Cannabis en la República Checa: Leyes, Uso, y Historia

Desde su formación en 1993, la República Checa ha adoptado una postura liberal hacia el cannabis. Tanto el uso como la posesión se han despenalizado y hay en marcha un programa medicinal desde 2013, aunque los suministros siguen siendo limitados en todo el país. La gente puede cultivar plantas de cannabis para uso personal y privado.

    • Capital
    • Praha (Prague)
    • Habitantes
    • 10,633,000
    • Productos de CBD
    • Legal por debajo de 0.3% THC
    • Cannabis recreativo
    • decriminalised
    • Cannabis medicinal
    • Legal desde 2013

Legislación del cannabis en la República Checa

¿Se puede poseer y consumir cannabis en la República Checa?

En 2010, la República Checa adoptó un planteamiento revolucionario de la legislación de drogas al despenalizar la posesión y el consumo de sustancias estupefacientes.

Así pues, su Código Penal establece que el consumo de cannabis no es un delito en el país. La posesión de pequeñas cantidades para uso personal se ha despenalizado, pero aún se puede sancionar con una multa de hasta 15.000 coronas checas.

La ley distingue entre el cannabis y las demás drogas o sustancias estupefacientes. En un principio, la ley establecía que una persona sorprendida en posesión de una cantidad de cannabis «mayor que una pequeña» puede ser condenada a una pena de cárcel de hasta un año. Luego, esto se consideró demasiado vago y, en 2010, se determinó la cantidad para «uso personal»: en un máximo de cinco gramos de hachís, 15 gramos de hierba de cannabis (marihuana), y el cultivo de un máximo de cinco plantas de cannabis.

La posesión de otras drogas puede penarse con una sentencia de prisión de hasta dos años, o de un máximo de ocho si la cantidad de drogas es «significativa».

La República Checa también es bastante indulgente en lo que respecta a las condenas de prisión. Los tribunales pueden adoptar una serie de alternativas, como la libertad condicional con tratamiento, servicios comunitarios o una suspensión de la sentencia. Si se descubre que el detenido es drogodependiente, puede ser trasladado a una unidad de detención segura para recibir tratamiento obligatorio. Esta opción también se aplica a los menores que infrinjen la ley.

¿Se puede vender cannabis en la República Checa?

La legislación adopta una postura más dura en lo que respecta al suministro o venta de cannabis. Las penas van de uno a cinco, o de 10 a 18 años de prisión, dependiendo de la naturaleza del delito. Por ejemplo, si el individuo es sorprendido reincidiendo poco después del último delito, entonces es probable que la sentencia sea más severa.

¿Se puede cultivar cannabis en la República Checa?

Según la legislación checa, se permite cultivar hasta cinco plantas en casa para uso personal y privado. No pueden cosecharse para el suministro o la venta a terceros, y el cannabis cosechado no puede consumirse en espacios públicos.

El cultivo de cannabis está bastante extendido por todo el país. La mayoría de los cultivadores domésticos a pequeña escala tienen poco riesgo de ser procesados, siempre que no existan circunstancias agravantes. Sin embargo, las autoridades tienen cada vez más problemas con los cuartos de cultivo a gran escala que suelen estar situados cerca de la frontera alemana. El cannabis que cultivan estas empresas ilegales suele ser de mala calidad, con altos niveles de residuos de fertilizantes o moho.

En un intento de abordar el problema, el gobierno checo intentó poner freno a la venta de equipos de cultivo. Se realizaron varias redadas en tiendas en 2013; se sirvieron de la cláusula 287 del Código Penal (llamada «Difusión de la adicción a las drogas») para justificar sus acciones.

¿Es legal el CBD en la República Checa?

Todos los productos de CBD que contienen 0,3% de THC (la sustancia responsable del efecto psicoactivo o «subida») o menos son legales en la República Checa. Esto significa que es legal comprar, vender y consumir aceite de CBD, y los productos se pueden comprar libremente en todo el país.

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a la República Checa?

La ley checa permite el cultivo de un número limitado de plantas de cannabis en casa. Así pues, es legal comprar y vender semillas de cannabis, y pueden enviarse al país por correo.

Cannabis medicinal en la República Checa

La República Checa introdujo un programa de cannabis medicinal en 2013. Sin embargo, todavía no funciona por completo, y solo hay productos limitados disponibles con receta médica. Desde su creación, ha habido problemas con el suministro, y también hay problemas con el cultivo doméstico del país destinado al mercado medicinal.

En un principio, Ekoplast Slustovice ganó la licitación para ser el único proveedor de la República Checa. Pero después las autoridades decidieron revocar el acuerdo, lo que provocó una escasez de productos en 2017. Más tarde, ese mismo año, Ekoplast Slustovice volvió a solicitar la licitación y consiguió la licencia por segunda vez. Afirmaron que iban a suministrar 40 kilogramos de cannabis medicinal en un plazo de cuatro años. Su primera entrega se realizó en verano de 2018.

En respuesta a la escasez, el Primer Ministro Andrej Babis comentó que la disponibilidad del cannabis medicinal tenía que aumentar en 2018. Añadió que el hecho de no proporcionar productos de cannabis medicinal significaría que la única otra opción viable sería legalizar el cultivo en casa a los pacientes.

El programa de cannabis medicinal de la República Checa ha recibido algunas quejas. Dusan Dvorak, un activista del cannabis que dirige la organización sin ánimo de lucro “Marijuana is Medicine” se refiere a los planes del gobierno como «corrupción legal, farmacéutica y económica«, en una entrevista reciente con el Wall Street Journal.

Alena Gajduskova, primera vicepresidenta del Senado, también está en contra del proyecto de ley. En unas declaraciones al Wall Street Journal, ha dicho: «Durante mucho tiempo he apoyado el uso medicinal del cannabis, pero debo decir que estoy muy decepcionada…estas medicinas se han probado; se ha demostrado su eficacia, pero no deberían ser un artículo de lujo. Es absolutamente inaceptable».

Actualmente, el cannabis no está cubierto por el seguro médico checo. Solo se puede conseguir con una receta electrónica especial y solo está disponible para pacientes que padecen determinadas enfermedades. Estas incluyen: la enfermedad de Parkinson, ciertos efectos secundarios asociados con el tratamiento del cáncer y el SIDA, y la esclerosis múltiple.

Entre otros criterios, se encuentran los siguientes:

  • El paciente puede tener dolor crónico y constante (especialmente relacionado con el cáncer, enfermedades degenerativas del sistema motor, enfermedades del sistema de los ligamentos, dolor neuropático o afecciones inmunopatológicas).
  • El paciente puede sufrir espasmos y dolor asociado como resultado de un daño en la médula espinal o de la esclerosis múltiple.
  • El paciente puede tener náuseas, vómitos o falta de apetito asociados con el cáncer o los tratamientos para el VIH.
  • El paciente puede tener el síndrome de Tourette.
  • El paciente puede recibir tratamiento superficial de la dermatosis y lesiones de la mucosa.  

Sin embargo, se han puesto en marcha planes para facilitar a los pacientes el acceso al cannabis medicinal en el futuro.

Cáñamo industrial en la República Checa

Como muchos países de todo el mundo, en la República Checa se ha cultivado cáñamo durante siglos. Sin embargo, la campaña de Estados Unidos para prohibir el cáñamo significó que el cultivo se interrumpía en la década de 1930.

Actualmente, la República Checa tiene una industria del cáñamo, pero es relativamente pequeña. Las plantaciones se establecieron después de una resolución judicial de 1999, que reconocía el potencial tecnológico y bioenergético de la planta.

Los agricultores lucharon para poder cultivar cáñamo a principios del siglo XXI. En 2006, había 1.700 hectáreas de plantaciones de cáñamo. En 2010, se habían reducido a solo 200 hectáreas.

A pesar de ello, los agricultores siguen cultivando la planta. En el país, se celebran festivales anuales muy concurridos, como Cannafest, que demuestran la importancia de la planta para la cultura checa.

Los partidos políticos y el cannabis

La mayoría de los partidos políticos de la República Checa adoptan una postura liberal en materia de cannabis. El Partido Socialdemócrata checo está a favor de despenalizarlo, ya que apoya la protección de las libertades civiles. No obstante, algunos miembros del partido no comparten esta opinión y han expresado su desaprobación del enfoque benevolente actual.

En oposición directa, está la Unión Cristiana y Demócrata – Partido Popular Checoslovaco. Son posiblemente el partido más contrario a las drogas del país, con una visión conservadora. Con frecuencia manifiestan su rechazo al cannabis y demás drogas, y apoyan el uso de métodos punitivos para combatir el consumo de sustancias estupefacientes.

Del mismo modo, el Partido Demócrata Civil también adopta un punto de vista ligeramente «antidrogas». Es más probable que apoyen las estrategias de reducción de daños que el KDU-CSL.

Conviene saber

Si vas a viajar a la República Checa (o resides en el país), te resultará útil saber lo siguiente:

Historia del cannabis

Hay muchas evidencias que sugieren que el cannabis ya se utilizaba en la República Checa (antes Bohemia) hace siglos. Dichas evidencias se encuentran principalmente en forma de granos de polen. Estos granos de polen (y el momento al que se remontan) sugieren que los humanos ya cultivaban cáñamo; aunque alrededor del año 200 a. e. c. las cantidades de polen disminuyeron prácticamente a nada, lo que indica que el centeno se había vuelto más popular como cultivo.

Durante esos primeros años, es difícil decir exactamente para qué se usaba el cáñamo, pero parece razonable suponer que se tejía para producir telas o que se usaba como alimento o aceite.

Otra prueba nos dice que el cáñamo vivió un renacimiento en algún momento del siglo IX o X. Se descubrió que un fuerte de la colina medieval en Libice nad Cidlinou contenía restos de cannabis, y otro sitio en Zatec también contenía restos.

Este renacimiento solo duró más o menos un siglo. Luego, la producción de cereales comenzó a intensificarse. Sin embargo, hay ilustraciones del siglo XVI que sugieren que el cannabis se valoraba en Bohemia como medicina herbal, y se usaba para tratar los forúnculos, sinusitis, dolor de oído y fiebre.

Folklore del cannabis

El cannabis juega un papel importante en el folklore checo y eslavo.

Por ejemplo, la diosa eslava Mokos era considerada como la «mujer sagrada» y una protectora de las mujeres. Al hacer ofrendas a Mokos, las mujeres tradicionalmente arrojaban semillas de cáñamo al agua para asegurarse su protección.

También se creía que daba mala suerte realizar ciertas actividades (tejer, hilar o moler el grano) en los días sagrados importantes. Los bohemios creían que hacerlo garantizaba una mala cosecha de cáñamo o lino.

También hay evidencias de prácticas folclóricas del cannabis más modernas. Los Checos de Nebraska (fundados en 1963 para representar a la población checa que emigró en gran número en la década de 1860) siguen empleando el cáñamo para producir sus coloridos trajes para sus festividades tradicionales.

¿Se mantendrá la actitud liberal?

La República Checa se ha considerada durante mucho tiempo una de las naciones más liberales de la UE en lo que se refiere a sus políticas de drogas. Sin embargo, se ha visto amenazada en los últimos años.

Con frecuencia, las autoridades alemanas han pedido un enfoque más duro, ya que comparten una frontera con el país. En lugar de tomar medidas contra las instalaciones individuales de cultivo ilegal, el gobierno checo decidió penalizar a los grow shops o tiendas de cultivo.

En 2013, se lanzó una campaña nacional contra los grow shops, que duró varias semanas. Se llevaron a cabo redadas en 50 grow shops, y varios propietarios de tiendas de cultivo fueron acusados de incitación a la toxicomanía.

Jakub Frydrych, un alto mando de la brigada antidrogas, realizó las siguientes declaraciones en Radio Praga: “Cada componente individual de las tiendas es legal, pero la ley regula la forma en que se manejan, es decir, el cultivo de marihuana. Cualquier contacto con dicha sustancia, en cualquier fase de la producción de expansión, puede violar las leyes existentes».

Algunos criticaron la campaña, afirmando que el gobierno estaba intentando obligar a los checos a conseguir cannabis medicinal a través del programa estatal, en lugar de cultivar el suyo. Si esto fuera cierto, el gobierno se estaría beneficiando económicamente.

Eventos dedicados al cannabis en la República Checa

En la República Checa, se celebran varios importantes eventos dedicados al cannabis a lo largo del año. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • Cannafest. Cannafest es la mayor feria del cannabis del mundo. Este evento de tres días celebrado en Praga no reúne tan solo a expositores de todo el mundo, sino que también acoge charlas de los principales expertos del sector, así como música y espectáculos en directo.
  • Konopex Ostrava. Konopex Ostrava es una exposición que muestra las últimas innovaciones en el mundo del cannabis. Suele centrarse en el cultivo, tanto al aire libre como en invernadero. Además, incluye un programa de ponencias, charlas y conferencias, así como la posibilidad de que los visitantes hablen con los expertos.

¿Se legalizará el cannabis en el futuro?

A pesar de la persecución de los grow shops, la ley checa sigue siendo una de las más liberales del continente. Sin embargo, la presión del gobierno alemán puede impedir que el gobierno checo legalice completamente el cannabis para uso personal.

Dada la afirmación del primer ministro Andrej Babis sobre proporcionar un fácil acceso al cannabis medicinal (o permitir que los pacientes cultiven legalmente por su cuenta), es probable que su programa medicinal mejore pronto y se convierta en una opción viable para los habitantes de todo el país.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba