by Seshata on 27/07/2015 | Legal & Política

Situación legal del cannabis en Italia – una visión general

Tradicionalmente, Italia ha tenido un enfoque confuso en lo que respecta a las políticas relativas al cannabis. En 2006, el gobierno italiano, durante la presidencia de Silvio Berlusconi, puso en marcha una legislación relativa al cannabis mucho más dura que la que estaba previamente en vigor, pero en 2014, el Tribunal Constitucional dictaminó que la ley era nula.


Aspectos legales relativos al consumo, posesión y cultivo de cannabis

Posesión y consumo de cannabis

En Italia, el consumo de drogas no ha sido nunca un delito penal, y aunque la posesión es ilegal, no se penalizan las cantidades personales con sanciones penales. Por lo tanto, la posesión de cannabis para consumo personal está despenalizado en Italia, pero sigue siendo ilegal según el derecho internacional.

En Italia, el consumo de cannabis no es ilegal y se consume, de forma amplia, por todo el país (© GDJVJ)
En Italia, el consumo de cannabis no es ilegal y se consume, de forma amplia, por todo el país (© GDJVJ)

La historia reciente de la legislación del cannabis es bastante agitada. En 1990, la Ley Lervolino-Vassalli definió las infracciones no penales para las drogas «blandas», incluido el cannabis. A continuación, en 1993, los ciudadanos italianos votaron en referéndum a favor de la despenalización de la posesión personal de todas las drogas.

En 2006, la aprobación de la Ley Fini-Giovanardi por el gobierno de Berlusconi hizo que se abandonase la distinción entre drogas duras y blandas, y las penas para las drogas blandas, incluyendo el cannabis, aumentaron en consonancia con las de las drogas duras, como la heroína y la cocaína. En 2014, el Tribunal Constitucional consideró que la ley Fini-Giovanardi era inconstitucional, y la ley volvió de nuevo a seguir el anterior modelo Lervolino-Vassalli.

En la actualidad, las personas halladas en posesión de cannabis en Italia son susceptibles de recibir una simple advertencia. Los menores de edad o personas bajo tutela del estado pueden estar sujetos a las órdenes de tratamiento obligatorio a instancias de su tutor. Los consumidores de drogas consideradas un peligro para el público pueden ser hospitalizados como precaución de seguridad durante una investigación o juicio.

Venta de cannabis

La venta y el tráfico de cannabis es ilegal en Italia, aunque las penas son más livianas que las impuestas en el caso de las drogas «duras», como la heroína y la cocaína. Bajo la ley Fini-Giovanardi, la venta o el tráfico de cannabis podían castigarse con hasta veinte años de prisión y multas de hasta 260.000 €. Ahora, la pena por la venta o tráfico de cannabis se sitúa en de dos a seis años de prisión y en multas de un máximo de 75.000 €.

Actualmente, la única venta de cannabis que es legal en Italia es la de cannabis medicinal importado de los Países Bajos, que está disponible en las farmacias autorizadas para los pacientes que posean una receta válida, y cuesta hasta 38€ el gramo (casi diez veces más que el cannabis comprado ilegalmente en la calle).

En julio de 2015, 218 legisladores italianos de varios partidos políticos, tanto de derechas como de izquierdas, firmaron un proyecto de ley para la plena legalización del cannabis, que permitiría el uso recreativo, las ventas al por menor, la posesión de hasta quince gramos, la creación de clubes sociales y el cultivo en cantidades personales. Este proyecto de ley es, sin duda, el más progresista de la historia de la legislación italiana relativa a las drogas y si se aprueba, convertirá a Italia en el segundo país, después de Uruguay, en legalizar el cannabis a nivel nacional.

Cultivo de cannabis

El cannabis se cultiva ampliamente en Italia, y se lleva cultivando milenios (© Drome)
El cannabis se cultiva ampliamente en Italia, y se lleva cultivando milenios (© Drome)

El cultivo de cannabis es ilegal en Italia, y aquellos sorprendidos cultivando cannabis están sujetos a sanciones penales equivalentes a las de la venta y tráfico. Sin embargo, el cultivo de una única planta de cannabis no es técnicamente ilegal, debido a una sentencia de 2011 emitida por el Tribunal Supremo, siempre y cuando sea para consumo personal y siempre que la conducta del acusado en la comisión del delito no sea «ofensiva», es decir, perjudicial para la pública seguridad.

A medida que conocemos más el lado más oscuro del mercado negro del cannabis, aumenta el número de fumadores italianos que cultivan su propio cannabis, tanto para evitar comprar a delincuentes, como para asegurarse de que su producto sea seguro, de gran calidad y que esté libre de contaminantes.

El cultivo de cannabis se lleva produciendo en Italia desde hace miles de años. En las regiones más cálidas del sur, la mayor parte de la cosecha se cultiva en exterior. En la zona norte, más fría, el cannabis de gran potencia generalmente se cultiva en interior, mientras que el cultivo de cáñamo está muy extendido en exterior.

En la actualidad, las personas que sean sorprendidas cultivando más de una planta de cannabis puede ser objeto de un procedimiento penal, incluso si se puede demostrar que las plantas estaban destinadas para el consumo personal o medicinal. Sin embargo, se han dado casos de individuos absueltos en tales circunstancias.

Cannabis medicinal en Italia

En enero de 2013, el ministro de Salud Renato Balduzzi firmó un proyecto de ley histórico que permite el uso medicinal del cannabis a aquellos que posean una receta válida de un médico autorizado. Ahora se permite a los pacientes conseguir un suministro legal de cannabis medicinal en farmacias estatales con licencia, pero hasta la fecha, el único cannabis disponible ha sido el importado de los Países Bajos, y su coste es prohibitivo, llegando hasta 38 € el gramo.

En respuesta a este problema, el gobierno italiano reveló el año pasado su sorprendente plan de encargar al Ejercito que cultive cannabis destinado para su distribución en las farmacias de todo el país. En la actualidad, la primera cosecha se está cultivando en un lugar seguro, en una planta farmacéutica militar en Florencia, y según se informa no queda mucho para esté terminada.

Se espera que la operación produzca hasta 100kg de cannabis al año, que serán distribuidos a las distintas regiones de Italia con la intención de que se les proporcione a los pacientes de forma gratuita o a un coste mínimo. A día de hoy, la mitad de las veinte regiones de Italia han acordado suministrar el medicamento a sus pacientes de forma gratuita o a bajo coste. Si se aplicasen tasas, se estima que el precio del gramo en la región sería de entre 5 € y 15 €.

Semillas de cannabis y equipos de cultivo

La venta de semillas y de equipo de cultivo es legal en Italia, aunque las semillas suelen venderse etiquetadas como ‘artículos de coleccionismo’ y pueden incluir advertencias de que el cultivo es ilegal. Los growshops se encuentran con más frecuencia en los alrededores de las grandes ciudades, y se pueden contar hasta doscientos por todo el país.

La mayoría del equipo de cultivo y de las semillas vendidas en Italia se importan de otros países europeos, como los Países Bajos y España, o desde los EE.UU. y Canadá.

Cáñamo industrial en Italia

Silvio Berlusconi, bajo cuyo mandato el gobierno italiano aprobó una legislación del cannabis históricamente restrictiva (© Samuele Silva - Reportage)
Silvio Berlusconi, bajo cuyo mandato el gobierno italiano aprobó una legislación del cannabis históricamente restrictiva (© Samuele Silva – Reportage)

Italia ha cultivado cáñamo y cannabis desde hace milenios. Sin embargo, como ocurrió con el resto del mundo occidental, el cultivo de cáñamo cayó en desgracia durante el siglo XX y en la década de 1950, ya había desaparecido casi del todo.

En 2011, se aprobó una nueva ley que permite a los agricultores italianos en posesión de una licencia válida cultivar legalmente cáñamo industrial. Desde entonces, la industria ha despegado a pasos agigantados y ahora ocupa una superficie total de 2.000 hectáreas. Esto resulta insignificante en comparación con las cerca de 200 mil hectáreas cultivadas en la etapa previa al siglo XX en Italia. Sin embargo, tanto la producción como la demanda van en aumento, por lo que es posible que el área total de cultivo aumente considerablemente durante los próximos años.

Italia tiene una próspera industria del cáñamo, que se centra principalmente en la producción de materiales para la construcción, como ladrillos de cáñamo y losas prefabricadas de cáñamo. Dichos productos se exportan al extranjero o se utilizan en el propio país por alguna de las diversas empresas italianas que actualmente construyen casas totalmente de cáñamo.

Los partidos políticos de Italia y el cannabis

Partido Democrático (Partito Democratico)

En la actualidad, el partido mayoritario del Parlamento italiano, el PD está a favor de la legalización del cannabis, y ha manifestado abiertamente su apoyo a la propuesta para legalizar el cannabis que se está discutiendo en el Parlamento.

Movimiento Cinco Estrellas (Movimento Cinque Stelle)

Los populistas M5S están a favor de la legalización del cannabis, y varios miembros fueron firmantes del proyecto de ley que actualmente se abre paso en el Parlamento.

Fuerza Italia (Forza Italia)

Formado a partir del PDL (Pueblo de la Libertad), FI, el partido del ex presidente Silvio Berlusconi, ahora caído en desgracia, se opone firmemente a la legalización de las drogas, incluido el cannabis.

Nuevo Centroderecha (Nuovo Centrodestra)

En general, el NC de centroderecha se opone a la legalización de las drogas, y su líder Carlo Giovanardi ha afirmado que es necesario «contarles a los jóvenes los daños irreversibles que el consumo de drogas les causará, sobre todo a una edad temprana».

Izquierda, Ecología y Libertad (Sinistra Ecologia Libertà)

Nichi Vendola, líder del Partido, ha declarado que la prohibición favorece el tráfico de drogas y que apoya un cambio en la normativa de drogas actual en favor de políticas más progresistas.

Posible (Possibile)

Un nuevo partido formado en junio de 2015, con la intención de unificar la izquierda italiana, Possibile está a favor de la legalización del cannabis como parte de su enfoque tolerante, en general, hacia las libertades civiles.

La industria del cáñamo en Italia se remonta a miles de años atrás (© mastino70)
La industria del cáñamo en Italia se remonta a miles de años atrás (© mastino70)

Radicales Italianos (Radicali Italiani)

Este partido se formó en 2001 como una continuación del Partido Radical creado en 1955. Los Radicales han sido firmes partidarios de la legalización del cannabis desde su creación actual, y cuando trabajaban como Partido Radical fueron fundamentales para la aprobación de muchas leyes progresistas relativas a las drogas.

Elección Cívica (Scelta Civica)

Elección Cívica es un miembro de la coalición de gobierno actual en Italia, y están a favor de la legalización del cannabis.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More