Leipzig, Alemania, que es el tribunal más alto y el último al que llegan los procesos constitucionales. En una sentencia formulada con precisión, el Tribunal Federal Administrativo dio instrucciones al estado de la República Federal de Alemania para que le concedieran al demandante el permiso solicitado.

«Lleva tratando los síntomas de su enfermedad mediante el uso regular de cannabis desde alrededor de 1987. Más recientemente, ha sido absuelto de un cargo de posesión y cultivo ilegal de narcóticos en enero de 2005. El tribunal penal considera sus acciones justificadas porque no había ninguna otra terapia alternativa disponible para él […].

Según el artículo 3, apartado 2, de la Ley de estupefacientes (BtMG), el BfArM podrá conceder un permiso para el cultivo de cannabis sólo en circunstancias excepcionales, para fines de interés científicos o públicos. En este caso excepcional, el tratamiento de la parte demandante, gravemente enferma, con cannabis de cosecha propia es de interés público, ya que, según las conclusiones del Tribunal de Apelación, la ingestión de cannabis conduce a un considerable alivio de sus síntomas, y actualmente no hay ningún otro fármaco igualmente eficaz y asequible a su disposición. La compra del llamado cannabis medicinal en una farmacia (que también requiere un permiso) no es adecuado como tratamiento alternativo por razones de coste. Su compañía del seguro médico se ha negado en repetidas ocasiones a pagar los costes. […]. Por otra parte, como resultado de años de autotratamiento, la parte demandante tiene ahora una amplia experiencia en cuanto a la eficacia y la dosificación de la variedad de cannabis que cultiva. Además, tanto el cultivo como el tratamiento se realizan bajo supervisión médica. El permiso tampoco podrá ser denegado en virtud de la Convención Internacional Única sobre Estupefacientes de 1961. En estas condiciones, la concesión de la exención es […] legalmente obligatoria, lo que significa que la discrecionalidad de las autoridades se reduce de manera efectiva «a cero». La autoridad del BfArM para conceder permisos con disposiciones adicionales no se ve afectada», según el comunicado de prensa del tribunal.

Las «disposiciones adicionales «

Las disposiciones adicionales se refieren a las garantías necesarias para la zona de cultivo. Al BfArM no le queda mucho margen de maniobra: el organismo ya ha intentado obstruir la concesión de permisos de cultivo mediante la imposición de requisitos de seguridad que han costado decenas de miles de euros a los pacientes. Esta argucia ya se ha declarado ilegal en los tribunales. En el caso de Günther Weiglein, las garantías propuestas por el paciente, con las que puede cumplir por unos pocos cientos de euros, fueron declaradas suficientes por el Tribunal Administrativo de Colonia. Sin embargo, el Ministerio Federal de Sanidad también recurrió esta sentencia en 2014, por lo que Günther Weiglein todavía no tiene un permiso a día de hoy. Su caso se presentará ante el Tribunal Supremo en un futuro próximo. Si el BfArM no ha ofrecido al Sr. Fischer una opción viable para cultivar su propia medicina para entonces, este último asunto también se decidirá en los tribunales. Sin embargo, el Gobierno Federal no tiene interés en proseguir con el caso después de este juicio. El Tribunal Federal Administrativo tuvo la última palabra en la derrota del gobierno por la aprobación excepcional para la adquisición y posesión de cannabis en las farmacias en 2005, antes de que las primeras flores medicinales fueron importadas de los Países Bajos por Bedrocan. Es cierto que el gobierno, definitivamente, ha fracasado en su intento de impedir el cultivo de cannabis medicinal a los pacientes. Cuando, hace más de una década, los pacientes de cannabis fueron obligados a llevar su lucha por el derecho a la atención médica a los tribunales, el estado quiso evitar que consiguieran las flores de cannabis de verdad a toda costa. A lo sumo, estuvo dispuesto a debatir sobre los medicamentos derivados del cannabis estandarizados como Sativex o Dronabinol. Doce años más tarde, la creación de una Agencia del Cannabis es un trato hecho, pronto se permitirá al primer paciente cultivar su propio cannabis, y en un futuro previsible, aquellos que no puedan, o no quieran, hacerlo tendrán la oportunidad de conseguir la medicina cultivada bajo condiciones controladas con el sello de una agencia estatal del cannabis. Es decir, a menos que el gobierno empiece a suministrar la medicina a precios asequibles en un futuro próximo. Sin embargo, no sólo es improbable, sino imposible. La creación de una agencia del cannabis, y el desarrollo de las ventas y la producción van a llevar años, si comparamos Alemania con otros países, como Canadá. Al mismo tiempo, la demanda aumentará, debido a que las excepciones serán sustituidas por prescripciones médicas regulares en virtud de un proyecto de reforma legislativa. Eso a su vez dará lugar a un rápido aumento del número de pacientes a corto plazo. Hace unos meses, las autoridades ni se esperaban estar enfrentándose a una revancha por su postura obstinada tan pronto ni tan a fondo.

Primera reacción a la sentencia final: empieza la presión

«La Asociación [alemana] para los Medicamentos con Cannabinoides (AMC), invita a los pacientes de cannabis, con permiso en Alemania, a presentar un formulario para el cultivo de su propia medicina con el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos (BfArM). Al hacerlo, crece la presión sobre el Gobierno, especialmente tras el veredicto de la Corte Administrativa Federal.», afirma el Dr. Franjo Grotenhermen, Presidente de la ACM.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?