by Micha on 27/11/2014 | Cannabis Noticias

A qué obstáculos se enfrenta el Cannabis natural como medicina

Muchos países de la UE ya han aprobado Sativex, aunque en Alemania sólo está indicado médicamente en casos muy limitados. Ocurre una historia parecida con el Dronabinol (Marinol), ya que, en general, las compañías de seguros médicos se niegan a reembolsar el coste que supone adquirir este principio activo de THC-Pharm. Dado que el dronabinol es mucho más caro que los, ya demasiado costosos, cogollos o flores de cannabis medicinal disponibles en Alemania, el dronabinol no suele ser una alternativa viable a la hierba cultivada por los propios pacientes alemanes, u obtenida en el mercado negro.


El “camino especial” alemán es un compromiso vago

Bedrocan Sensi Seeds blogMuchos países de la UE ya han aprobado Sativex, aunque en Alemania sólo está indicado médicamente en casos muy limitados. Ocurre una historia parecida con el Dronabinol (Marinol), ya que, en general, las compañías de seguros médicos se niegan a reembolsar el coste que supone adquirir este principio activo de THC-Pharm. Dado que el dronabinol es mucho más caro que los, ya demasiado costosos, cogollos o flores de cannabis medicinal disponibles en Alemania, el dronabinol no suele ser una alternativa viable a la hierba cultivada por los propios pacientes alemanes, u obtenida en el mercado negro. Poco menos de trescientos pacientes de cannabis que viven en Alemania poseen un certificado de exención para la importación de las flores medicinales holandesas producidas por Bedrocan. En los Países Bajos, estos cogollos le cuestan a los pacientes entre seis y siete euros, dependiendo de la farmacia a la que acudan. En Alemania, la misma medicina cuesta entre 15 y 20 euros el gramo, unos gastos que las compañías de seguros médicos, por supuesto, no reembolsan porque no es un medicamento aprobado en el país, sino que simplemente tiene un certificado de exención. Por otra parte, los políticos alemanes, con la excepción de la aprobación de Sativex, no se han mostrado dispuestos a comprometerse voluntariamente. Todos los derechos de los que disponen los pacientes de cannabis medicinal han tenido que ser probados en los tribunales durante los últimos diez años. Además, los juzgados se van a mantener ocupados con la gente que cultiva marihuana para su consumo personal, ya que está claro que la Agencia Federal del Opio tiene la intención de apelar contra Günter Weiglein y otros dos pacientes. Como resultado, las personas afectadas apenas pueden pagar su medicina durante más tiempo, y no pueden producir su propia marihuana a pesar del fallo positivo del pasado verano. Además de que no se está pagando el gasto que suponen los cogollos medicinales, muchos pacientes también se quejan de lo difícil que resulta encontrar determinados productos. Por ejemplo, la variedad Bediol, que tiene un alto contenido en CBD, no estará disponible para los pacientes en Alemania antes de finales de año, como muy pronto. Alemania tampoco tiene una agencia del cannabis, algo que los países con un programa de cannabis realmente deberían establecer. Aunque existen regulaciones administrativas vigentes para los pacientes de cannabis, no existe un procedimiento estándar para obtener un certificado de exención para los cogollos de cannabis medicinal. Básicamente, el camino que deben seguir los posibles pacientes resulta interminable y está lleno de obstáculos, pero, sin duda, se puede recorrer. Esta breve descripción pretende servir de resumen de la situación actual, y responder a las preguntas más urgentes que surgieron, en repetidas ocasiones, en la primera Asamblea de Pacientes de Berlín.

Por prescripción médica: Dronabinol & Co

Dronabinol Sensi Seeds blogLos médicos de cualquier especialidad pueden prescribir Dronabinol (‘Marinol’), Nabilon y Sativex (‘Sativex’) como anestésicos en receta. En principio, los medicamentos a base de cannabis pueden recetarse para todo tipo de enfermedades, si el médico y el paciente esperan tener éxito con el tratamiento.

No se necesita receta médica para los anestésicos como el ingrediente activo cannabidiol (CBD). El CDB se vende como una sustancia activa por la empresa THC-Pharm, con sede en Fráncfort, y se puede dispensar con una simple receta. Sin embargo, las compañías de seguros médicos tampoco se hacen cargo de este coste, y es dudoso que lo hagan en el futuro.

