Cannabis en Namibia: Leyes, Usos, e Historia

En 2006, el gobierno de Namibia hizo cambios a sus leyes del cannabis. Ahora hay penas de cárcel de hasta 40 años, aunque en la práctica, rara vez se aplican a los delitos relacionados con el cannabis. A pesar del riesgo de cárcel, la sustancia se consume de forma frecuente en todo el país, y el tráfico en las fronteras es un problema grave.

    • Capital
    • Windhoek
    • Habitantes
    • 2,697,000
    • Productos de CBD
    • Ilegal
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal
    • Cannabis medicinal
    • Ilegal

Legislación del cannabis en Namibia

¿Se puede poseer y consumir cannabis en Namibia?

En 2006, el gobierno de Namibia aprobó el Proyecto de Ley de Lucha contra el Abuso de Drogas (Combatting of the Abuse of Drugs Bill). Poseer y consumir cannabis (y otras sustancias estupefacientes) sigue siendo ilegal en el país, solo que ahora, las penas son más severas.

La ley prohíbe el consumo y la posesión de cannabis, con penas de cárcel de entre 20 y 40 años para aquellos sorprendidos en posesión de la sustancia. Otra alternativa es imponer al acusado una multa de entre 300.000 y 500.000 dólares namibios, o una multa y una pena de cárcel.

Gabes Shihepo, viceministro de Seguridad y Protección de Namibia, afirmaba que el abuso de sustancias en el país había alcanzado «proporciones alarmantes» y que el proyecto de ley se había presentado para actuar como un elemento disuasorio más para los consumidores de sustancias. Sin embargo, en la práctica, generalmente los detenidos solo reciben penas cortas y pequeñas multas.

A pesar de las leyes duras, el consumo de cannabis sigue siendo frecuente. Un informe reciente de UNODC reveló que el 3,9% de la población de Namibia lo consume. Conocido como dagga o dakha por los locales (o como un «zol» para referirse a un porro), se considera una práctica aceptada a nivel social, y la gente sigue consumiéndola con regularidad, a pesar de que ahora corren el riesgo de ser condenados a una larga pena de cárcel.

Algunas facciones de la sociedad namibia piden que se legalice el consumo de cannabis. Un ejemplo a destacar son los rastafaris del país, que consumen y usan la sustancia como parte de sus prácticas religiosas. En 2019, unieron fuerzas con los consumidores de Ganja de Namibia (GUN) para protestar contra estas leyes severas.

Borro Indungula, un representante de GUN, realizó las siguientes declaraciones: «Hacemos un llamamiento a los miembros del Parlamento para evitar que la policía arreste a los consumidores de ganja, porque no son delincuentes. Esta ley es inconstitucional y nos sentimos privados de nuestros derechos».

¿Se puede vender cannabis en Namibia?

Se aplican las mismas penas por vender y suministrar cannabis que por posesión: de 20 a 40 años de cárcel, además de una multa muy cuantiosa.

En la práctica, a veces las penas son más pequeñas. Por ejemplo, en 2012, Nandipha Gcilishe fue condenada a solo dos años y medio de cárcel por tráfico de drogas, que es bastante inferior a las condenas de otras partes del mundo.

El cannabis sigue siendo objeto de tráfico en Namibia, a pesar del riesgo de ser enviado a prisión. El país no es un gran productor de cannabis (ni de ninguna otra sustancia), así que en su lugar, las sustancias ilegales llegan desde otros países y generalmente se introducen en el país. Windhoek es el centro del tráfico de drogas del país, y también es frecuente en las ciudades costeras de Swakopmund y Walvis Bay, además de Oshakati en el norte.

A causa de las amplias fronteras con otros países (entre los que se incluyen algunas de las principales naciones productoras de drogas de África) y de la falta de financiación, las autoridades namibias están luchando para hacer frente a los niveles de tráfico. Jurie Viljoen, de Monitor Action Group, ha dicho que «los contrabandistas saben que Namibia no tiene los recursos humanos ni el equipamiento necesarios ni el control fronterizo adecuado para ocuparse del problema«.

McHenry Venaani, un representante de la Alianza Democrática Turnhalle (DTA), comentaba que «uno de cada dos hombres namibios desempleados participa de alguna manera en actividades relacionadas con las drogas». El ministro de Seguridad y Protección, Nickey Iyambo, añadía que muchos de los hombres jóvenes encerrados en las cárceles han recurrido a la delincuencia debido al desempleo y a la pobreza.

Sebastian Ndeitunga, inspector general de la fuerza policial de Namibia se hizo eco de esta opinión. Cuando se le preguntó sobre el tráfico de drogas en los puestos fronterizos, admitió: «No sabemos cuántos cargamentos han pasado sin ser detectados o con ayuda. Por lo tanto, tenemos que reforzar nuestra inteligencia y también fomentar la honestidad y el compromiso total de todos los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado».

¿Se puede cultivar cannabis en Namibia?

Es ilegal cultivar cannabis en Namibia a menos que lo apruebe el gobierno, con fines medicinales o de investigación. No obstante, aunque la legislación establece que los sorprendidos cultivándolo serán condenados a una pena de cárcel significativa y/o a una multa, por lo general, las sentencias reales son algo menores.

Independientemente del riesgo de arresto, en Namibia se cultiva cannabis, aunque de forma limitada. La mayor parte del cannabis cultivado en el país se puede encontrar en el norte, que es la única zona con suficiente lluvia para cumplir con los requisitos de las plantas. Es un cultivo a pequeña escala, a menudo para consumo personal en lugar de para la venta; y lo que se vende generalmente se queda en el país.

Se realizan detenciones por el cultivo de cannabis. Por ejemplo, en 2019, un hombre fue arrestado en Erongo por cultivar solo 13 plantas.

Ileni Shapumba, un suboficial de la policía, afirmaba: «Algunos lo justifican como medicina, pero la legislación es clara, si te encuentran en posesión de dagga (cannabis) o cultivándolo en tu jardín, debes ser arrestado».

Pero el cultivo doméstico no satisface las demandas de los consumidores de cannabis de Namibia, y la mayor parte de la sustancia procede de Sudáfrica, Zambia o Angola.

Aunque es ilegal cultivar cannabis en Namibia, esto no ha impedido que algunos empresarios de Namibia busquen oportunidades en la industria en otros lugares. En 2019, el gobierno de Lesoto otorgó a Knowledge Katti y a su socio Thabo Ntai una licencia de 10 años para cultivar, producir y suministrar cannabis en su país. La licencia también les da derecho a importar y exportar el producto.

¿Es legal el CBD en Namibia?

La legislación no distingue entre el cannabis y el CBD. Como resultado, el CBD también es ilegal y no se puede comprar, consumir ni vender en el país.

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a Namibia?

Del mismo modo, las semillas de cannabis se consideran parte de la planta de cannabis y es ilegal comprarlas, venderlas o usarlas con el fin de cultivar plantas. Tampoco se pueden enviar por correo al país.

Cannabis medicinalen Namibia

Actualmente Namibia no cuenta con un programa de cannabis medicinal en marcha. Sin embargo, el gobierno permite a las empresas cultivar cannabis con fines medicinales en el país, siempre que consigan la licencia correcta.

Un ejemplo de ello es Erin Resources, una empresa minera que adquirió los derechos para cultivar cannabis en Namibia en 2015. Lo hicieron mediante una oferta pública de venta para cotizar en bolsa, después de hacerse con el 100 % del capital de MGC Pharmaceuticals.

Con los permisos, Erin Resources podría cultivar tanto cannabis como necesite para su posterior procesamiento y comercialización en el país.

Cáñamo industrial en Namibia

Es ilegal cultivar cáñamo en Namibia, ya que no se considera diferente del cannabis. Sin embargo, con países vecinos como Sudáfrica que están aprovechando la «fiebre verde» y las ganancias potenciales de conceder licencias para cultivar cáñamo, el gobierno de Namibia podría verse influido para hacer lo mismo.

Conviene saber

Si vas a viajar a Namibia (o resides actualmente en el país), te puede interesar saber lo siguiente:

  • Los países sudafricanos cercanos, como Zimbabue, Lesoto y Sudáfrica, han dado pasos progresivos para reformar sus leyes relativas al cannabis. Queda por ver si Namibia adoptará el mismo enfoque en el futuro.
  • El cannabis es la sustancia estupefaciente más consumida en el país.
  • El tráfico de drogas está aumentando en Namibia, al igual que en muchas otros países del continente. Esto se contrapone con la tendencia mundial: en otros continentes, por lo general las tasas de tráfico de drogas se han estabilizado.

Historia del cannabis

Se cree que el cannabis llegó por primera vez a Namibia en algún momento antes del siglo XV, aunque no se dispone de evidencias que demuestren exactamente cuándo. Como en gran parte del continente, probablemente la planta llegó al país de la mano de los comerciantes que hablaban bantú, y luego se adoptó rápidamente como un cultivo valioso.

Desde entonces, los pueblos tribales de Namibia han utilizado el cannabis con fines espirituales, recreativos y medicinales. La tribu de los Bashilange (a veces llamados Tushilange) es un ejemplo particularmente interesante. Antes del siglo XVIII/XIX, eran conocidos por ser guerreros, y explotaban a las tribus vecinas mediante el uso de la fuerza.

Luego, empezaron a consumir cannabis y a adorar a la planta. Sus prácticas culturales se volvieron notablemente más pacíficas, aunque obviamente, es imposible confirmar si se debió o no únicamente al cannabis. Luego formaron una sociedad religiosa llamada Bena-Riamba, un nombre que se traduce como «hijos del cannabis».

Lamentablemente, la paz duró poco. El pacífico pueblo Bashilange dejó de exigir tantos tributos a las otras tribus, y su riqueza comenzó a disminuir. Esto condujo a un golpe de estado en 1876, en el que algunos de los más jóvenes derrocaron al Consejo de Ancianos y se hicieron con el control de la tribu. Las antiguas prácticas agresivas de la tribu fueron restablecidas de inmediato.

Actitudes ante el cannabis

Existe un fuerte apoyo a la legalización del cannabis en Namibia, sobre todo entre los jóvenes y la comunidad rastafari. Sin embargo, no todos están convencidos de que sea lo correcto.

Por ejemplo, en una entrevista con The Windhoek Observer, Eunice Lot (madre de cinco hijos) expresaba su preocupación de que legalizar el cannabis haría que la gente «perdiera el contacto con la realidad». «Los niños tampoco se concentrarían en su trabajo escolar porque no tendrían el estado de ánimo adecuado para hacerlo», añadía. Sin embargo, confirmaba que estaba de acuerdo con la legalización de la sustancia con fines medicinales.

Otros ciudadanos namibios se sienten decepcionados por la suposición de que el país seguirá los pasos de Sudáfrica y despenalizará el consumo de cannabis. Katrina Hanse-Himarwa, Ministra de Educación, Arte y Cultura, comentó: “Sudáfrica y Namibia tienen mucho en común, pero somos un país soberano con nuestras propias leyes que nos gobiernan (…) solo porque Sudáfrica haya legalizado el consumo de cannabis, no significa que Namibia tenga que hacer lo mismo».

A pesar de estas percepciones negativas, el cannabis sigue siendo la sustancia estupefaciente más popular del país. De hecho, se ha convertido en una parte integral de la cultura de Namibia, como en muchas otras naciones africanas.

¿Se legalizará en el futuro?  

A día de hoy, el gobierno de Namibia no ha indicado que tenga la intención de cambiar las leyes del cannabis en ningún momento en el futuro, a pesar de que otras naciones sudafricanas ya han despenalizado el cannabis y legalizado su uso medicinal.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba