Where |Sudáfrica

Capital |Pretoria, Ciudad del Cabo, Bloemfontein

Inhabitants |52981991

Legal Status |illegal

Medical Program |no

by Seshata on 11/07/2013 | Legal & Política

Cannabis en Sudáfrica

Sudáfrica Sudáfrica es uno de los productores y exportadores de cannabis más importantes del mundo y principal centro neurálgico del comercio de cannabis en la zona.


 

El precio excepcionalmente bajo al que se vende el cannabis comercialmente en Sudáfrica supone que los beneficios generados en el mercado ilícito mundial son enormes, incluso superiores a los de la heroína y la cocaína.

Derecho y Política Internacional

Aunque el cannabis es ilegal en Sudáfrica, la magnitud de la industria es suficiente para hacer que la mayoría de los esfuerzos realizados para erradicarla resulten ineficaces. La corrupción generalizada dentro de la policía también conduce a un sistema en el que los delincuentes con recursos económicos suficientes pueden evitar fácilmente la atención no deseada mediante el pago de sobornos.

Cannabis in South Africa 1
La montañosas tierras altas del norte de Sudáfrica resultan perfectas para el cultivo de cannabis (J Knutzen)

Debido a la situación de Sudáfrica como centro neurálgico del narcotráfico de la zona (y como la zona de tránsito más grande en el continente), el país se ha enfrentado durante mucho tiempo a la presión internacional para frenar la industria del cannabis, junto con otras industrias de drogas ilegales cuya importancia también está aumentando rápidamente.

Se cree que los cárteles sudamericanos están trasladando parcialmente las operaciones de procesamiento de cocaína y metanfetaminas a zonas del oeste y del sur de África. Como resultado, EE.UU. ha comenzado la formación de escuadrones de élite de agentes antinarcóticos en todo el continente. Hasta el momento, las operaciones antinarcóticos de Estados Unidos se han limitado a Senegal, Ghana, Nigeria y Kenia, aunque también se ha prestado ayuda y se ha proporcionado entrenamiento al Servicio de Policía de Sudáfrica por parte de la Oficina para Asuntos Narcóticos Internacionales y Aplicación de la ley de EE.UU.

El principal organismo regulador responsable de la política de drogas en Sudáfrica es la Autoridad Central de Drogas (CDA), que se opone a la despenalización del cannabis. En 2009, Wikileaks publicó el siguiente informe de la CDA, Informe sobre la Posición de Sudáfrica respecto al Cannabis, que hasta entonces había sido mantenido en secreto por las autoridades sudafricanas. Este documento reitera la postura oficial del gobierno sobre la necesidad de la prohibición para preservar la salud pública y ha sido objeto de críticas debido a su dudosa base científica.

Arrestos y Condenas relacionados con el Cannabis

De acuerdo con la legislación sudafricana, el cannabis está en la Categoría I de la Lista de Estupefacientes, aunque es probable que la posesión de pequeñas cantidades resulte en una multa o una advertencia. Es posible que los casos de tráfico y suministro terminen con una pena máxima de prisión de 25 años, pero rara vez se dictan este tipo de sentencias debido a la alta incidencia de la corrupción.

Es mucho más probable que la ley se dirija, por lo general, a las personas que actuan como mulas, en parte para aplacar la demanda internacional. El uso de mulas es una táctica común entre los traficantes de Sudáfrica, ya que el coste por envío sigue siendo bajo y la mula se considera como algo prescindible (aunque se pueden pagar las multas y los sobornos con el «generoso» dinero de los que lo financian). Se envían varias mulas, que por lo general llevan entre diez y cincuenta kilos de cannabis cada una, y mientras que la posibilidad de que la mayoría lo consiga siga siendo alta, el coste de los paquetes perdidos se verá más que compensado.

