by Silent Jay on 04/04/2014 | Medicinal

El cannabis y la enfermedad de Parkinson

Parkinson Desde los años 70 del siglo pasado, la comunidad científica -estimulada por los frecuentes testimonios de pacientes que habían optado por la automedicación- ha podido concentrarse en la investigación de los cannabinoides en el marco del tratamiento de la enfermedad de Parkinson. El número de estudios realizados sobre este tema sigue siendo relativamente bajo, a pesar de los recientemente renovados esfuerzos en este sentido debido a la frecuencia de casos comunicados por pacientes que sufren la enfermedad.


La demencia es una pérdida o deterioro grave de las capacidades cognitivas, que puede ser temporal, pero también suponer un declive psicológico a largo plazo. Existen varias enfermedades consideradas como formas de demencia, y una de las más comunes entre ellas es la enfermedad de Parkinson.

El cannabis y la enfermedad de Parkinson

Uno de los síntomas principales de la enfermedad de Parkinson es el deterioro de las funciones motoras, que se puede clasificar en cuatro categorías diferentes: temblores, rigidez, lentitud en los movimientos e inestabilidad postural. Indudablemente, los temblores son uno de los síntomas motores más visibles y conocidos, pero los pacientes pueden sufrir muchos otros síntomas motores específicos, dependiendo de cada individuo.

Además de los síntomas motores, en la enfermedad de Parkinson también se observan síntomas neuropsiquiátricos, entre los que pueden incluirse una degradación de ciertas funciones cognitivas y trastornos del estado de ánimo o del comportamiento. Estos trastornos se manifiestan principalmente en forma de problemas de concentración, memoria, lenguaje y habilidades visuoespaciales. A largo plazo, la degradación progresiva de estas capacidades cognitivas puede dar lugar a una manifestación mucho más grave de la demencia.

Desde los años 70 del siglo pasado, la comunidad científica -estimulada por los frecuentes testimonios de pacientes que habían optado por la automedicación- ha podido concentrarse en la investigación de los cannabinoides en el marco del tratamiento de la enfermedad de Parkinson. El número de estudios realizados sobre este tema sigue siendo relativamente bajo, a pesar de los recientemente renovados esfuerzos en este sentido debido a la frecuencia de casos comunicados por pacientes que sufren la enfermedad.

El cannabis y la enfermedad de Parkinson

Degeneración neuronal

Una de las características fisiopatológicas de la enfermedad de Parkinson es el mal funcionamiento del sistema dopaminérgico; ciertas estructuras del cerebro sufren un déficit de dopamina, así como de muchos otros neurotransmisores, lo que conlleva una degradación celular, la raíz del deterioro de las funciones cognitivas.

En 2004, los ensayos con cannabinoides sintéticos realizados en ratas demostraron de forma inequívoca que las terapias basadas en cannabinoides podrían ser la clave para el tratamiento efectivo de esta enfermedad.

Inicialmente, las ratas fueron inyectadas con una droga de laboratorio que desempeñó el papel de agonista del THC (una de las principales sustancias psicoactivas de la marihuana) y luego con una toxina que provocaba los mismos efectos que los provocados por la enfermedad de Parkinson. Los investigadores descubrieron que era prácticamente imposible distinguir los cerebros de las ratas infectadas de los cerebros de las ratas sanas.

Ratones modificados genéticamente para la investigación de la enfermedad de Parkinson - Fuente: Understanding Animal Research
Ratones modificados genéticamente para la investigación de la enfermedad de Parkinson – Fuente: Understanding Animal Research

En segundo lugar, un grupo diferente de ratas fue inyectado con la toxina y luego con el agonista, para confirmar que el cannabis también tiene propiedades neuroprotectoras. Una vez más, los resultados fueron positivos al inyectar THC y cannabidiol (la administración de solo THC dio resultados positivos similares, pero en menor grado), ralentizando la progresión de la enfermedad durante un periodo equivalente a varios años en términos humanos.[1]

Dolor

El descubrimiento del dolor como un síntoma de la enfermedad de Parkinson es relativamente reciente. A pesar de que el dolor está presente en un 50 % a 80 % de los pacientes, hasta ahora no se había asociado a la enfermedad de manera concluyente. No obstante, este dolor suele ser tan agudo que supera a los otros síntomas en términos de gravedad, y -a largo plazo- puede tener repercusiones psicológicas, como, por ejemplo, depresión y ansiedad.

El dolor puede ser consecuencia directa de los trastornos motores, como el dolor causado por una rigidez muscular prolongada o incluso el dolor asociado a la distonía, los problemas posturales, y -en casos menos frecuentes- puede provenir directamente de la región cervical.

El estudio pudo examinar en 237 pacientes de Parkinson ocho genes diferentes de los que se sabe que están implicados con el dolor en general. Los investigadores descubrieron a continuación que estos genes reaccionaban al dolor de forma reconocible, es decir, mostrando características típicamente asociadas al sistema endocannabinoide y al consumo de sustancias como la marihuana.

El laboratorio pudo llegar a la conclusión de que el dolor experimentado como parte de la enfermedad podría ser calmado mediante el consumo de marihuana. Sin embargo, los investigadores recomendaron que se continuaran las investigaciones para optimizar un posible tratamiento basado en las características individuales de la cartografía genética de los pacientes. [2]

Distonía y discinesia

El cannabis y la enfermedad de ParkinsonLas investigaciones centradas en los cannabinoides han demostrado, en el marco de numerosas enfermedades, que estos tienen efecto sobre un amplio espectro de síntomas motores manifestados en forma de temblores, espasmos o rigidez muscular. De hecho, esta es una de las propiedades de los aerosoles bucales basados en concentrados de cannabis, como Sativex, usado en la actualidad en pacientes con esclerosis múltiple.

En la enfermedad de Parkinson, ciertos tratamientos pensados para aliviar estos síntomas pueden conducir ellos mismos a trastornos del movimiento adicionales, sumándose a los graves síntomas motores ya causados por la enfermedad. Dado que, con frecuencia, estos trastornos se consideran las características más debilitantes de esta enfermedad, no es de extrañar que gran parte de los investigadores se hayan centrado en los mismos.

Un estudio iniciado en 1985[3] se basaba ya en pruebas realizadas en un paciente afectado de parkinsonismo durante muchos años y que mostraba distonía en todas las extremidades, así como discinesia inducida por L-DOPA, es decir, discinesia provocada por el tratamiento durante un largo periodo con uno de los remedios más eficaces utilizados en la enfermedad de Parkinson y el parkinsonismo: la L-DOPA.

Dosis variables de los fármacos utilizados habitualmente para combatir los síntomas de la enfermedad de Parkinson, p. ej. la discinesia, han mostrado resultados que, aún siendo positivos, han sido solo marginales. No obstante, las pruebas con cantidades variables de cannabiodiol, uno de los cannabinoides más investigados por sus propiedades medicinales, han arrojado resultados más que significativos. Una dosis de 100 a 200 mg/día de cannabidiol consiguió reducir las fluctuaciones clínicas normalmente experimentadas y aliviar la discinesia hasta un 30 %.

En dosis superiores no se observó ninguna mejoría adicional, pero sí se presentaron efectos adversos como vértigo, somnolencia y una mayor gravedad de los síntomas de Parkinson. El cese completo de la administración de cannabidiol provocó distonía grave generalizada y una mayor sensibilidad a tratamientos previamente ineficaces.

En 1986, un estudio[4] similar realizado entre pacientes aquejados de distonía confirmó estos resultados, mostrando una mejora de la distonía de entre el 20 % y el 50 %, según comunicaron los pacientes.
En 1998, una investigación[5] confirmó que la concentración de receptores cannabinoides en el globo pálido podría explicar el impacto del THC sintético en la distonía y la discinesia, ya que esta estructura cerebral controla la regulación de los movimientos voluntarios.

Además de estos avances en términos de la eficacia demostrada del cannabis para combatir los síntomas de Parkinson, con regularidad se producen descubrimientos asociados al sistema endocannabinoide y a sus funciones, que siguen enriqueciendo los conocimientos limitados de los que dispone la medicina moderna respecto a la patología y fisiopatología de esta enfermedad.

Así, en 2007, un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford hizo un importante descubrimiento relacionado con la estructura cerebral denominada cuerpo estriado[6], y conocida por su actividad en relación con los niveles de dopamina. Dos categorías de células que se encuentran en esta estructura pudieron ser diferenciadas por primera vez. La primera categoría es la responsable de iniciar el movimiento, mientras que las células de la segunda categoría se encargan de inhibir los movimientos involuntarios. Se ha constatado que un bajo nivel de dopamina

-una de las bases de la fisiología de la enfermedad de Parkinson- tiene un efecto directo sobre las células responsables de inhibir el movimiento, haciéndolas hiperactivas, lo que podría explicar las dificultades que las personas afectadas experimentan al intentar iniciar un movimiento voluntario.

Se han realizado varios estudios a fin de tratar esta hiperactividad, y la combinación de un fármaco que emula a la dopamina con un fármaco destinado a ralentizar la degeneración del sistema endocannabinoide concentrándose en las enzimas responsables ha arrojado unos resultados increíbles, abriendo numerosas puertas para la investigación futura de un tratamiento tanto paliativo como curativo.

El cannabis y la enfermedad de Parkinson

Posología y avances recientes en la investigación

Desde el inicio del siglo XXI, los investigadores se han centrado en uno de los principales parámetros que impiden el desarrollo de un tratamiento basado en cannabinoides y validado por la comunidad médica: la dosis (ver: Distonía y discinesia, final del 2o párrafo).

En realidad, aunque numerosos pacientes no tienen en cuenta estas recomendaciones por razones que parecen bastante evidentes, los médicos más al tanto de las investigaciones no recomiendan necesariamente la automedicación. El riesgo que se corre en caso de sobredosis es un incremento de la gravedad de los síntomas, lo que no es insignificante, sobre todo si tenemos en cuenta la compleja y variable farmacología de los cannabinoides en todas sus formas.

Esta es la razón por la que a lo largo de los últimos meses se han realizado ciertos estudios de observación, basados en testimonios de cientos de pacientes que han recurrido al cannabis para el cuidado paliativo cotidiano.

En junio de 2013, un laboratorio australiano publicó un estudio[7] utilizando la escala UPDRS (Escala Unificada para la Enfermedad de Parkinson), que mide la gravedad de los síntomas de la enfermedad. El laboratorio comparó los niveles obtenidos en esta escala -especialmente en lo referente a los cuatro puntos cardinales de los síntomas motores- antes y después de consumir cannabis. Así se descubrió que los cannabinoides contenidos en la planta (o fitocannabinoides) tuvieron efecto no solo sobre los temblores padecidos sino también sobre la rigidez muscular y la acinesia (escasez y lentitud de los movimientos corporales).

Se llevaron a cabo pruebas en pacientes con una edad media de 66 años; tales pruebas se realizaron antes de consumir cannabis y luego, una vez más, 30 minutos después del consumo. Las diferencias en las puntuaciones obtenidas en cada uno de los síntomas motores clave fueron concluyentes, especialmente teniendo en cuenta que -por término medio- estos pacientes habían sido diagnosticados 7,5 años antes.

Los pacientes objeto de las pruebas tenían un factor en común: todos ellos eran consumidores habituales de cannabis, habiendo elegido recurrir a la automedicación por iniciativa propia. Según estos pacientes, una «dosis» de cannabis, es decir, un cigarrillo de cannabis o una dosis de cannabis vaporizado, podría aliviar el dolor durante 2 a 3 horas.

Finalmente, un estudio de observación presentado por neurocientíficos israelíes en marzo de 2014 demostró por primera vez la eficacia de los cannabinoides sobre un grupo de síntomas de la enfermedad de Parkinson, incluyendo trastornos tanto motores como de otro tipo. Estas conclusiones suponen un avance increíble, ya que realizar este tipo de pruebas siempre había sido muy difícil, o prácticamente imposible, debido a la limitada disponibilidad del cannabis medicinal al servicio de la investigación.

De acuerdo con los científicos en cuestión, la naturaleza exhaustiva de este estudio podría constituir un catalizador para iniciar el desarrollo de tratamientos basados en los cannabinoides; un tratamiento que podría convertirse pronto en una realidad para los 7 millones de pacientes de todo el mundo que padecen la enfermedad de Parkinson.

Las Fuentes

[1] Marijuana-Like Compounds May Aid Array Of Debilitating Conditions Ranging From Parkinson’s Disease To Pain – October 27, 2004 – Society For Neuroscience – http://www.sciencedaily.com/releases/2004/10/041027102621.htm

[2] Contribution of genetic variants to pain susceptibility in Parkinson disease – April 4, 2012 – European Journal of Pain – http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/j.1532-2149.2012.00134.x/abstract

[3] Beneficial and adverse effects of cannabidiol in a Parkinson patient with sinemet-induced dystonic dyskinesia – Neurology 1985- http://www.cannabis-med.org/studies/ww_en_db_study_show.php?s_id=142

[4] Open label evaluation of cannabidiol in dystonic movement disorders – International Journal of Neuroscience 1986 – http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3793381

[5] The effects of the cannabinoid receptor agonist nabilone on L-DOPA induced dyskinesia in patients with idiopathic Parkinson’s disease (PD) – Movement Disorders 1998 – http://www.cannabis-med.org/studies/ww_en_db_study_show.php?s_id=153

[6] Enhancing activity of marijuana-like chemicals in brain helps treat Parkinson’s symptoms in mice – Stanford Medicine – http://med.stanford.edu/news_releases/2007/february/malenka.html

[7] Medical Marijuana (Cannabis) Treatment For Motor And Non-Motor Symptoms In Parkinson’s Disease. An Open-Label Observational Study – MDS 17th International Congress of Parkinson’s Disease and Movement Disorders, Volume 28, June 2013 – http://www.mdsabstracts.com/abstract.asp?MeetingID=798&id=106491

Sección de comentarios

Publica un comentario

maria pia vargas gutierrez

Hola me llamo maria pia tengo 21 años y tengo la enfermedad del parkinson y el sindrome de las piernas inquietas , no puedo dormir hace mas de un mes y quiero saber si en algo me pueden ayudar gracias !

16/09/2014

Diana

Hola Maria,
Como decimos siempre, la experiencia con cannabis es subjetiva, tanto a nivel físico como mental. Te recomendamos fervientemente visitar a un médico y que él observe tu caso en concreto para así recomendarte alguna variedad. Puedes además preguntar en nuestro foro si hay alguien que ha pasado por una situación parecida:

http://forum.sensiseeds.com/

Por otro lado, aquí tienes nuestra sección dedicada a la marihuana medicinal, por si quisieras informarte más sobre el tema:

https://sensiseeds.com/es/medicinal

Gracias y suerte,

29/09/2014

Francia

Hola, mi madre sufre de la enfermedad del Parkinson desde hace 20 años, la enfermedad se le declaró a los 40 años de edad, en la actualidad como es obvio su estado se a ido deteriorando cada ves más, la enfermedad avanza rápidamente, sus movimientos involuntarios empeoran casi impiden que se alimente sola ya que los cosas se le caen de las manos o derrama todo por la mesa, también a perdido el equilibrio esto a provocado que se caiga dándose golpes secos ya que no se puede sostener y se cae seca al suelo también los dolores corporales se han incrementado provocando que no consolide bien el sueño por la noches, e estado investigando el tratamiento de esta enfermedad con cannabis, pero me gustaría que me guiaran más sobre el tratamiento, de verdad es frustrante ver a tu madre sufrir esta enfermedad y quiero probar con este tratamiento tengo esperanzas de que disminuya un poco su sufrimiento y le levanté el ánimo ya que las personas con este enfermedad sufren de depresión , espero su respuesta con entusiasmo, gracias ...

15/10/2014

Ignacio Beltrán

Buenas Francia
Cómo estás? soy de la ciudad de Rosario. Argentina.
Hace un tiempo mi mamá sufre del síndrome parkinsoniano...quisiera saber si has probado ya el aceite de cannabis.
Realmente me gustaría intercambiar opiniones. Te dejo mi correo

ignaciobeltranok@gmail.com

Saludos.

28/04/2018

katherine gaete

Hola sabes tengo un abuelo de 65 años con un parkinson ya avanzado , pero quiero saber si puedo darle marihuanna , sea fumando o en un té ? sigo hace años el tema del cannabis y se que ayuda en muchos casos por favor responder mi pregunta muchas gracias

24/04/2015

Diana

Hola amiga,

En efecto existen distintos modos de consumir cannabis y es el propio consumidor quien, según sus necesidades elige cual se ajusta mejor a lo que busca. Aquí tienes un interesante artículo que te mostrará las diferentes alternativas para el consumo:

https://sensiseeds.com/es/blog/diferentes-alternativas-para-consumir-cannabis-medicinal/

De todos modos, dado que cada persona es un mundo te recomendaria que tu abuelo acudiese a un médico ya que quizás, según su dolencia o su edad, le administra una dosis o una variedad concreta.

Gracias y suerte!

06/05/2015

Antony

Los articulos sobre este tema "marihuana y parkinson, es del año 2.013. Tres años despues hay algunos avances en las investigacion del uso de la canabis en enfermedades como el parkinson?

04/10/2016

Diana

Hola amigo,

A medida que hay más avances en alguna materia, nosotros vamos publicándolos en la medida de lo posible.
No dudes en seguir de cerca nuestro Blog para estar al día sobre los últimos acontecimientos. Sin duda, si surgiera alguna novedad en el campo de la enfermedad de Parkinson bien seguro que nos haremos eco de ella.
Gracias y hasta pronto

13/10/2016

rosa

Soy de perú, como puedo adquirir y si me pueden enviar a mi ciudad

23/11/2016

David Cannafacts

Hola Rosa,
Lamentablemente no enviamos ningún producto a Perú ya las restricciones legales nos lo impiden.
En este link puedes ver a dónde enviamos semillas y otros productos:

https://sensiseeds.com/es/blog/a-que-paises-enviais-semillas/

Saludos,

06/12/2016

PEDRO

Hola mi suegra padece de parkinson tiene 71 años y cada ves se puede mover menos está muy rígida a pesar de su tratamiento, podrá hacer uso de la mariguana e leído que algunos pacientes an teñido buenos resultados.
Que me recomiendan.

19/12/2016

rafael cervinos

Hola, buenas tardes,
He leído los artículos referidos a los efectos beneficiosos del aceite de cannabis sobre la enfermedad de Parkinson, y quería saber dónde lo puedo comprar.
Gracias
Rafael
España

21/02/2017

Miranda

Hola Rafael,

Lamentablemente, no podemos ayudarte a conseguir aceite de cannabis debido a su situación legal en España.

Te recomendamos ponerte en contacto con el Observatorio Español de Cannabis Medicinal (www.http://oedcm.com/). Esperamos que te puedan proporcionar más información.

También podrías intentar averiguar que asociaciones o grupos de pacientes de cannabis medicinal hay en tu país, o en tu zona, ya en marcha, y ponerte en contacto con ellos. Podrían ofrecerte información de primera mano sobre las posibilidades a tu alcance.

¡Saludos y Suerte!

24/02/2017

edgar rivera

Hola buena noche soy de México CDMX. tengo 25 años estoy en tratamiento con nubrenza 8 mg, la marihuana podria ser mejor resultado?

Llevo desde los 21 con este padecimiento alguien podría apoyarme con informacion?
Que cantidad seria recomendable fumar o como seria bueno consumirla?
Saludos y gracias.

17/03/2017

Miranda

Hola Edgar,

Para iniciar un tratamiento o terapia a base de cannabis, lo más recomendable sería acudir a tu médico, o a un profesional médico conocedor de los beneficios del cannabis, para que pueda recomendarte cuál es la mejor opción en tu caso, cuál es la variedad más adecuada, dosis, tipo de administración, regularidad de consumo, etc. Cada caso es diferente.

Además, sería muy interesante averiguar que asociaciones o grupos de pacientes de cannabis medicinal hay en tu país ya en marcha, y ponerte en contacto con ellos. Pueden ofrecerte información de primera mano sobre la situación legal del cannabis medicinal en tu país y sobre las posibilidades a tu alcance.

Por nuestra parte, aquí tienes algunos artículos interesantes sobre cannabis medicinal y sobre el Parkinson que pueden resultarte útiles.

https://sensiseeds.com/es/blog/los-4-beneficios-mas-importantes-del-cannabis-para-el-parkinson/

https://sensiseeds.com/es/blog/el-cbd-en-la-medicina-como-puede-utilizarse/

https://sensiseeds.com/es/info/company/sobre-sensi-seeds/sensi-seeds-y-el-cannabis-medical/como-elegir-una-variedad-de-cannabis-medicinal/

¡Gracias y Suerte!

17/03/2017

Salvieta

Hola primero quiero agradecerles por este blog y su manera de responder tan cuidadosa y empática.
Mi tío tiene Parkinson y queríamos probar con Cannabis Medicinal.
Soy de Argentina, sabes dónde puedo conseguir semillas?
Muchas gracias abrazo grande!

14/03/2018

Miranda

Hola Salvieta,

¡Agradecemos mucho tus palabras y nos alegra saber que nuestro blog sirve de ayuda a nuestros lectores!
Como siempre recomendamos, antes de empezar un tratamiento con cannabis medicinal, lo mejor es consultarlo con el médico del paciente o con un profesional médico que conozca los beneficios del cannabis – quien puede recomendar a cada paciente cuál es la mejor opción, mejor método de administración, dosis más adecuada, etc. teniendo en cuenta su historial clínico.
También te recomendamos averiguar qué asociaciones o grupos de pacientes de cannabis medicinal hay ya en marcha en Argentina y ponerte en contacto con ellos. Seguro que pueden ofreceros información de primera mano sobre las experiencias de otros pacientes como tu tío y sobre las posibilidades a vuestro alcance.

¡¡Suerte y otro abrazo de vuelta!!

20/03/2018

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More