Where |Países Bajos

Capital |Ámsterdam

Inhabitants |17000000

Legal Status |illegal

Medical Program |yes

by Martijn on 09/02/2015 | Legal & Política

La situación legal del cannabis en los Países Bajos – una visión general

Ley La legislación del cannabis a los Países Bajos, antes liberal, ha cambiado mucho. Como turista, ¿puedes comprar marihuana en los coffeeshops, o no? ¿Cuántas plantas puedes cultivar? ¿Cuál es el estado actual del cannabis en este país?


Durante mucho tiempo, se ha considerado a los Países Bajos, en concreto a Ámsterdam, el nirvana del cannabis. Durante los últimos años, la legislación del cannabis, que una vez fue liberal, ha cambiado mucho. Mientras que otros países y estados norteamericanos están dando alcance, rápidamente, a los Países Bajos, el país está perdiendo su imagen progresista en lo que respecta a este tema.

Aspectos legales relativos al consumo, posesión y cultivo de cannabis

El origen de la política de tolerancia

Los Países Bajos han funcionado bajo la llamada «política de tolerancia» desde 1976, cuando se implementó la nueva Ley del Opio, que distinguía entre drogas blandas y duras. Una de las principales razones de esta situación fue el grave problema que el país estaba sufriendo con la heroína. Por aquel entonces, sobre todo Ámsterdam, estaba saturada de heroína barata, lo que causó enormes problemas. El consumo de hachís también era cada vez más popular, sin embargo, apenas ocasionaba problemas.

En 1972, el informe «Touwtrekken om hennep» concluyó que el consumo responsable de cannabis era factible (como se había comprobado en la práctica) y comparable con el consumo de alcohol y tabaco. En interés de la salud pública y con el fin de desocupar los recursos policiales para poder dedicarse a luchar contra la heroína, el gabinete ministerial quiso excluir el cannabis y el hachís del ámbito del derecho penal lo más rápido posible. El objetivo era la despenalización completa, pero se convirtió en un proceso largo debido a los convenios internacionales. Mientras tanto, se despenalizó el consumo de cannabis, convirtiendo a los Países Bajos en ¡el primer país en el mundo en hacerlo!

La venta de cannabis

A pesar de la política de la tolerancia, la venta de drogas blandas sigue siendo un delito, pero el Ministerio Público no procesa a los coffeeshops si respetan unas regulaciones específicas, tales como:

  • Se puede venderun máximo de 5gramospor persona;
  • Las existenciasno pueden exceder los500gramos;
  • Los coffeeshopsno pueden causarmolestias;
  • Nose pueden vender drogas duras;
  • Nose pueden vender drogas blandasa los menores;
  • Los coffeeshopsno pueden publicitarlas drogas blandas;
  • Los coffeeshopsno pueden ubicarse en unradio inferior a 250metrosde una escuela.

Las autoridades locales tienen la libertad de modificar el presente reglamento, a su discreción, y los coffeeshops que violen dichas regulaciones se cierran temporalmente. Las infracciones repetidas pueden terminar con el cierre permanente.

La posesión y el consumo de cannabis

La posesión y el consumo de cannabis suponen un delito, pero se toleran en determinadas circunstancias. Una persona puede llevar encima un máximo de 5 gramos de marihuana, o hachís, sin correr el riesgo de ser procesada. Si la policía te lo encuentra encima, puede confiscarlo, y si te niegas, puedes ser detenido. La posesión de más de 5 gramos puede interpretarse como uso comercial y conlleva una multa de hasta 3.500 €. La posesión de más de 30 gramos es un delito que acarrea una pena máxima de prisión de dos años y/o una multa de hasta 16.750 €.

No se permite el consumo de cannabis en público. Sin embargo, seguir la pista de la posesión y el consumo de pequeñas cantidades no es una prioridad y la policía no lo persigue de forma activamente. En concreto, en el centro de Ámsterdam, la posibilidad de que alguien que está consumiendo cannabis, pero no causa molestias, tenga un encontronazo con la policía es remota.

El cultivo de cannabis

El cultivo de cannabis es un delito, pero se tolera cultivar 5 plantas para uso personal. Sin embargo, existe un límite de un aparato técnico, por ejemplo, un armario de cultivo hidropónico, luces de cultivo, o el sistema de extracción, ya que dos o más, sugerirían que existe un cultivo profesional. Desafortunadamente, el cultivo de interior generalmente requiere dos aparatos o más.

A cualquier persona a la que se encuentre con 5 plantas, pero que no sea productor profesional, se le confiscará todo el equipo, pero no será procesada. Cinco plantas en un entorno profesional son cuestionables, mientras que cualquier cantidad superior a 5 plantas conduce, irrevocablemente, a ser acusado ante un tribunal.

El cannabis medicinal en los Países Bajos

La prescripción de cannabis medicinal se permite en los Países Bajos, pero todavía está dando sus primeros pasos. Bedrocan es la única empresa encargada por el Ministerio de Salud, Bienestar y Deportes de producir cannabis, legalmente, y suministrárselo a las farmacias. Esto significa que, aunque los médicos pueden recetar cannabis, rara vez lo hacen. Muchos médicos siguen sin tener la suficiente información sobre los efectos terapéuticos del cannabis y muchas compañías de seguros médicos siguen sin cubrir los gastos del cannabis medicinal.

