by Micha on 06/08/2018 | Medicinal

¿Cannabis como vector de una infección fúngica peligrosa? Un estudio de caso

infección por hongos En California, por primera vez, se ha identificado al cannabis cultivado en exterior como el desencadenante de una enfermedad peligrosa. Un estudio que, de momento, no ha atraído mucha atención revela que una mujer se puso gravemente enferma por fumar cannabis contaminado. ¿Qué sucedió realmente y cómo pueden protegerse los consumidores?


Como informaba el Daily Mail en enero, un estudio de caso ha demostrado que el cannabis infectado con un hongo fue la causa de una infección por hongos en una mujer de California. Los síntomas y el curso de la enfermedad de la llamada «fiebre del valle» se parecen a los de la meningitis.

Sin embargo, esta enfermedad no suele ser mortal para las personas sanas. Proviene del hongo Coccidioides immitis, que entra en el cuerpo procedente del polvo de excrementos contaminados de ratón o alimentos contaminados.

El British Medical Journal publicó un artículo, al que, de momento, no se ha prestado mucha atención, que informa sobre el caso de una mujer de 48 años y paciente de cannabis que, según los informes, fumaba hasta seis blunts al día (es decir, cannabis puro envuelto en una hoja de tabaco).

Gráfico de ordenador que muestra un ser humano radiografiado a la izquierda. A la derecha, vista ampliada del cerebro, con unos cuerpos esféricos.

Después de la aparición de los primeros síntomas parecidos a los de la gripe, como mareos y agotamiento, la paciente se volvió agresiva y, a medida que la enfermedad avanzaba, ni siquiera recordaba su propio nombre. Después de unas semanas, los médicos diagnosticaron una infección de coccidioidomicosis como la causa, aunque en un principio no se sabía cómo se había infectado la paciente. Entretanto, la paciente se ha recuperado.

Plantas como portadoras de esporas

El hongo coccidioides immitis está presente en el suelo, sobre todo en las numerosas zonas secas de California. Es un desencadenante de la coccidioidomicosis, más comúnmente conocida como cocos, fiebre del valle, fiebre californiana o reumatismo del desierto. Las plantas que crecen en el suelo infectado con hongos inevitablemente se convertirán en portadoras de las esporas de coccidioides immitis.

Una vez que los médicos realizaron el diagnóstico inicial, analizaron las muestras de la paciente procedentes de un dispensario de cannabis de Bakersfield, California. En todas las variedades, se detectó la presencia de coccidioides immitis y las igualmente peligrosas esporas de cryptococcus neoformans.

Dicho sea de paso, 20 variedades del dispensario incluyeron un alto nivel de esporas de moho y el laboratorio que llevó a cabo los análisis también encontró altos niveles de pesticidas en más del 90% de las plantas.

Después de analizar el caso muy detenidamente, ahora los médicos están de acuerdo en que las esporas del hongo sobreviven a las altas temperaturas de un porro encendido y, por lo tanto, pudieron infectar a la mujer. Esta no es la primera vez que se sospecha que el cannabis cultivado en exterior en California transmite este peligroso hongo.

Sin embargo, hasta la publicación de este estudio de caso, se había supuesto que solo las personas con un sistema inmune debilitado corrían el riesgo de infectarse con cannabis contaminado con hongos. Esto significa que el caso de esta mujer de 48 años es el primer caso en el que se ha demostrado que una persona con un sistema inmune intacto puede contraer la fiebre del desierto al inhalar cannabis infectado con el hongo.

¿Cómo saber si el cannabis está contaminado?

El médico que dirigió el estudio, el Dr. Bryan Shapiro, recomienda a los pacientes que solo consuman productos controlados cultivados en interior:

«Asegúrate de saber de dónde viene tu cannabis. Recomiendo comprar variedades de interior. En el caso de las personas con un sistema inmune débil, como los pacientes con VIH o con otras infecciones, recomendaría evitar por completo la inhalación de productos de cannabis. Por otro lado, los productos comestibles son probablemente más seguros».

¿Quieres saber más sobre cómo determinar si tu cannabis está contaminado?

Cannabis limpio – ¿dónde lo puedes encontrar?

En Europa, solo se están analizando las variedades de interior que se cultivan en Canadá y los Países Bajos con fines medicinales para detectar moho y pesticidas. Además, solo unos pocos coffeeshops de los Países Bajos y Clubes Sociales de Cannabis de España proporcionan los resultados de los análisis realizados a sus productos.

Como en ambos países, el cannabis únicamente se tolera, no existen directrices gubernamentales, a diferencia de lo que ocurre en Colorado, California o la Columbia Británica. En el mejor de los casos, no hay más que unos cuantos activistas muy comprometidos de la escena del cannabis presionando a favor de la transparencia.

Canadá y la mayoría de los estados de EE.UU. exigen que los productores proporcionen los análisis de laboratorio antes de que puedan vender sus productos. En aquellos lugares donde la venta de productos de cannabis a adultos es legal y está regulada, se requiere el mismo tipo de análisis para el uso recreativo que para el cannabis medicinal.

Primer plano de una infección fúngica verdosa y rosácea.

«Los pacientes que ya están luchando con enfermedades graves no necesitan ningún problema adicional causado por sus medicamentos», comenta ls especialista en cannabinoides de EE.UU., Bonni Goldstein, sobre los problemas con los cogollos cortados o de otro modo contaminados.

«No deberían tener que preocuparse por si los productos que consumen están contaminados o son venenosos. Los dispensarios médicos ayudan a los pacientes a encontrar la medicación adecuada. También son responsables de identificar los productos peligrosos y solo suministrar productos analizados».

Por desgracia y con una frecuencia cada vez mayor, escuchamos o leemos noticias internacionales sobre cogollos de cannabis contaminados que llegan a las tiendas. Pero, como aspecto positivo, ahora suele informarse de las cosas mientras que, en el pasado, habrían llegado sin preguntas hasta el mercado negro.

En los Países Bajos y España, el problema es cada vez mayor y más evidente que nunca, gracias al problema de la falta de controles y la zona gris legal, que no incluye ningún tipo de pruebas.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More