En 2011, se reclutó a un grupo de veinte mulas para transportar 20 kg cada una al Reino Unido. Diez fueron detenidas y diez lo consiguieron. Con un valor estimado de venta al por mayor de alrededor de 1.000 £/ kg en el Reino Unido y una inversión de tan poco como 20 £/kg en Sudáfrica, los márgenes son tan elevados que todavía producen un beneficio enorme, incluso cuando se tienen en cuenta los billetes de avión, los gastos de alojamiento y los pagos a las mulas.

A menudo, las mulas sudafricanas son blancos y mujeres, que se ven obligados a llevar a cabo este tipo de iniciativas de alto riesgo debido a su desesperada situación económica. Es muy probable que los arrestos a traficantes ocurran en los países de destino o durante el itinerario. En la actualidad, más de 600 sudafricanos están en prisión preventiva o cumpliendo penas privativas de libertad en cárceles extranjeras, de las cuales casi la mitad están en América del Sur.

El Comercio de Cannabis en Sudáfrica

Cannabis in South Africa 2.
KwaZulu-Natal, región de Sudáfrica que produce una gran cantidad de cannabis al año (Jessica Eriksson)

Sudáfrica es un lugar atractivo para los traficantes, ya que sus extensas y porosas fronteras (tanto por mar como por tierra) y la falta de aplicación de las leyes permite una gran cantidad de actividades ilícitas, con pocas amenazas de intervención policial. También cuenta con una extensa área de tierra perfecta para la producción de cannabis y con un clima muy favorable. El cannabis es un cultivo vital para la población agrícola pobre de Sudáfrica y muchas familias rurales complementan sus ingresos mediante el cultivo de pequeñas parcelas. Se cree que estas pequeñas cosechas comprenden la mayor parte de la producción nacional del país, ya que apenas hay pruebas de que exista un cultivo a gran escala o tipo plantación.

El cannabis se produce, sobre todo, en las zonas montañosas y remotas, así como en la periferia de las tierras de cultivo que son históricamente propiedad de los colonos blancos, mientras que la mayoría de los traficantes son blancos, la mayoría de los agricultores de cannabis en Sudáfrica son negros. Las regiones que producen la mayor parte del cannabis son la Provincia Oriental del Cabo, KwaZulu-Natal, Limpopo y Mpumalanga.

Las rutas de tráfico sudafricanas se extienden a todos los continentes y, en algunos casos, alcanzan un nivel de infiltración de mercado nunca visto por ningún otro país productor de cannabis. Por ejemplo, Irlanda depende notablemente de Sudáfrica. Hasta el año 2004, se pensaba que el 99% de todo el cannabis encontrado en Irlanda era de origen africano y más del 80% de los traficantes detenidos en Irlanda eran de Sudáfrica. Otros países africanos también dependen de las importaciones procedentes de Sudáfrica, como Namibia, que depende de ellas para el 80% del consumo interno.

Sudáfrica ha alcanzado ahora un nivel tan importante para el comercio de cannabis internacional que muchos de los países que la rodean, por ejemplo, Suazilandia, Tanzania y Lesoto, producen cannabis ahora principalmente para su exportación a la propia Sudáfrica. La mayor parte del cannabis sudafricano se consume en el mismo país, aunque las exportaciones anuales siguen siendo enormes.

Variedades Autóctonas de Cannabis de Sudáfrica

Cannabis in South Africa 3
Durban Poison, una variedad comercial criada con parentales de la variedad autóctona Durban , se encuentra con frecuencia en los dispensarios de los EE.UU. y en los coffeeshops de Ámsterdam por igual (C.P.)

Durban es, sin duda, la más famosa de las variedades locales de Sudáfrica y hubo un tiempo en que era frecuente encontrarla en los coffeeshops de Ámsterdam, aunque en la actualidad es más probable que cualquier tipo de cannabis «sudafricano» a la venta, en la mayoría de los establecimientos, sea de origen suazi.

Durban es una planta Sativa alta y larga, con hojas finas y dispersas, y pocas ramas. El periodo de floración es largo, como en la mayoría de las sativas del sur y el este de África, y su efecto es estimulante, cerebral y de alguna manera psicotrópico en dosis más grandes. Además de Durban, existen otras variedades sudafricanas que vale la pena destacar.