Las semillas de cáñamo y de cannabis

El cultivo y procesamiento de cáñamo industrial, con un componente psicoactivo de menos del 0,3%, es legal en los Países Bajos, pero el gobierno debe ser informado previamente. La producción de cáñamo holandés fue introducida por Ben Dronkers en 1994. Dronkers reconoció el potencial de la planta y, movido por la ambición de producir un cultivo tradicional, ecológico y económicamente viable, en su país natal, estableció Hempflax con 140 hectáreas dedicadas a la producción de cáñamo. Actualmente, la empresa cuenta con unas 450 hectáreas en los Países Bajos, 550 en Alemania y 700 en Rumania.

En los Países Bajos, se permite la venta de semillas de cannabis para el cultivo de plantas que producen sustancias psicoactivas. Dichas semillas no se consideran diferentes a cualquier otra, pero su cultivo se limita a 5 semillas.

Investigación

En 2013, Maurice de Hond, muy conocido por realizar encuestas sobre la opinión pública en Holanda, publicó los resultados de un sondeo realizado entre la población holandesa con respecto a la despenalización del cannabis. Según su investigación, por lo menos el 65% de los holandeses creen que el gobierno debería seguir el ejemplo de Uruguay, que en 2014 aprobó una ley para regular el consumo, el cultivo, la venta y el procesamiento del cannabis. Sin embargo, desde 2010, el gobierno ha estado muy comprometido en la criminalización del cannabis, mientras que otros países, y estados norteamericanos, están adoptando la política holandesa a día de hoy.

Conviene saber

La corrosión de la política de tolerancia

La política de tolerancia pretendía ser un primer paso hacia una regulación completa. Sin embargo, no se tomaron nuevas medidas, y las consecuencias se han hecho sentir. El mayor problema es que se permite que los coffeeshops vendan a través de la puerta principal, mientras que para ellos es ilegal comprar a través de la llamada puerta de atrás. La producción profesional tampoco no se permite. De este modo, el sistema ha creado una práctica de negocio operativa que depende en parte de un proceso de producción, y compra, ilegal que obliga a los propietarios de los coffeeshops a hacer negocios con delincuentes.

La regulación de la producción restaría protagonismo a los productores comerciales y crearía un proceso de producción controlable. En cambio, el gobierno toma medidas represivas contra los cultivadores comerciales, al mismo tiempo que la producción no disminuye. Además, las regulaciones concernientes a los coffeeshops son cada vez más restrictivas, y como resultado, no quedan abiertos más de 600 coffeeshops de los 1.500 que había.

Se ha criticado mucho a esta política fallida. Los recursos policiales son absorbidos por la lucha contra el cannabis, mientras que no se ocupan de otros temas más importantes, a los ojos de muchos. El poder judicial también se encuentra sobrecargado y todo esto está costando una gran cantidad de dinero de los contribuyentes. Sin embargo, el Gobierno no tiene intención de detenerse y, hace poco tiempo, ha puesto en marcha la llamada Ley Growshop y ha intentado prohibir el cannabis con un contenido de THC superior al 15%.

Las provincias del sur

Con el fin de hacer frente a la supuesta conducta antisocial de los turistas, procedentes de otros países de la UE, que compran cannabis en los Países Bajos, se implementó, en 2012, el wietpas  (más tarde el criterio I) en las provincias del sur de los Países Bajos. Lo que muchos habían anticipado se hizo realidad: los turistas siguen llegando, pero ahora compran a los delincuentes y vendedores callejeros que, además de drogas blandas, también venden drogas duras y causan más de un problema.

Por ahora, la prohibición de las ventas se aplica a los no residentes en las provincias de Limburgo, Brabante Septentrional y Zelanda, solamente. A pesar de la medida fallida, el gobierno sigue teniendo la intención de ponerla en práctica a nivel nacional. Muchos coffeeshops violan la regulación y muchas autoridades locales se oponen firmemente a ella.

El cannabis y los partidos políticos de los Países Bajos

El Ministro de Justicia holandés, Ivo Opstelten
El Ministro de Justicia holandés, Ivo Opstelten

El VVD (Partido Popular por la Libertad y la Democracia) ha estado en el poder desde 2010. El partido dice ser liberal, pero el VVD criminaliza el cannabis sin descanso, sin tener una mentalidad abierta ante las alternativas. Afortunadamente, hay una serie de partidos que apoyan una política alternativa, por ejemplo, el PvdA (Partido Laborista), D66, Groen Links, el SP (Partido Socialista holandés), el PvdD (Partido por los Animales), y el partido50+.

En enero de 2014, se organizó un acto denominado Regularización Conjunta, en el que más de 50 alcaldes, de diferentes partidos políticos y que habían perdido la confianza en la estrategia nacional del cannabis, firmaron un manifiesto cuyo objetivo consiste en presionar al gobierno para que permita probar la producción de cannabis regulado. Por último, cada vez más jueces se niegan a defender una política mal concebida.

Esperamos que llegue el momento en que el gobierno, elegido democráticamente, se incline ante los hechos, la voluntad del pueblo y el poder judicial.

Si quieres leer más sobre la evolución de la política holandesa, echa un vistazo a las sugerencias a continuación de este artículo.

Sección de comentarios

Publica un comentario


Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?

Where |Países Bajos

Capital |Ámsterdam

Inhabitants |17000000

Legal Status |illegal

Medical Program |yes

Read More
Read More
Read More
Read More