Los 13 mejores programas y películas de fumetas

Hay dos tipos de fumetas: los que ven programas de televisión encadenados uno detrás de otro y los que se pegan maratones de películas. No todos tenemos la misma capacidad de concentración, ¿verdad? Pues bien, la lista de películas y de programas de televisión relacionados con el cannabis es interminable. Nos hemos tomado la libertad de compilar lo mejor de todos los tiempos, sí, ¡de todos los tiempos!

Fantasías desenfrenadas de personajes enloquecidos; una guerra contra las drogas que en sus 80 años ha causado centenares de miles de muertos y ha encarcelado a millones de personas; contrabando, conspiraciones, corrupción, violencia y esa relación tan característica entre traficantes y clientes… Son solo algunos de los ingredientes de los explosivos argumentos que inspiran la nómina de películas relacionadas con el cannabis. Revisamos las mejores películas y a continuación pasamos a los programas de televisión.

Películas de temática relacionada con el cannabis, para los más interesados

1. Reefer Madness (1936)

En los créditos de apertura de Reefer Madness, se deja claro el objetivo de la cinta: liberar al mundo de «la marihuana, un narcótico de efectos violentos, una lacra abominable, el verdadero enemigo público número uno». Estas palabras daban comienzo a ochenta años de prohibición del cannabis y a la Guerra contra las Drogas. Toda persona que fume cannabis debería ver esta película al menos una vez para saber cómo empezó el disparate de la prohibición.

La película arranca con la imagen de una prensa de imprenta y varios titulares de periódico que claman «lucha contra la droga» o «guerra a las drogas». Visto con los ojos de nuestra época, se aprecia la primera señal de que se trata de propaganda pura y dura. Para colmo, la película se declara basada en «investigaciones reales sobre los resultados de la adicción a la marihuana», que ahora sabemos que son mentiras. Y aquí estamos, ochenta años después, a la espera de las «investigaciones reales».

Merece la pena dar al PLAY aunque sea únicamente porque los créditos de apertura no tienen desperdicio. Se citan los siguientes efectos del cannabis: «risa incontrolable, alucinaciones, ralentización del tiempo, extravagancias monstruosas, incapacidad de tomar las riendas del pensamiento, violencia espantosa, locura incurable…». Un puro disparate, pero el público de los años treinta se lo creyó a pies juntillas, y también sus hijos, y los hijos de sus hijos.

El primero en encender un porro es, por supuesto, un músico que inhala el humo con mirada feroz, en agudo contraste con la escena siguiente, en la que una madre sirve tazones de chocolate a Bill y Mary, dos niños de esos que leen a Shakespeare para entretenerse. Esta yuxtaposición es un torpe intento de indicar lo bajo que van a caer los retoños y, por si no nos hemos percatado de ello, Bill cae en un estanque al salir de casa. La película solo se salva porque da risa de puro chapucera.

Tiene gracia que la escena más realista sea la que representa un intercambio de tapadillo entre traficantes, hombres blancos trajeados a los que no les importa recurrir a la violencia para conseguir lo que quieren. En una escena posterior, un agente del FBI y un director de escuela, Carroll, hablan sobre la forma de atajar el problema de la marihuana.

«Los educadores no podemos hacer nada mientras la sociedad no esté lo suficientemente sensibilizada», advierte Carroll en la que posiblemente es una de las frases más reveladoras del guión, una declaración del propósito de la película y un anticipo de sus repercusiones: ochenta años de aplicación a escala mundial de unas políticas basadas en la desinformación, que han llevado a millones de inocentes a la cárcel.

VARIEDAD RECOMENDADA: White Haze

Este mundo está loco, mi amor. Disfruta del viaje.

2. El expreso de medianoche (1978)

Basada en un hecho real, El expreso de medianoche encarna la peor pesadilla de todos los consumidores de cannabis. En la escena inicial, vemos a Billy Hayes, joven estadounidense que veranea en Estambul, adherirse al torso dos kilos de hachís. Acompañan a la imagen el sonido del latido de su corazón y una música siniestra. Billy pronto va a tener problemas, y de los gordos.

Ambientado en 1970 y estrenado en 1978, el clásico de culto El expreso de medianoche es la historia de un contrabandista de poca monta que cuenta cómo se puede sufrir un contundente revés cuando se asumen riesgos en un país extranjero donde los abogados son corruptos hasta la médula. Es este el filme que inspiró el género «encarcelados en el extranjero», y que no sirvió de nada para impedir que un sinnúmero de personas asumiera los mismos riesgos que Billy.

«¿Qué es el crimen? ¿Qué es el castigo? Parece que varían con la época y el lugar. Lo que hoy es legal, de repente mañana ya no lo es; todo porque lo dice un grupo de personas. Lo ilegal de repente es legal porque todo el mundo lo hace. No puedes meter a todo el mundo en la cárcel.»

