Hojas de betel y nueces de areca: Usos, historial y beneficios frente a riesgos

Las nueces de areca (también llamadas nueces de betel) son semillas del catechu areca. Originalmente encontradas en el sudeste asiático, las nueces de betel han sido ampliamente utilizadas en Asia durante muchos años con fines sociales, religiosos y medicinales. Estas nueces tienen muchos beneficios médicos potenciales. Sin embargo, ¿compensan sus riesgos?

Se cree que más de 600 millones de personas mastican betel quid de forma regular, y esta práctica ha adquirido un estatus sagrado en muchas culturas en las que está muy extendida. De hecho, el alcohol, la nicotina y la cafeína son las únicas sustancias psicoactivas más comunes. Las hojas de betel tienen muchos beneficios potenciales para la salud, pero dependiendo de cómo se use, también hay riesgos claros involucrados.

Características y uso

La vid betel (Piper betle) de la que procede es miembro del género de la pimienta, que también contiene la planta sedante kava (Piper methysticum). La hoja de la vid de betel es valorada por su efecto estimulante, así como por sus diversas propiedades medicinales. Sin embargo, por lo general se mastica junto con la nuez de areca o se utiliza en el betel quid, que la Sociedad Americana del Cáncer clasifica como cancerígenos.

Historia del uso de betel

Es probable que el uso de betel se originara en los archipiélagos del sudeste asiático y luego se extendiera al continente, llegando primero a Vietnam y Tailandia. Luego llegaría a la India algún tiempo después.

La evidencia histórica indica que la hoja de betel y la nuez de areca han sido masticadas juntas durante miles de años. Los esqueletos fechados en el año 3.000 a.C. encontrados en la cueva de Duyong en las Filipinas muestran evidencia de masticación de betel, y textos indios que datan del año 504 a.C. también documentan su uso.

Uso cultural y tradicional del betel

La hoja de betel se consume generalmente como parte de un quid de betel: un bocado de nuez de areca picada y lima apagada (hidróxido de calcio), con la posible adición de tabaco, especias y otros ingredientes suplementarios, envueltos en hoja de betel. La saliva roja brillante característica que acompaña a la masticación de betel quid se produce debido a la arecolina compuesta, que se encuentra dentro de la nuez de areca.

En Vietnam, la hoja de betel y la nuez de areca son características prominentes en las ceremonias de boda tradicionales y en muchas otras situaciones formales. En Papúa Nueva Guinea, donde la preparación se conoce como buai, el uso de betel es prolífico y ocurre en cada esquina de la calle. La sustancia es apreciada por su capacidad para reducir el estrés y el hambre y aumentar la conciencia.

En la India, donde las quids se conocen como paan, masticar es algo cotidiano y es parte integral de muchos entornos sociales y ceremoniales. Las tiendas de paan venden muchas preparaciones diferentes, como el tambuki paan, con tabaco y especias, y el meethi paan, un brebaje dulce con coco, frutas en conserva y pétalos de rosa y diversas especias.

En la medicina popular, la masticación de betel quid se ha utilizado como remedio para el mal aliento, los parásitos intestinales, los dolores de cabeza y las infecciones de la piel. También se cree que facilita la comunicación con el mundo espiritual y fortalece las relaciones sociales y sexuales.

Cómo se prepara y se vende el betel

La producción y venta de hoja de betel varía según la localidad. En Sri Lanka, los agricultores de betel suelen vender sus existencias en cantidades al por mayor de 1.000 hojas, cuyo costo depende de la calidad y la disponibilidad. En Malasia, los agricultores suelen vender directamente al consumidor, en paquetes de diez hojas.

En Taiwán, única en el mundo de la masticación de betel, las preparaciones de betel se venden en puestos de venta en carretera por «bellezas de la nuez de betel«: mujeres jóvenes, a menudo de orígenes empobrecidos, que se visten típicamente con ropa reveladora. Este fenómeno ha provocado cierta controversia y es en gran medida incongruente con las prácticas más tradicionales que existen en otros lugares.

En muchas regiones de masticación de betel, el betel se compra en forma de una libra preparada. Estas libretas bien envueltas a menudo sólo pueden ser preparadas por personas experimentadas y altamente capacitadas. En la India, un fabricante de quids de betel puede ser conocido como paanwala, panwari o panwadi, dependiendo de la ubicación.

Características, distribución y hábitat del betel

Como vid, el betel requiere un árbol compañero o una estructura de soporte similar para crecer. Es una planta perenne de hoja perenne, con hojas cordiformes (en forma de corazón) u ovales, rígidas y de color blanco (un tipo de estructura floral sin pétalos, y flores agrupadas firmemente a lo largo de un tallo central).

La vid de betel crece en todo el sur y sureste de Asia, y también se cultiva en Madagascar y en algunas partes del Caribe. El betel florece en arcillas o margas arenosas fértiles y bien drenadas con un rango de pH de 5.6-8.2, y se encuentra típicamente en tierras altas. No tolera suelos salinos o fuertemente alcalinos, y prefiere un clima tropical suave (15-40°C / 60 – 104°F) con alta humedad relativa (40-80%) y precipitaciones regulares (2250-4750 mm por año). 

Aunque la mayoría de las plantas con estructuras de catkin son monoicas, se ha demostrado que la vid de betel es dioica. Los machos típicamente exhiben estructuras de hojas ovaladas, mientras que las hembras tienen hojas cordiformes.

Cómo se cultiva el betel

La vid de betel se cultiva ampliamente en las parcelas conocidas como barouj. Las plantas acompañantes, como los árboles de Agathi (Sesbania grandiflora), se establecen primero y se rematan a una altura de unos cuatro metros. A continuación, se preparan los lechos para las propias viñas, que tienen aproximadamente 180 cm de ancho. A continuación, las vides se colocan a unos 45 cm de distancia.

El betel se propaga por medios vegetativos: En lugar de plantar semillas, se utilizan esquejes del tallo. Se toman de los puntos terminales de los tallos y suelen tener una longitud de 30-45 cm. Para cultivar una hectárea de betel se necesitan 100.000 esquejes.

Una vez que los esquejes han arraigado y comenzado a crecer, son entrenados para trepar a los árboles de apoyo; típicamente, se utiliza una fibra de plátano para fijar la vid al tronco de apoyo. Este procedimiento se repite una vez cada 15-20 días durante al menos tres meses, momento en el que puede comenzar la cosecha.

Algunas variedades y técnicas pueden requerir tiempos de cultivo más largos, de seis meses a un año. Por lo general, la vendimia no comienza hasta que las vides alcanzan los 150 cm de altura; en un año, algunas variedades pueden alcanzar alturas de 300 cm o más.

La vid de betel se planta generalmente al comienzo de la temporada de los monzones y se cosecha entre noviembre y febrero. Las hojas de betel son cosechadas por el lakh, una unidad numérica del sur de Asia que equivale a 100.000: una hectárea debería producir 75-100 lakh de hojas de betel (7,5-10 millones de hojas).

Efectos y farmacología de betel

Se cree que el leve efecto estimulante de Betel es causado por la acción de un grupo de moléculas que pertenecen a la clase fenilpropanoide de compuestos orgánicos. Esta gran clase de compuestos aromáticos a base de lípidos incluye muchas sustancias que son cruciales para varios sistemas y procesos que se encuentran en las plantas. Incluye secreciones oleosas y resinas que atraen a los polinizadores, o protegen contra la luz ultravioleta y la depredación de animales o insectos.

Cabe señalar que la aromaticidad en la química orgánica no se refiere a la verdadera fragancia, sino a compuestos que se basan en un anillo de benceno (un’anillo’ molecular de seis átomos de carbono unidos por enlaces covalentes dobles y simples alternados).

Por lo tanto, no todos los compuestos aromáticos tienen un olor perceptible, aunque muchos lo tienen. Los terpenos, por otra parte, son en su mayoría de olor fuerte y son responsables, al menos en parte, de la fragancia de muchas plantas, incluida la marihuana.

El aceite esencial que se puede extraer de las hojas de la vid de betel contiene varios fenilpropanoides. Varios de estos fenilpropanoides han sido aislados y estudiados, incluyendo chavibetol y eugenol. El chavibetol con olor a especias es uno de los principales componentes del aceite de betel, aunque algunos cultivares producen aceite que es más alto en el compuesto eugenol. También puede contener varios terpenos.

Los efectos medicinales del betel no se comprenden completamente. Hasta ahora, se sabe que el extracto de hoja de betel tiene propiedades antioxidantes, antifúngicas y antibacterianas, y a medida que la investigación continúa, es probable que se descubran otros beneficios potenciales.

Extracto de hoja de betel como agente anticancerígeno

Diversos estudios han sugerido que el extracto de hoja de betel (BLE) ejerce un efecto quimioprotector sobre el tejido animal. Un estudio realizado en 2006 sobre los efectos de la cúrcuma y el BLE en los cánceres orales de los hámsteres encontró que el desarrollo del tumor fue inhibido por el BLE solo, y que el efecto inhibidor fue reforzado por la adición de la cúrcuma.

En 2013, se publicó evidencia de que las líneas celulares de cáncer humano podrían ser tratadas con BLE. En este estudio, se encontró que el crecimiento de los cánceres de próstata humanos implantados en ratones estaba significativamente inhibido. Además, la cromatografía líquida y las pruebas de espectroscopia de masas revelaron la presencia del compuesto hidroxicavicol, así como del chavibetol; los extractos más altos en hidroxicavicol ejercieron un efecto inhibitorio más fuerte sobre el crecimiento tumoral, lo que indica su estatus como el principal compuesto anticancerígeno del BLE.

Además del hidroxicavicol, también se ha demostrado que el compuesto eugenol mata las líneas celulares de cáncer de colon humano in vitro. El eugenol también es conocido por ser un vasodilatador (una sustancia que permite que los vasos sanguíneos se dilaten) y un relajante muscular liso.  

Riesgos para la salud de la nuez de areca y la libra de tabaco

La nuez de areca (o nuez de betel), es la semilla de la palma de areca (Areca catechu). Proporciona un leve efecto estimulante, similar al de la hoja de betel, además de provocar sensaciones de calor corporal y una mayor agudeza mental.

Sin embargo, varios estudios han indicado que la nuez contiene compuestos cancerígenos, y las poblaciones en las que la masticación es generalizada tienen una prevalencia demostrablemente mayor de cánceres de boca y garganta. Desde hace varios años existen campañas en los medios de comunicación para concienciar e impulsar los controles sobre la nuez de areca y se han publicado muchos artículos, como este artículo de la BBC, que promueven la concienciación.

La hoja de betel también se ve masticada en combinación con el tabaco. La investigación ha demostrado que el tabaco contiene compuestos específicos de N-nitrosamina que son cancerígenos incluso cuando no se queman, pero cuya acción mutagénica es de hecho suprimida por el efecto anticancerígeno de la hoja de betel.

A pesar de que la hoja de betel podría suprimir hasta cierto punto este efecto cancerígeno del tabaco, es muy recomendable evitar masticar tabaco siempre que sea posible. Masticar tabaco junto con la nuez de areca aumenta aún más el efecto cancerígeno de la nuez.

Todavía se necesita mucha investigación para aclarar exactamente cómo beneficiarse con seguridad de las hojas de betel y cómo se comparan los riesgos y beneficios de la nuez. Según WebMD Medically, incluso la nuez puede ser útil para el glaucoma, mejorando la digestión, reduciendo los síntomas de la esquizofrenia y ayudando con los efectos secundarios de una apoplejía. Pero también está claro que puede haber una relación directa con graves peligros para la salud.

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones relativas al cultivo de cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que se revisen las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

1 comentario en “Hojas de betel y nueces de areca: Usos, historial y beneficios frente a riesgos”

  1. Tremenda informacion.super detallada.increible.felicidades.y adelante.fantastic ,well detailed complete and extremrly informative. A wealth of information.Thanks.

    A wealth of very detailed information. Extremely informative and educational. Thanks,and please continue.
    Felicidades. Tremenda informacion.muy detallada y completa. My extremadamente informativa. Adelante, y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Sanjai_Sinha

    Sanjai Sinha

    El Dr. Sanjai Sinha forma parte del personal docente de la facultad de medicina Centro Médico Weill Cornell en Nueva York. Se dedica a atender a pacientes, enseñar a los residentes y estudiantes de medicina, y a realizar trabajos de investigación sobre los servicios sanitarios. Es un apasionado de la educación y formación de pacientes y de la práctica clínica basada en la evidencia. Su gran interés en la revisión de casos médicos proviene de estas pasiones.
    Más sobre este revisor
Ir arriba