Sativex Sensi Seeds blogLo mismo ocurre con otros medicamentos a base de cannabis: con la excepción de Sativex para pacientes con esclerosis múltiple, el reembolso es la excepción y no la regla. Con el dronabinol, en concreto, para el que oficialmente se reconocen tres casos indicados (pérdida de apetito debido al VIH, esclerosis múltiple y cáncer), a las compañías de seguros les gusta esgrimir que se ha producido un “Uso No Autorizado” cuando se trata de reembolsar los costes a los pacientes con dolor que no se encuentran en ninguno de los tres casos indicados. Muchos médicos tienen miedo de recetar medicamentos a base de cannabis bajo prescripción médica de los servicios de salud pública, debido a que la compañía de seguros médicos primero tendría que realizar el pago y, posteriormente, reclamárselo al médico.

En una ocasión, un médico de Potsdam, que salvó la vida de un paciente con cáncer de lengua mediante el uso de dronabinol, tuvo que pagar 70.000 € a la compañía de seguros, antes de ganar el caso, que se prolongó durante varios años, contra la misma compañía. Esta incertidumbre en torno a las prescripciones del servicio de salud pública, que puede costar a los médicos una gran cantidad de dinero, también asusta y quita la idea a un montón de facultativos de prescribir medicamentos derivados del cannabis. Para encontrar un médico que esté preparado para prescribir un medicamento a base de cannabis y tomar la decisión más fácil para él, es mejor pedir una receta a un seguro médico privado. Esto significa que tú eres, personalmente, responsable de los costes y también puedes solicitar a la compañía de seguros de salud pública que te reembolse el dinero gastado.

Fármacos Preparados o cogollos – lo importante es que no tenga tratamiento

Medical marijuana is shown in a jar at The Joint Cooperative in SeattleCon los años, muchos pacientes han señalado que el producto natural les resulta de mucha más ayuda, en su caso individual, que el medicamento elaborado a partir de una extracción. Los primeros pacientes tuvieron que acudir a los tribunales para conseguir un permiso de importación, pero ahora existe un procedimiento establecido para la expedición de dichos permisos. Los pacientes deben solicitar un certificado de exención en virtud de § 3 cláusula 2 de la Ley de Estupefacientes.

Lamentablemente, casi ningún médico se ha enfrentado todavía a este obstáculo burocrático. Cuando un paciente menciona el cannabis a un médico de cabecera, generalmente se considera que está un poco chiflado. Ni siquiera es fácil encontrar un profesional de la salud que tenga conocimiento del cannabis como una forma alternativa de tratamiento medicinal, por lo que mejor ni hablar de encontrar a uno que sepa lo fácil que es prescribir Dronabinol, Nabilon o Sativex. Se puede prescribir directamente para ciertos síntomas, pero para diagnósticos tales como el dolor crónico o la epilepsia, el paciente debe sufrir una enfermedad para la que no exista tratamiento. Una enfermedad que no tiene tratamiento significa que el uso de fármacos tradicionales ha demostrado que no son eficaces ni tienen un efecto positivo. Además, el paciente tiene que llevar un registro durante tres meses sobre por qué la medicina convencional no tiene la eficacia suficiente. Entonces, como documentación, el médico y el paciente deben elaborar un registro de la frecuencia del dolor o de los ataques. Si la enfermedad del paciente no tiene tratamiento, el médico también puede prescribir medicamentos derivados del cannabis para indicaciones distintas de las mencionadas oficialmente.

La solicitud del certificado de exención para los cogollos de cannabis medicinal de los Países Bajos

Incluso muchos médicos que ya han trabajado con Dronabinol o Sativex desconocen el mencionado “certificado de exención en virtud del § 3 Cláusula 2 de la Ley de Estupefacientes” correspondiente a la obtención de cogollos de marihuana para su consumo en el contexto del auto-tratamiento con supervisión y apoyo médico”. Ayudar a un paciente a lo largo del proceso de solicitud es también un territorio completamente nuevo para los médicos y les resulta aterrador.

Los posibles pacientes deben dar al médico una copia impresa de la solicitud. Este artículo de la revista médica alemana ‘Ärzteblatt’ también puede ser útil “Das Therapeutische Potenzial von Cannabis und Cannabinoiden” [El potencial terapéutico del cannabis y de los cannabinoides]. Normalmente, un artículo de una revista médica tiene un mayor impacto que un paciente intentando evangelizar y convertir a un médico.

¿Cuándo puede ayudar el cannabis como medicina?

Con respecto al uso del cannabis, se hace una distinción en el caso de las enfermedades para las que

  • el cannabis como medicina ha sido adecuadamente investigado;
  • hay certificados de exención para estos diagnósticos específicos;
  • se pueden demostrar las posibles aplicaciones para lo que sólo existían valores empíricos hasta la fecha.

En algunas dolencias, resulta eficaz una combinación de THC y CDB, mientras que en otras aplicaciones sólo uno de estos dos ingredientes activos influirá en el pronóstico. El Dr. Franjo Grotenhermen, Presidente del Grupo de Trabajo sobre el Cannabis como Medicina (ACM), cita los siguientes diagnósticos: espasticidad, alteraciones del movimiento, estados de dolor, pérdida de apetito y pérdida de peso, náuseas y vómitos, glaucoma, epilepsia, síndrome de abstinencia, el asma, la enfermedad de Alzheimer, la depresión, inflamaciones, alergias, picazón y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, TDAH. La revista ACM y el sitio web de ACM publican, constantemente, las últimas aportaciones de la investigación más actualizada sobre medicamentos a base de cannabinoides.

¿Qué diagnósticos justifican un certificado de exención?

cannabinoid chart Sensi Seeds blogLa mayoría de los pacientes a los que se ha concedido un certificado de exención padecen de: dolor crónico, esclerosis múltiple, síndrome de Tourette, depresión, así como TDAH y epilepsia. Los certificados de exención para la enfermedad de Crohn, o para el glaucoma, siguen siendo relativamente poco frecuentes. Se puede encontrar una lista con todos los diagnósticos, para los que se ha facilitado un permiso de importación para el cannabis Bedrocan hasta la fecha, en el Informe de Fármacos Alternativos publicado por akzept e.V.

Al igual que recetar medicamentos derivados del cannabis, un certificado de exención para los cogollos de cannabis medicinal es, en principio, una opción para muchas enfermedades. Como prueba, la literatura científica pertinente tiene que incluir una referencia a la efectividad, o tiene que presentar datos que documenten la curación con éxito del individuo. Una “mejora subjetiva de la enfermedad” también puede representar un beneficio medicinal si puede justificarse con la documentación. Suele resultar difícil aportar pruebas en el caso de las enfermedades raras, o poco investigadas, por lo que un consultor y especialista en medicina de cannabinoides deberían trabajar en la solicitud, conjuntamente, porque la autoridad de aprobación requiere una evaluación del riesgo-beneficio del consumo de cannabis. El Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos (Bundesinstitut für Arzneimittel und Medizinprodukte, BfArM) debe estar en condiciones de comprender, sobre la base de la documentación, por qué el cannabis es la única medicina, en ausencia de alternativas terapéuticas adecuadas y disponibles, que tiene un impacto positivo en el pronóstico individual.

Toda la información relevante para los pacientes, los médicos y los farmacéuticos con respecto a la solicitud y la prescripción de los medicamentos a base de cannabis, como Dronabinol, Nabilon y Sativex, se puede encontrar en las “Orientaciones sobre la solicitud de un certificado de exención de la Agencia Federal del Opio para el uso medicinal del cannabis” (“Anleitung zur Beantragung einer Ausnahmegenehmigung zur medizinischen Verwendung von el Cannabis bei der Bundesopiumstelle”) elaboradas por el Dr. Franjo Grotenhermen.

Resumen

Dependiendo del caso médicamente indicado, es medianamente difícil conseguir medicamentos preparados derivados del cannabis con receta médica. Cuando se trata de la planta, se vuelve complejo, pero tiene solución. Alemania tiene que proporcionar a los pacientes el cannabis tanto si quiere como si no, porque algunos pacientes han acudido a los tribunales para obtenerlo. Importar resulta muy caro debido al transporte, y el precio de venta en Alemania está entre 9 y 14 euros por gramo, básicamente, más que el propio cogollo. El gobierno alemán lleva años negándose a permitir que el medicamento se produzca en el país, ya que no quiere establecer una agencia del cannabis. Después de todo, una agencia del cannabis significaría la regulación y, lo más importante, la estandarización de los medicamentos de cannabis natural. En Alemania, el país con el lobby farmacéutico más poderoso de la Unión Europea, esto no resulta conveniente a nivel político. Por esta razón, se ha establecido el modelo de importación, terriblemente burocrático, conocido como “Certificado de exención en virtud del § 3 Cláusula 2 de la Ley de Estupefacientes”. Es una manera de protegerse contra las demandas de más pacientes y, al mismo tiempo, de crear enormes obstáculos que muchos enfermos no pueden superar por su cuenta. Por lo menos, de momento.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?