Cannabis en Sri Lanka: Leyes, Uso, Actitudes

El cannabis es ilegal en Sri Lanka y el gobierno toma una postura dura sobre su posesión y venta, con multas y penas de cárcel. Pero la medicina tradicional ayurvédica lleva siglos usándolo y los profesionales pueden vender medicinas a base de cannabis a sus pacientes, siempre que los ingredientes procedan de la Corporación de Medicamentos Ayurvédicos.

    • Capital
    • Colombo
    • Habitantes
    • 21,084,000
    • Productos de CBD
    • Ilegal
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal
    • Cannabis medicinal
    • Legal

Legislación del cannabis en Sri Lanka

¿Se puede poseer y consumir cannabis en Sri Lanka?

Es ilegal el uso de cannabis con fines recreativos en Sri Lanka. La Ley de Venenos, Opio y Drogas Peligrosas establece que: «Ninguna persona, sin una autorización ministerial, debe sembrar, plantar, cultivar, obtener o tener en su poder ninguna planta de adormidera, planta de coca o cáñamo, ni recoger o tener en su poder las semillas, las vainas, las hojas, las flores o cualquier parte de cualquiera de esas plantas».

Sri Lanka tiene penas estrictas para la posesión de cannabis. Si la cantidad es de cinco kilos o menos, suele considerarse un delito menor, y es probable que el castigo sea una multa o una breve pena de prisión. La posesión de cantidades más grandes se considera un delito más grave. En ese caso, se sanciona a los acusados con multas más grandes y penas de prisión más largas, según el criterio del juez.

¿Se puede vender cannabis en Sri Lanka?

Asimismo, es ilegal vender o suministrar cannabis en Sri Lanka. La ley establece que: “Ninguna persona podrá recoger, preparar, procesar, vender u ofrecer para la venta, fabricar, almacenar, obtener o tener en su posesión, distribuir o utilizar (a) cualquier resina obtenida de la planta de cáñamo para las preparaciones o extracciones de la planta de cáñamo comúnmente conocidas como bhang, hachís o ganja o cualquier otra preparación de que la que forme parte dicha resina“.

El tráfico se considera un delito grave que se pena con una multa y una sentencia de prisión. En 2004, la pena de muerte (que se había abolido en 1976) se instauró de nuevo para varios delitos, entre ellos el narcotráfico. No obstante, según la Ley de Venenos, Opio y Drogas Peligrosas, solo se aplica al tráfico de heroína, cocaína y morfina, y no ha habido ejecuciones desde 2004. Por lo general, las penas de muerte se reducen automáticamente a cadena perpetua.

¿Se puede cultivar cannabis en Sri Lanka?

Es ilegal cultivar cannabis en Sri Lanka, a menos que sea para fines medicinales (y cultivado por agricultores contratados por el estado). Sin embargo, a pesar de que es ilegal, el cannabis se sigue cultivando ampliamente por todo el país, sobre todo en las provincias del este y sur.

El Departamento de Impuestos Especiales de Sri Lanka, junto con la policía, lleva a cabo campañas regulares de erradicación dirigidas a reducir este cultivo.

¿Es legal el CBD en Sri Lanka?

El CBD es ilegal en Sri Lanka, ya que está clasificado como parte de la «planta de cáñamo» en la legislación de Sri Lanka.

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a Sri Lanka?

Las semillas de cannabis son ilegales en Sri Lanka. Como resultado, no se pueden enviar al país por correo.

Cannabis medicinal en Sri Lanka

A pesar de la dura postura de Sri Lanka respecto al cannabis, el gobierno anunciaba en 2017 que iba a legalizar el cultivo de cannabis con fines medicinales. El cannabis está exclusivamente destinado a los profesionales de la medicina ayurvédica del país, aunque también se exportará una parte a los Estados Unidos para uso medicinal

Rajitha Senaratne, el Ministro de Sanidad, Nutrición y Medicina Indígena, ha comentado que: “Muchos médicos ayurvédicos se han quejado de que no consiguen cannabis de buena calidad para sus preparados. El cannabis de calidad es un ingrediente vital en la preparación de la medicina tradicional». Antes de introducir esta enmienda a la ley, los profesionales dependían del cannabis procedente del mercado negro que previamente había sido incautado por la policía. Senaratne añadía: «Para cuando nuestros médicos nativos consiguen este cannabis, tiene entre cuatro y cinco años y ha perdido su eficacia».

El gobierno tiene planes para dedicar 100 acres al cultivo de cannabis, con el objetivo de producir más de 25 toneladas al año.

Cáñamo industrial en Sri Lanka

Aunque hay varias plantaciones de cannabis en Sri Lanka (sobre todo en las provincias del este y sur), el cultivo de cáñamo industrial es técnicamente ilegal.

Los cuerpos policiales de Sri Lanka destruyen o incautan regularmente la cosecha de las plantaciones de cannabis una vez que las descubren, independientemente del fin para el que se cultivan las plantas.

Los partidos políticos de Sri Lanka y el cannabis

El gobierno de Sri Lanka adopta la forma de una república democrática semipresidencial representativa y es un sistema multipartidista. Esto significa que en temas como la legalización del cannabis, se oye una amplia gama de opiniones políticas.

Muchos políticos apoyan el uso del cannabis para la medicina tradicional, lo que se reflejó en la decisión del Ministro de Sanidad, Nutrición y Medicina Indígena de legalizarlo para las preparaciones ayurvédicas. 

Conviene saber

Si vas a viajar a Sri Lanka (o actualmente resides en el país), puede interesarte saber lo siguiente:

  • Los datos disponibles indican que alrededor de 600.000 personas consumían cannabis en Sri Lanka en 2005. De ellas, un número significativo lo utilizaba para las prácticas ayurvédicas.
  • Las redadas policiales son comunes en Sri Lanka, particularmente en las carreteras por la noche. La policía suele realizar controles de tráfico, y registrar los vehículos y los tuk tuks.
  • El cannabis en ocasiones se denomina «la planta sagrada», ya que desempeña un papel clave en algunos festivales hindúes.  

Historia del cannabis

Al igual que muchos países asiáticos, Sri Lanka tiene una larga e ilustre historia de uso y cultivo de cannabis. En la antigüedad, se usaba en la medicina ayurvédica para estimular el apetito y facilitar la digestión, y muchos otros problemas de salud. El rey Buddadasa (341AD) escribió sobre los valores medicinales del cannabis en su farmacopea, Saratha Sangrahaya.

Se cree que el pueblo de Sri Lanka negocian cannabis y hachís con otros países durante toda la época medieval. Desde principios del siglo XVII, la isla vivió tiempos de turbulencia política, ya que sufrieron la invasión de diferentes naciones que se hicieron con el control. En 1675, los gobernantes coloniales holandeses prohibieron completamente el comercio de cannabis.

En la primera década del siglo XX, los británicos tomaron el control de Sri Lanka. Fue en este período cuando se intensificó el comercio internacional de cannabis y hachís, así como el de opio y cocaína. Alrededor de 1860, Sri Lanka (o Ceilán, como se llamaba entonces) tenía varias plantaciones de coca dirigidas por los británicos. Por lo menos algunas de ellas estuvieron en funcionamiento hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Actitudes hacia el cannabis

Las actitudes de Sri Lanka hacia el cannabis resultan en ocasiones contradictorias. Por un lado, muchos consideran que es una sustancia inofensiva, utilizada durante cientos de años en preparaciones ayurvédicas. Además, suele apreciarse por sus beneficios medicinales. Hasta algunos miembros del gobierno han reconocido su valor para la sociedad, y el Ministerio de Medicamentos Indígenas ha legalizado pequeñas cantidades para que las utilicen los profesionales de ayurveda.

Sin embargo, otros lo consideran una droga ilícita y peligrosa. Lo que se refleja en su situación legal actual.