Estas palabras forman parte del desesperado alegato de Billy por su libertad. Se identificará con ellas cualquier consumidor de cannabis que se las haya visto con el sistema jurídico o que simplemente se pare a pensar en la historia del cannabis. El expreso de medianoche es una película que demuestra que la ley está a veces equivocada y que la justicia consiste en escapar.

VARIEDAD RECOMENDADA: White Widow

Estás en buenas manos con esta variedad clásica, la joya de la corona de las coffee shops holandesas.

3. Superfumados (2008)

Nadie ve al que le pasa marihuana como a un amigo, ¿verdad? Esta es la pregunta que plantea Dale Denton (Seth Rogen) al comienzo de Pineapple Express, una obra de cine negro sobre el cannabis que acaba siendo un bromance épico plagado de porrazos con el coche, padres de familia equipados con pistolas, traficantes con sentido del ridículo, explosiones y una variedad de cannabis de primera.

Cuando la cosa se pone fea, resulta que solo hay una persona en quien Dale puede confiar: sí, su camello Saul (James Franco). Estrenada en 2008, la película celebra sin complejos el estereotipo del porreta vago en todo su atolondrado esplendor, y es un homenaje a esa relación tan característica que une a traficantes y clientes. Muestra una dinámica que puede pasar a la historia en un futuro en el que se legalice el cannabis.

¡Advertencia! Al final del largometraje se quema una plantación, lo que sin duda muchos considerarán un acto de violencia gratuita. Los promotores se sirvieron de una valla publicitaria con humo real que se exhibía en Sunset Boulevard para dar publicidad a la cinta, pero la valla tuvo que ser retirada debido a las constantes llamadas a los bomberos.

VARIEDAD RECOMENDADA: Early Skunk

Incorpórate al entretenimiento descerebrado con la ganadora de la Copa del Cannabis.

4. The Culture High (2014)

Con los aclamados Snoop Dogg y Joe Rogan, el documental The Culture High explora las grandes preguntas: ¿debería legalizarse la marihuana, y qué dice la prohibición sobre nuestra cultura? En la cinta se examinan los argumentos contrarios a la legalización: que el cannabis perjudica la salud mental y que crea adicción (y por lo tanto es peligroso). En Reefer Madness se aseguraba lo mismo; ¿no hay aquí algo que se repite?

El Dr. Lester Grinspoon, profesor emérito de Psiquiatría en Harvard, rebate el primer argumento aduciendo que los niveles de esquizofrenia a nivel mundial se han mantenido en el 1 % en los últimos 60 años, pese a que el consumo de cannabis se ha multiplicado por diez. La segunda cuestión es algo más compleja. Los datos novedosos que aporta el experto Dr. Gabor Mate están cambiando lentamente lo que sabemos sobre la adicción.

A continuación, el documental examina los factores jurídicos, médicos, farmacéuticos y políticos que afectan a la legalización del cannabis. La información está algo obsoleta, pero los hechos expuestos no son menos inquietantes. Por ejemplo, ¿sabías que cada 19 minutos muere un estadounidense a causa de los medicamentos con receta, o que durante los cuatro primeros años de mandato de Obama se efectuaron redadas en 270 dispensarios de cannabis?

¿Sabías que la industria farmacéutica ingresó 85.000 millones de dólares en 2012, o que el valor del mercado mundial del cannabis se estima en 400.000 millones de dólares? ¿Sabías que, por cada dólar que gastan las farmacéuticas en investigación y desarrollo, gastan otros diecinueve en publicidad, y que el gobierno de Estados Unidos suprimió una patente sobre el cannabis en la década de los 90?

El énfasis del documental está en poner en evidencia la injusticia de la prohibición, y lo hace muy eficazmente explicando cómo el sistema se organizó para generar dinero para las autoridades sin consideración por las personas a las que penaliza. Todos los consumidores de cannabis deberían ver este documental para comprender los objetivos y las razones de nuestra lucha.

VARIEDAD RECOMENDADA: White Diesel Haze

Dale vueltas a la imaginación con la tan preciada sátiva.

5. Who Shot the Sheriff? (2018)

Se dirá que no hay músico que represente el espíritu del cannabis mejor que Bob Marley, pero lo cierto es que el cannabis no es lo único que representaba el rey del reggae. Aunque el cantante jamaicano pasó su carrera tratando de permanecer neutral y centrarse en lo que más le importaba, la música, la inestabilidad política de su país nativo lo arrastró hacia un conflicto.

Who Shot the Sheriff? es un documental sobre el intento de asesinato de Bob y sobre la traición que le infligieron los partidos gobernantes de su país. Tras el ataque a su vida, Bob abandonó Jamaica, realizó una gira y produjo el álbum Exodus, votado como uno de los discos más importantes de la historia.

Posteriormente, le animaron a volver a su país y, a su regreso en 1978, dio un concierto por la paz que alumbró una tregua efímera entre los políticos y las bandas en guerra. Sin embargo, su mensaje de One Love no unió al pueblo jamaicano. Fue un enemigo diferente el que acabó con su vida: el cáncer.

Murió en 1981, momento en torno al cual gira el documental sin llegar a responder a la pregunta que le da título: ¿quién disparó al sheriff? Este documental es un hito en la historia del cannabis, pero ofrece más preguntas que respuestas.

VARIEDAD RECOMENDADA: Jamaican Pearl

La legendaria genética de Jamaica para una película inspirada en una leyenda.

Programas para engancharse

Si no tienes ganas de pasar 120 minutos viendo una película temática, te vendrá mejor un programa de televisión. Por cada buena película sobre el cannabis, hay un programa aún mejor. Además, siendo los episodios de una hora o menos, entre programa y programa, siempre está ese momento que podrás aprovechar para liarte otro porro.

1. High Maintenance

High Maintenance es para el cannabis lo que fue Roseanne para las comedias de situación: un punto de inflexión que explora las vidas cotidianas de personas que nos resultarán familiares y que revela la humanidad que esconde nuestra locura. Narra la vida de un traficante de marihuana al que se conoce simplemente como «el tío» y sus intercambios con un nutrido reparto de clientes singulares y maravillosos de Nueva York.

Son episodios autoconclusivos que cuentan cada uno la breve historia de un personaje nuevo, relacionado con los otros indirectamente, apenas a través de «el tío», quien va por la vida de inconformista con chanclas y bicicleta amante de la paz. La serie comenzó como una colección de cortos en Vimeo antes de que HBO la adquiriese, y ya va por su tercera temporada. Muy recomendable es el episodio 3 de la temporada 1: «Abuelo». Todo espectador podrá sacar partido de esta serie inteligente e irreverente.

VARIEDAD RECOMENDADA: Skunk número 1

Una variedad excelente para un programa aún mejor.

2. La serie de Sensi Seeds

Para hacerse una idea de la personalidad del legendario activista del cannabis Jack Herer, no hay nada mejor que la serie de entrevistas de televisión de Sensi Seeds, una colección de entrevistas concedidas por Herer y colgadas en Vimeo. En ellas habla de sus esfuerzos para salvar el mundo mediante el cáñamo, pues según él no va a ser posible «pillar un colocón en un planeta que está muerto».

Expresa su estupor por la corrupción gubernamental y por sus conversaciones con varias autoridades en su lucha por promover el uso del cáñamo como sustituto del papel y de los combustibles fósiles. Herer declara que, cuando rechazaron sus propuestas, se sintió como si se encontrara «en medio de la historia de Alicia en el País de las Maravillas». Herer falleció en 2010, pero su objetivo era despertar la «conciencia verde» de todos los consumidores de cannabis del mundo, considerando responsabilidad de todos el liberar el mundo de las mentiras y la injusticia de la prohibición.

VARIEDAD RECOMENDADA: Jack Herer

El único e irrepetible

3. Montaña homicida

Montaña homicida provocó un revuelo considerable cuando se estrenó a finales de 2018, pues expone el peligro y el conflicto latente en la región más fértil para el cannabis de Estados Unidos: el Triángulo Esmeralda de California y, más concretamente, Alderpoint, en el condado de Humboldt. La tranquila ciudad se ganó el apodo de «Montaña homicida» en los ochenta cuando una pareja de asesinos en serie fue arrestada en ella. Dado el gran número de personas que «desaparecen» en la zona, la denominación arraigó.

Según cifras oficiales, cada año desaparecen en el condado de Humboldt 717 de cada 100.000 personas. El documental investiga la desaparición de Garret Rodríguez en 2013, demuestra lo difícil que es definir la justicia cuando el enemigo es la ley, y pone de relieve los muchos errores de la prohibición. A pesar de los obstáculos jurídicos y de los peligros sin fin, los valientes cultivadores de Humboldt continúan con su labor. Quienes quieran ver una exposición cautivadora de la historia del cannabis no pueden perderse Montaña homicida.

VARIEDAD RECOMENDADA: California Índica

Ideal para quien cultive discretamente en el jardín.

4. Trailer Park Boys

Ricky, Julian y Bubbles llevan mucho con nosotros, desde que en 2001 se estrenó Trailer Park Boys en Showcase. En todo este tiempo, han entrado y salido de la cárcel más que Mr. Nice, han destruido un montón de caravanas, se han fumado kilos de hierba y han corrompido a muchos menores.

Aunque la serie original terminó en 2008, los chicos se aliaron con Netflix en 2014 para producir más temporadas (de la 9 a la 12), que se pueden ver en el canal en línea. Risas garantizadas. ¿Quién no adora a Bubbles? Trailer Park Boys para siempre. One Love.

VARIEDAD RECOMENDADA: Big Bud

¿Es que no son los más grandes?

5. Cooking On High

Es innegable que a todos nos gustan las formas nuevas e interesantes de cocinar con cannabis, y en eso se basa Cooking on High. Eso sí, el programa, que se podría catalogar como concurso, tiende más a lo grotesco que a la inspiración ganja. Los cocineros preparan unos platos francamente buenos, y los comensales son encantadores, pero el presentador grita mucho y, a fin de cuentas, no hay mucha sustancia.

En cualquier caso, si quieres ideas de platos de cannabis fáciles de preparar, este programa está pensado para ti, porque los cocineros aceptan cada semana el reto de realizar un delicioso plato con ingredientes poco comunes. Este programa te abrirá las ganas de comer.

VARIEDAD RECOMENDADA: Snow Ryder

Una variedad cítrica para una noche movida.

6. Archer

Sterling Archer es el espía más peligroso del mundo, también es un semidelincuente que nació en una cuna de oro y con cierta tendencia a armar bronca. Trabaja para su dominante madre, Malory, que regenta una agencia de espías de nombre ISIS y no se cansa de insultar al insensato de su hijo o de soltar comentarios que alimentan el acentuado complejo de Edipo de este. Cada vez que se habla de Malory y de sexo, Archer vomita.

El personal de la agencia es un hatajo variopinto de bichos raros. Las observaciones irónicas de Pam, la jefa de recursos humanos y consumidora de hachís, son ejemplo del tipo de inversión de papeles que tan bien se consigue en esta serie. Como son dibujos animados, Archer puede ir a cualquier sitio, incluido el espacio exterior, el mundo submarino, pistas de esquí y aviones. Sea cual sea el peligro, ahí estará Archer. Esta sátira no solo cruza la línea del buen gusto, sino que escupe sobre ella y la pisotea; la diversión perfecta para verla fumando hasta las tantas.

VARIEDAD RECOMENDADA: X Haze

Una variedad de sátiva para una serie embriagadora.

7. Gone to Pot American Road Trip

Gone to Pot American Road Trip es una serie para la tercera edad que satisface la curiosidad por el cannabis, habla de varios problemas de salud y trata de la utilidad de la planta. En el reparto figuran cinco famosos ingleses de la tercera edad, entre ellos, Pam St. Clement (la Pat Butcher de Eastenders), el campeón de dardos Bobby George y el exjugador de fútbol John Fashanu, conocido como Fash.

Son un grupo insólito con poco en común, y esto hace más interesantes los momentos en los que los protagonistas se plantean la cuestión de la legalización y experimentan por primera vez las diversas formas de consumir cannabis.

Al principio, George es el más entusiasta hasta que se le va la mano con un helado de cannabis y, aunque St. Clement es una de las personas más abiertas del grupo, cambia de mentalidad súbitamente. Pero la evolución de Fash es la más compleja e interesante.

VARIEDAD RECOMENDADA: Northern Lights

Un valor siempre seguro para la tercera edad.

8. The Joe Rogan Experience

O se ama o se odia a The Joe Rogan Experience. Técnicamente un podcast, es uno de los programas de YouTube más apreciados, con millones de espectadores a nivel mundial. Joe, quien aparece en el documental sobre el cannabis The Culture High (2014), es un partidario de la legalización muy conocido, lo que lo convierte en un icono para algunos miembros de la comunidad del cannabis. La popularidad de la serie se ha disparado desde 2012 y continúa en alza con el auge del movimiento por la legalización.

Rogan es famoso por la variedad de temas que trata, la mayor parte de ellos, motivados por sus propios intereses: historia, caza, artes marciales, política, filosofía, psicología, farmacología, nutrición, comedia, activismo, cultura y polémicas, además de un buen número de cuestiones sobre cómo hemos llegado a donde estamos, cómo vivimos, por qué hacemos lo que hacemos y cómo podemos hacerlo mejor. Con más de 1.000 episodios hasta la fecha, la serie ofrece cientos de horas para visionar fumando los fines de semana en la cama, y numerosas entrevistas que merecen la pena. No te pierdas el singular punto de vista de Johann Hari sobre la adicción, las palabras del inimitable Jordan Peterson para lidiar con los contratiempos de la vida y la información de Paul Stamets sobre los hongos.

VARIEDAD RECOMENDADA: Master Kush

Ponte a tono con el campeón de la Copa del Cannabis

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones referentes al consumo del cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que revise las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
Ir arriba