¿Puede el cannabis prevenir o tratar la fibrosis quística?

La fibrosis quística es un trastorno genético grave y debilitante que reduce significativamente la esperanza de vida y la calidad de vida de quienes lo padecen. Actualmente están apareciendo pruebas del papel fundamental que el sistema endocannabinoide desempeña en este trastorno.

La fibrosis quística (FQ) es un trastorno genético que afecta a los pulmones y a otros órganos. Los síntomas incluyen dificultades para respirar y sobreproducción de esputo como resultado deinfecciones pulmonares.

Se sabe que la FQ está asociada a una proteína llamada reguladora de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística (CFTR), cuya producción está codificada por el gen CFTR. Las personas que poseen determinados polimorfismos del nucleótido único del gen CFTR presentan una menor capacidad de regular el transporte de fluidos en los tejidos epiteliales de los pulmones, el páncreas y otros órganos, lo cual conduce al desarrollo de la propia FQ.

Investigaciones recientes indican que esta anormalidad genética ejerce sus efectos sobre el individuo a través del sistema endocannabinoide propiamente dicho.

Pérdida de grasa, fibrosis quística y el sistema endocannabinoide

La fibrosis quística (FQ) se asocia con el metabolismo anormal de los lípidos; la pérdida de grasa progresiva es un síntoma común de la enfermedad. Los pulmones y el páncreas son los órganos más afectados, lo cual habitualmente deriva en una lesión pulmonar progresiva y en un estado patológico denominado “insuficiencia pancreática”. Este estado patológico da lugar a que el páncreas sea incapaz de sintetizar enzimas en cantidades suficientes, produciéndose una absorción deficiente de los nutrientes.

Puesto que los endocannabinoides son derivados de ácidos grasos, se cree que el sistema endocannabinoide inestable observado en los pacientes de FQ puede ser un resultado de este factor.

Debido a la potencial malabsorción, los pacientes de FQ tienen unas necesidades calóricas considerablemente mayores que los no afectados por la FQ, con el fin de lograr un crecimiento y un desarrollo normales y mantener una buena salud general a lo largo de su vida. Además, los investigadores ya saben desde hace tiempo que en la FQ, la salud pulmonar está vinculada fundamentalmente al estado nutricional; así pues, el mantenimiento de una buena salud alimenticia mejora significativamente el pronóstico a largo plazo y las probabilidades de supervivencia.

Por lo tanto, la mayoría de los pacientes de FQ siguen una dieta hipercalórica específicamente diseñada con el fin de lograr un desarrollo normal y conservar la salud pulmonar. Las dietas de los pacientes de FQ deben estar controladas y vigiladas cuidadosamente, para asegurar que el paciente recibe una nutrición adecuada y, en caso de producirse una malnutrición, deben tomarse medidas inmediatas para revertirla.

En algunos casos, los estimulantes del apetito pueden ser útiles para los pacientes de FQ que padecen malnutrición, aunque en primer lugar es vital asegurarse de que la malnutrición se ha producido por una ingesta insuficiente de alimentos y una falta de apetito, más que por malabsorción. En tales casos, el tratamiento con THC podría representar una alternativa ideal, ya que estimula el apetito, al tiempo que ayuda potencialmente a controlar muchos otros síntomas de la FQ.

Disfunción endocannabinoide y FQ prenatal y postnatal

Un estudio reciente ha demostrado que el desarrollo de FQ puede estar asociado con la disfunción del sistema endocannabinoide durante el desarrollo pre o postnatal. El sistema endocannabinoide desempeña un papel fundamental en diversos aspectos del desarrollo humano, desde las etapas más tempranas.

En el embrión recién formado están presentes niveles elevados de receptores cannabinoides, junto con altas concentraciones de anandamida endocannabinoide, previo a la implantación en el revestimiento epitelial del útero; en ese momento es necesaria una disminución temporal de los niveles de anandamida para asegurar una perfecta implantación del embrión.

Paralelamente, la presencia de receptores CB1 en las zonas de la sustancia blanca del sistema nervioso pre y postnatal, sugiere que estos receptores desempeñan un papel específico en el desarrollo cerebral. Por otro lado, se ha demostrado que la anandamida está presente en la leche materna, y hay evidencia que sugiere que la activación de los receptores CB1 es crucial para la respuesta de succión en ratones recién nacidos.

Se ha demostrado que la anandamida ejerce un efecto neuroprotector en el cerebro postnatal.

Se cree que la disfunción en cualquier etapa de este proceso produce una serie de trastornos del desarrollo como la FQ; potencialmente, el tratamiento con cannabinoides podría mitigar o incluso revertir dichos trastornos.

De qué forma la administración de THC puede reducir el riesgo de que los síntomas de FQ aparezcan o se agraven

Mientras que por el momento no se han realizado estudios sobre el potencial de los cannabinoides para el tratamiento de bebés humanos que padecen FQ, los ensayos con ratones han arrojado resultados prometedores.

Un estudio de 2011 analizó el comportamiento, incluyendo la actividad motora y los niveles de ansiedad, en ratonesespecíficamente modificados para que carecieran del gen CFTR y mostraran síntomas de FQ. Los investigadores esperaban encontrar deficiencias en el sistema endocannabinoide de tales ratones, comparado con los controles de los especímenes sanos.

Los investigadores predijeron que la administración de los agonistas del receptor de cannabinoides a los ratones que padecían FQ durante su infancia podría restablecer los niveles de cannabinoides inestables y prevenir las anormalidades en el comportamiento. Así pues, los ratones que padecían FQ tratados con THC se comparaban a los ratones silvestres y ratones que padecían FQ no tratados para niveles de ansiedad y actividad motora.

Se demostró que los ratones que padecían FQ no tratados con THC mostraban una actividad motora disminuida y una ansiedad aumentada en la edad adulta, comparado con los controles en los ratones silvestres, mientras que los ratones adultos que padecían FQ tratados con THC en la infancia mostraban una actividad motora y ansiedad normales.

Los investigadores han sugerido que las alteraciones del comportamiento en los enfermos de FQ se producen en un principio a partir de una carencia del gen CFTR, planteando la hipótesis de que esto da lugar a que las células neuronales carezcan de un importante sistema de señales a cargo de los neurotransmisores, conocido como el canal CFTR, y mediados de forma secundaria por las deficiencias en ácidos grasos y los niveles inestables de endocannabinoides y sus receptores.

Además, han sugerido que el tratamiento intensivo con cannabinoides durante la infancia podría restablecer el equilibrio en el sistema endocannabinoide y mitigar las anomalías conductuales en la edad adulta.

Disminución de la inflamación en la patología pulmonar de la fibrosis quística con CBD y THC

Los pacientes de FQ corren un gran riesgo de desarrollar una patología pulmonar. La inflamación asociada a la patología pulmonar denominada FQ deteriora la función pulmonar y puede desembocar en fallo respiratorio, conv¡rtiéndola en una de las principales causas de mortalidad. Por tanto, es vital prevenir o disminuir esta inflamación.

La investigación demuestra que tanto el THC como el CBD son poderosos agentes antiinflamatorios. Aún mejor, no vienen acompañados de los efectos colaterales que tienen la mayoría de los fármacos actuales para el tratamiento de la FQ. Sobre esta base, debería estar claro que se necesitan más trabajos de investigación y desarrollo de los tratamientos para la FQ basados en cannabinoides, y es probable que se lleven a cabo.

Utilización de cannabis por pacientes de FQ existentes

Aunque la utilización global de sustancias en pacientes de FQ es menor que en la población general, resulta sorprendente que frecuentemente se utiliza el cannabis. Una encuesta de 2012 publicada en el Journal of Cystic Fibrosis reveló que el 31% de los pacientes de FQ encuestados habían utilizado cannabis.

Un análisis realizado en 2001 expuso que no ha habido «estudios a largo plazo enfocados en la utilización de marihuana en la población que padece FQ, pero diferentes trabajos han observado una inquietante prevalencia de hasta el 60 %. Algunos pacientes pueden opinar que obtienen un efecto broncodilatador transitorio (sic.) al fumar marihuana, pero este beneficio es de corta duración, y los pacientes deben ser conscientes de los daños a largo plazo causados tanto por los productos derivados de tabaco como por los metabolitos de la marihuana».

Un estudio anterior descubrió que el cannabis «a menudo agravaba los síntomas pulmonares crónicos, aunque algunos pacientes reportaron un alivio pasajero durante su utilización».

Desde luego, este análisis presupone que el cannabis se fuma junto con tabaco, y se centra específicamente en los peligros de fumarcannabis en vez de otras formas de consumo. Mientras que estudios recientes han sugerido que el humo del cannabis es menos cancerígeno que el humo del tabaco, a las personas propensas a padecer problemas pulmonares no se les recomienda fumar nada. Hasta que se sepa más acerca de los riesgos para la salud de fumar cannabis puro, los médicos por lo general aconsejarán a sus pacientes de que opten por métodos de consumo más saludables, como la vaporización o la ingesta.

Implicaciones para la atención sanitaria

Aún queda mucha investigación por hacer antes de que podamos obtener una comprensión más completa de la complejidad del sistema endocannabinoide, su relevancia para el desarrollo humano, y su vinculación con muchas patologías previamente misteriosas, tales como la fibrosis quística. En cualquier caso, la investigación inicial enfocada a la importancia de los agonistas del receptor cannabinoide tales como el THC es altamente prometedora, y sin duda ofrecerá las bases para futuras terapias específicas.

  • Disclaimer:
    Este artículo no tiene la intención de sustituir el consejo, diagnóstico y tratamiento médicos profesionales. Siempre hay que consultar a un médico u otro profesional médico titulado. No hay que retrasar la búsqueda de asistencia médica ni ignorar el consejo médico debido a algo que se haya leído en esta página web.

Comments

1 comentario en “¿Puede el cannabis prevenir o tratar la fibrosis quística?”

  1. He estado buscando un poco por posts de alta calidad o entradas en webs sobre estos contenidos. Explorando en Google por fin encontré este blog. Con lectura de esta articulo, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este blog y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

    pulsa aqui http://stopaltabacomalaga.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Author and Expert

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Sanjai_Sinha

    Sanjai Sinha

    El Dr. Sanjai Sinha forma parte del personal docente de la facultad de medicina Centro Médico Weill Cornell en Nueva York. Se dedica a atender a pacientes, enseñar a los residentes y estudiantes de medicina, y a realizar trabajos de investigación sobre los servicios sanitarios. Es un apasionado de la educación y formación de pacientes y de la práctica clínica basada en la evidencia. Su gran interés en la revisión de casos médicos proviene de estas pasiones.
    Más sobre este revisor
Ir arriba