¿Cómo es el cannabis de Sri Lanka?

La mayoría de las variedades locales presentan la apariencia clásica «sativa» del sur de Asia (ahora los botánicos consideran que es un subtipo de C. sativa sp. Indica). Es una planta alta y tiene muchas ramas, con internodos de grandes espacios, y con hojas estrechas y de color verde oscuro. Las plantas suelen ser aromáticas y producen aromas florales, a menta o cítricos.

El efecto cerebral o subido que proporciona la mayoría del cannabis de Sri Lanka es limpio y a nivel cerebral, no da sueño.

Prácticas ayurvédicas en Sri Lanka

La medicina ayurvédica se ha utilizado tradicionalmente en Sri Lanka durante siglos, y aún hoy se practica de forma generalizada. El cannabis es un ingrediente importante de muchas de las medicinas, y las diferentes variedades reciben varios nombres cingaleses o sánscritos, como:

  • Virapati «‘la hoja heroína»)
  • Capta («la alegre»)
  • Ananda («la felicidad»)
  • Trilok kamaya («deseada en tres mundos»)
  • Harshini («las exultantes»)

Estos nombres indican las propiedades específicas de cada una, refiriéndose a beneficios como inducir un estado de euforia o aumentar la energía sexual.

En el pasado, los profesionales de la medicina ayurvédica registrados obtenían el cannabis a través de la Corporación de Medicamentos Ayurvédicos. A su vez, la Corporación conseguía su cannabis de la policía de forma gratuita, que solía pasarles plantas que habían incautado de plantaciones comerciales ilegales.

A principios del siglo XXI, el futuro de la medicina ayurvédica estaba en juego. El choque entre estas prácticas tradicionales (y su enfoque más relajado) y las actitudes negativas modernas hacia el cannabis hicieron que la medicina ayurvédica corriera el riesgo de desaparecer.

Sin embargo, los anuncios que hizo el gobierno en 2017 sugieren que ya no es así. En 2018, el ministro de Sanidad Rajitha Senaratne explicaba los planes para cultivar cannabis en 100 acres de tierra, con el fin de utilizarlo en las prácticas domésticas ayurvédicas y de exportarlo a los EE. UU.

¿Qué es Madana modaka?

Madana modaka es una preparación medicinal usada en la práctica ayurvédica. La vende legalmente la Corporación Ayurvédica y otros profesionales ayurvédicos, y contiene hojas y semillas de cannabis. Generalmente dichas hojas y semillas se fríen para convertirlas en ghee, junto con otras hierbas como el cilantro, kottan, thipal, asamodagam y namal renu.

Madana modaka se usa para tratar la flatulencia y la pérdida de apetito, y se cree que actúa como estimulante sexual.

En los últimos años, las farmacias ayurvédicas que suministran modaka Madana han tenido problemas con la ley, y les han incautado y destruido sus medicinas. Hay un caso que destaca, cuando en 2002, un individuo en Udalawale fue arrestado por posesión de madana modaka. Cuando el profesional médico ayurvédico que se lo había suministrado recurrió a la policía, también fue arrestado. Ocurrió así a pesar del hecho de que había hecho la madana modaka con ingredientes proporcionados por la Corporación de Medicamentos Ayurvédicos.

Desde entonces, ha habido varios casos más como este. Existe la percepción de que los profesionales ayurvédicos están «dirigiendo sus productos a los menores». Esto ha llevado a la presidenta de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, a dar ordenes a la policía de actuar contra los profesionales sospechosos de vender Madana Modaka cerca de las escuelas.

¿Se legalizará el cannabis en el futuro?

Aunque el gobierno de Sri Lanka ha adoptado en los últimos tiempos una postura más flexible con respecto al uso del cannabis con fines medicinales, en general, no muestra signos de hacer lo mismo con el uso recreativo. Así pues, parece poco probable que el cannabis se legalice por completo en un futuro cercano.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba