Ben Dronkers

Ben Dronkers portrait
Ben Dronkers

Ben Dronkers es el fundador del Sensi Seed Bank, de HempFlax y de The Hash Marihuana & Hemp Museum.

Primeros viajes

Cuando era joven, a finales de la década de los sesenta, Ben Dronkers trabajaba en buques mercantes que partían de su Rotterdam natal hacia varios destinos exóticos. Fue el inicio de la pasión por viajar de Ben, que le acompañaría durante el resto de su vida. Más adelante, cuando decidió probar suerte en el diseño y la creación de una línea personal de ropa para su propia tienda, viajó a Turquía, Afganistán y Pakistán para comprar tejidos y descubrió las ventajas de la fibra de cáñamo.

Inspiración para recoger semillas de cannabis

En estos países también compró cannabis. Con una sonrisa, relata: “Le pregunté a los agricultores sobre las plantas de cannabis y rieron bastante calladamente. Uno de ellos me dio un puñado de semillas de cannabis como obsequio y me dijo que las semillas eran muy importantes. Naturalmente, ello me inspiró para conservarlas, para aprender sobre las cualidades de las semillas de diferentes regiones y para recoger más.”

Nuevos híbridos excepcionales

Cuando llegó a los Países Bajos, Ben había reunido una extensa colección de variedades de cannabis, procedentes de toda el Asia central, el sudeste asiático y el subcontinente indio. A partir de estos fundamentos, empezó a cultivar sus propias variedades de cannabis y sus propios híbridos. A principios de los años ochenta, el influjo de nuevas variedades procedentes de los Estados Unidos hizo crecer el fondo genético a partir del cual crear más híbridos excepcionales. La fundación en 1985 del Sensi Seed Club le permitió compartir su éxito con otros entusiastas como él.

Compartir el saber

Durante sus viajes, Ben también coleccionó artefactos inusuales, maravillosos y raros relacionados con el mundo del cannabis y el cáñamo. A medida que iba siendo más consciente de la historia y del potencial de uso del cannabis y el cáñamo en todo el planeta, creció su impulso de compartir con el público sus conocimientos y su colección.

Junto a su amigo y compañero activista del cannabis Ed Rosenthal, este impulso condujo a la inauguración del Hash Info Museum, que crecería hasta convertirse en The Hash Marihuana & Hemp Museum, una de las principales atracciones turísticas de Amsterdam.

Más variedades genéticas del cannabis
En 1991, Ben adquirió otro banco de semillas de un cultivador que había estado trabajando con híbridos de los EUA desde los años ochenta, y el stock genético de las dos empresas se unió para formar el banco de semillas Sensi Seed Bank que hoy conocemos. Siguieron llegando nuevas variedades y la empresa fue de éxito en éxito.

Reactivación de la industria del cáñamo

Lejos de contentarse con hablar de las maravillas de que el cáñamo es capaz, en 1994 Ben Dronkers fundó HempFlax, una empresa del norte de Holanda dedicada al cultivo y el procesamiento de cáñamo industrial. En los años siguientes, invirtió decenas de millones de euros en esta valiente y, finalmente, exitosa apuesta por revivir la antaño floreciente industria holandesa del cáñamo.

La Galería del Museo

En 2008, abrió sus puertas la Galería del Museo, un muy necesario anexo a The Hash Marihuana & Hemp Museum. Comprensiblemente, Ben está orgulloso de esta nueva parte de la familia Sensi, en la que se exponen algunos de sus objetos favoritos. La Galería muestra cuadros de los Viejos Maestros holandeses, pintados hace siglos, que muestran a hombres y mujeres corrientes disfrutando de fumar cannabis.

Un emprendedor del cannabis

Aunque Ben entra en la sesentena, es dudoso que se duerma en los laureles. Su dedicación a la maravillosa y polifacética planta cannabis sativa L. le espolea cada año para asumir nuevos retos. Aunque muchas de sus ideas son actualmente una floreciente realidad, para este emprendedor del cannabis siempre hay nuevas posibilidades a explorar.