De la región de Transkei, la Rooibaard (Barbarroja) es muy apreciada y es otra sativa alta y fina con característicos pelos rojos y un tono rojizo en la resina producida. La KwaZulu es otra variedad, esta vez proveniente de las tierras altas del norte de la cordillera Drakenburg. Esta sativa tiene un tiempo de floración más corto, de unas 9-10 semanas, ya que se ha adaptado a la vida en la ladera de la montaña, y también ha desarrollado una excelente resistencia al moho y a las enfermedades.

Uso tradicional del Cannabis en Sudáfrica

Se cree que los comerciantes portugueses, árabes e indios fueron los responsables de traer el cannabis desde África oriental entre los siglos X y XV, cuando las tribus indígenas de la zona, particularmente las tribus bantúes como los suahili, ayudaron a su expansión hacia el sur y hacia el oeste. En Sudáfrica y en muchos países vecinos, el cannabis se conoce como dagga y se ha utilizado como parte de la vida de las tribus durante siglos.

Tradicionalmente, el acceso al cannabis estaba controlado y restringido por los ancianos de la tribu. Se utilizaba sobre todo para rituales, que solo se permitían de acuerdo con un conjunto de circunstancias muy formalizadas y – aunque está presente en todas partes- es poco probable que conduzca al abuso. Sin embargo, como las estructuras tribales tradicionales se descomponen y el estilo de vida se vuelve más moderno, los patrones de consumo están cambiando.

Actitudes modernas hacia el Cannabis

El consumo de cannabis en Sudáfrica está muy extendido y abarca a todos los grupos raciales, y actualmente es cada vez más común entre la población urbana y pobre. Se estima que el 65% de los sudafricanos consumen cannabis a la edad de 16 años y que en la actualidad hay más de 3 millones de consumidores habituales de cannabis.

El año pasado, la Comisión para el Fomento y Protección de los Derechos de las Comunidades Culturales, Religiosas y Lingüísticas recomendó que la política debía modificarse para permitir que los rastafaris lleven y consuman hasta 100 gramos de cannabis con fines espirituales. Este mismo mes, aproximadamente dos mil Rastas y otros entusiastas del cannabis se reunieron en Ciudad del Cabo para la Global Marijuana de Marzo 2013 – que en su mayor parte transcurrió sin incidentes, aunque se les advirtió a los manifestantes que fumar cannabis abiertamente supondría ser arrestado.

Cannabis in South Africa 5
La pareja Dagga, un equipo de activistas formado por marido y mujer, actualmente están presentando una petición al Tribunal Constitucional de Sudáfrica

El activismo del cannabis en Sudáfrica ha progresado más allá del punto de protestas populares en los últimos años: Iqela Lentsango, el Partido Dagga de Suráfrica, se creó en 2009 y ya ha presentado candidatos en las elecciones locales, aunque con poco éxito en las urnas. El grupo también participa activamente en la recogida de firmas y pidiendo al gobierno propuestas para cambios legislativos. La pareja Dagga, un equipo activista formado por marido y mujer, surgió tras sufrir un arresto muy duro por «traficar» con cannabis en 2010, y también se encuentran en proceso de solicitar al tribunal más alto de Sudáfrica, el Tribunal Constitucional, que reconsidere su postura hacia el cannabis.

Es importante que se documente tanto la historia como los acontecimientos recientes en todos los países en los que se está produciendo la guerra contra las drogas. Por esta razón, son fundamentales las organizaciones como Hash Marihuana & Hemp Museum en Ámsterdam, ya que intentan reunir todos los datos posibles a través de distintas fuentes fidedignas con el fin de proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual a nivel mundial.

 

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?

Where |Sudáfrica

Capital |Pretoria, Ciudad del Cabo, Bloemfontein

Inhabitants |52981991

Legal Status |illegal

Medical Program |no

Read More