10 Beneficios de las Semillas de Cáñamo como Fuente de Proteínas y Formas de Usarlas

Las proteínas son esenciales para la salud humana y hay que consumirlas todos los días. El cuerpo no sintetiza todas las proteínas necesarias para la función y el mantenimiento celular, y por eso es esencial consumir proteínas como parte de tu dieta. Aquí tienes ¡10 razones por las que las semillas de cáñamo son la mejor fuente de proteínas!

Las proteínas son esenciales para la salud porque se componen de cadenas de aminoácidos, que son los componentes básicos de las proteínas. Los aminoácidos proporcionan los componentes a la hemoglobina (que transporta el oxígeno en la sangre), los anticuerpos para combatir las infecciones, y un gran número de hormonas y enzimas que permiten que se produzcan todas las reacciones químicas en las células. Forman estructuras fundamentales para la función celular, como los receptores, la estructura celular y la motilidad celular.

A diferencia de las grasas y los azúcares, las proteínas no son almacenadas por el cuerpo humano, sino que se usan en los procesos celulares. Si no ingerimos la cantidad necesaria de proteínas al día, nuestros cuerpos descomponen el tejido muscular para compensar el déficit. Ahora que sabemos por qué son tan importantes, veamos por qué las semillas de cáñamo son la mejor fuente de proteínas.

1. Las semillas de cáñamo contienen los nueve aminoácidos esenciales

De los veinte aminoácidos que necesitamos, nueve están clasificados como «esenciales». Son los que nuestro cuerpo no puede sintetizar a partir de otros aminoácidos y partículas metabólicas. Esta es la razón por la que debemos consumirlos como parte de nuestra dieta. Las semillas de cáñamo contienen cantidades importantes de los nueve aminoácidos esenciales, por lo que son la manera perfecta de asegurarte de que tu cuerpo recibe la nutrición adecuada a diario.

2. Las semillas de cáñamo contienen más proteínas aprovechables por gramo que casi todos los demás alimentos

Las semillas de cáñamo contienen 25 gramos de proteínas por cada 100 gramos. Esta cantidad es mayor que la del resto de fuentes vegetales, y superior o equivalente a casi toda la carne y el pescado. Sobre el papel, la soja parece obtener mejores resultados que el cáñamo como fuente de proteínas de varias maneras.

Así pues, la semilla de cáñamo contiene un 25% de proteínas, mientras que la soja contiene el 32%. La soja también contiene niveles un poco más altos de ocho de los nueve aminoácidos esenciales. Sin embargo, es importante tener en cuenta qué cantidad de esta proteína puede utilizar el cuerpo. La soja, a diferencia de las semillas de cáñamo, contiene altos niveles de inhibidores de tripsina (véase más adelante) que impiden que la totalidad de sus proteínas y aminoácidos esenciales sean absorbidos por el cuerpo.

3. Las semillas de cáñamo no contienen inhibidores de tripsina

La tripsina es una enzima digestiva secretada por el páncreas como tripsinógeno. La función esencial de la tripsina es descomponer las proteínas en el intestino delgado para que el cuerpo pueda utilizar todos los aminoácidos disponibles y el resto de nutrientes que contiene.

Los inhibidores de tripsina bloquean la función de esta enzima, por lo que se descompone y se digiere menos cantidad de proteínas. Las semillas de cáñamo son un alimento poco frecuente entre los que son una fuente de proteínas que no contiene inhibidores de tripsina, por lo que todas las proteínas y los aminoácidos esenciales que contiene están a disposición del organismo. La carne, las nueces, la soja, las habas y la clara de huevo cruda contienen inhibidores de tripsina.

4. Las semillas de cáñamo contienen proteínas de fácil digestión

No todos los alimentos contienen proteínas fáciles de digerir. Los frutos secos y las legumbres contienen ácido fítico, que puede hacer que ciertas proteínas en los mismos alimentos no sean digeribles. Además, bloquea la absorción de zinc y hierro, que también son esenciales para la buena salud (¡y que se encuentran en las semillas de cáñamo!).

Aunque las legumbres son una buena fuente de proteínas, contienen saponinas, que son una forma de antinutriente muy parecido al ácido fítico. Estas saponinas también pueden interferir en el transporte de nutrientes y en la digestión de las proteínas. Resumiendo, no hay ninguna duda de que las semillas de cáñamo, que contienen edestina y albúmina, dos proteínas de alta calidad, son una de las proteínas más fáciles de digerir.

5. Las semillas de cáñamo contienen el equilibrio perfecto 2.5:1 de ácidos grasos esenciales

Las semillas de cáñamo y el aceite de semillas de cáñamo son fuentes muy abundantes de los ácidos grasos esenciales ácido linoleico, comúnmente conocido como omega-6, y ácido alfa-linoleico, también llamado omega-3. Al igual que ocurre con los aminoácidos esenciales mencionados antes, se clasifican como «esenciales» porque son indispensables para la salud; sin embargo, el cuerpo humano no los puede crear y tienen que formar parte de nuestra dieta.

Tan importante como estos mismos ácidos grasos es la proporción en la que se consumen, ya que la absorción y el uso adecuado de ambos depende de esto. Un exceso de ácidos grasos omega-6 puede de hecho causar serios problemas de salud.

La hipótesis es que durante la evolución, los seres humanos pasaron de consumir una proporción de 1:1 de omega-6:omega-3 a una proporción de 20:1. Esta es una proporción alta y poco saludable de omega-6 que aumenta el riesgo de obesidad. Hoy sabemos que la proporción más beneficiosa está entre 2:1 y 3:1. Curiosamente, este es el equilibrio que normalmente se encuentra en las dietas tradicionales de Japón y del Mediterráneo, ambos lugares con una tasa históricamente baja de enfermedades del corazón. La semilla de cáñamo tiene una proporción de alrededor de 2.5:1, lo que supone el equilibrio perfecto. En comparación, la soja tiene una proporción de 7:1.

6. El cultivo de semillas de cáñamo es beneficioso para el medio ambiente

Se ha escrito mucho sobre los beneficios del cultivo de cáñamo: requiere menor cantidad de agua, fertilizantes y pesticidas que otros cultivos alimentarios. Mejora el suelo para cultivos posteriores en lugar de degradarlo y puede bloquear grandes cantidades de carbono, tanto durante su cultivo como cuando se utiliza en productos para la industria de la construcción y la industria textil.

Por otro lado, la industria ganadera y cárnica daña el medio ambiente y produce emisiones extremadamente altas de carbono. En el presente trabajo titulado “Global Warming: Role of Livestock”, los autores atribuyen el 14 % de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo a la ganadería. Las investigaciones actuales exigen un cambio radical en las prácticas agrícolas, y el cáñamo se adapta perfectamente a la necesidad de un cultivo rico en proteínas.

7. La semilla de cáñamo es hipoalergénica por naturaleza

Muchas fuentes comunes de proteínas pueden causar reacciones alérgicas. Los frutos secos como los cacahuetes, las legumbres, los huevos, el pescado, el marisco y los productos lácteos son todos alérgenos conocidos y, en algunos casos, pueden causar la muerte. Las personas con enfermedad celíaca son intolerantes al gluten y no pueden comer alimentos como el trigo, la cebada y el centeno, que son todos fuentes de proteínas. La semilla de cáñamo no contiene gluten y, en un estudio, se sugiere que no causa ninguna reacción alérgica.

Sin embargo, es importante señalar que las mismas propiedades anticoagulantes de las semillas de cáñamo que reducen el riesgo de coágulos de sangre (véase más adelante) podrían causar problemas a las personas que tienen que tomar medicamentos anticoagulantes como la warfarina y a los hemofílicos. Aquellos que pertenecen a uno de estos dos grupos deben consultar al médico antes de incorporar grandes cantidades de semillas de cáñamo a la dieta.

8. La semilla de cáñamo está libre de contaminantes y aditivos

Los alimentos procesados, sobre todo la carne, se procesan y se envasan de forma que resulten  más atractivos. Generalmente, esto implica que se añaden conservantes, potenciadores del sabor y materiales de relleno que no son visibles a simple vista, pero que pueden tener efectos perjudiciales para el organismo. Además, se percibe una falta de transparencia en gran parte de la cadena de producción de carne, lo que se traduce en que los consumidores no suelen saber que se ha usado aditivos en su carne o la seguridad de dichos aditivos.

La semilla de cáñamo y el aceite de cáñamo presentan la ventaja de que ¡lo que ves es lo que hay! Eso no significa que no se lleven a cabo prácticas agrícolas poco éticas en lo que respecta al cáñamo, ya que los contaminantes industriales pueden convertirlo en semillas de cáñamo. Sin embargo, las semillas de cáñamo no requieren conservantes ni procesamiento para ser empaquetadas y vendidas. Esto significa que las semillas de cáñamo casi nunca contienen aditivos, y es mucho menos probable que contengan contaminantes.

9. La semilla de cáñamo reduce la inflamación, el colesterol y el riesgo de sufrir coágulos de sangre

El equilibrio de los ácidos grasos esenciales omega-6 y omega-3 antes mencionados permite al organismo hacer pleno uso de los ácidos grasos omega-3, que es posiblemente el mejor de todos los ácidos grasos poliinsaturados para la salud humana.

Se ha publicado un famoso estudio sobre los efectos de las dosis altas de omega-3. El estudio, titulado en inglés Reduction of Cardiovascular Events with Icosapent Ethyl-Intervention Trial (REDUCE-IT), concluyó que los beneficios de las dosis altas de omega-3 superan con creces los riesgos. El principal efecto beneficioso era una reducción de los problemas cardiovasculares y de los infartos.

Investigaciones recientes han observado un aumento en la proporción de omega-6:omega-3, y es el aumento de omega-6 en combinación con omega-3 lo que puede tener efectos adversos para la salud; es decir, cuando la proporción de los dos está desequilibrada. Coincidiendo con este aumento de la proporción, se produce un aumento de las enfermedades inflamatorias crónicas.

Los efectos positivos de los ácidos grasos omega-3 incluyen menor presión arterial y niveles más bajos de colesterol en sangre, regulación y normalización del metabolismo de la grasa, reducción de la dependencia de la insulina en los diabéticos, un aumento de la tasa metabólica en general, una mejor fluidez de la membrana y una marcada acción antiinflamatoria, especialmente beneficiosa para las personas que padecen artritis.

10. La semilla de cáñamo se incorpora muy fácilmente a cualquier dieta

Un factor que disuade a muchas personas de hacer cambios en su dieta es el inconveniente de los largos tiempos de preparación o de tener que añadir nuevas recetas elaboradas a sus horarios ya muy ocupados. Como alimento para la salud, las semillas de cáñamo son excepcionales porque ¡no necesitan ninguna preparación! Lo mejor es consumirlas crudas, ya que muchas de las proteínas pueden desnaturalizarse a altas temperaturas. Esto hace que sean perfectas para añadirlas a las ensaladas y a los cereales. No obstante, si se añaden a platos calientes justo antes de servir, todas sus propiedades nutricionales se conservan.

Junto con su sabor muy sutil, casi neutro y a frutos secos, resulta muy fácil incorporarlas a tu dieta actual. Esto es así tanto para las dietas convencionales como para las más específicas. Por ejemplo, se puede añadir a las judías al horno, al puré de patatas, a la salsa para la pasta, sopas y guisos. Las semillas de cáñamo son perfectas tanto si la dieta es vegetariana, vegana, libre de gluten, paleo, libre de lactosa, sin azúcar, macrobiótica o crudivegana.

Cómo incorporar el cáñamo a tu dieta

Existen múltiples formas diferentes de añadir las semillas de cáñamo a tu dieta. Vamos a echar un vistazo a algunas de las diferentes formas:

  1. Semillas de cáñamo sin cáscara

La primera forma y más obvia es consumir semillas de cáñamo sin cáscara directamente de la bolsa. Se pueden usar para aliñar las ensaladas y espolvorearlas sobre los cereales, yogurt o avena. Se pueden añadir a los batidos para darles un poco de textura, o incluso pueden añadirse a las mezclas ya preparadas de frutos secos. Tienen un sabor a frutos secos y encajan perfectamente con otros cócteles de frutos secos o de superalimentos. Sensi Seeds produce semillas de cáñamo sin cáscara que son el complemento perfecto para tu próxima comida.

  1. Aceite de semillas de cáñamo

Las semillas de cáñamo también se pueden prensar para producir aceite de semillas de cáñamo. El Aceite de Semillas de Cáñamo Hemp Foods de Sensi Seeds es orgánico y está prensado en frío, y también debería ser un alimento básico en la despensa. Tiene el mismo sabor a frutos secos que las semillas de cáñamo, ¡solo que puedes usarlo para aliñar una ensalada, puedes cocinar con él o puedes usarlo como base para tu próximo pesto!

  1. Batido de proteínas de cáñamo

Sensi Seeds ha innovado un delicioso y cremoso batido de proteínas de cáñamo. Se consume mejor por la mañana como un chute de energía delicioso para comenzar el día. También es un gran batido de proteínas para después de un entrenamiento o como un refuerzo de cáñamo, durante un día duro de trabajo o actividades deportivas. Disfrútalo solo o con frutas frescas para obtener un delicioso y revitalizante batido de proteínas.

Otras partes de la planta de cáñamo que puedes incorporar a tu dieta

El cáñamo es una de las plantas más versátiles del planeta, no solo por la cantidad de usos diferentes que tiene, sino por la cantidad de partes de la planta que se pueden usar. Las semillas de cáñamo no son la única parte de la planta de cáñamo beneficiosa para el cuerpo humano o la dieta. Las flores y las hojas también son ricas en material nutricional del que puedes beneficiarte.

  1. Hojas de cáñamo

Las hojas de cáñamo son ricas en proteínas, cannabinoides, terpenos y flavonoides. Estos compuestos tienen una amplia gama de aplicaciones, que incluyen ser antioxidantes y antiinflamatorios. ¡Las hojas se pueden espolvorear sobre una ensalada o incluso añadírselas a un sándwich!

  1. Flores de cáñamo

Las flores de cáñamo se incorporan mejor a la dieta según se retiran de la planta. Pueden exprimirse y consumirse solas o añadirse a otros zumos de superalimentos. El organismo absorbe mejor los cannabinoides en su forma ácida y están más biodisponibles que los cannabinoides descarboxilados. Las flores de cáñamo crudas contienen cannabinoides ácidos. Se necesitan muchas flores de cáñamo para hacer zumo, por lo que es mejor si tienes tus propias plantas en casa.

¿Cómo incorporas el cáñamo en tu dieta? ¡Nos gustaría saberlo! Deja tus sugerencias para enriquecer la comida con cáñamo en los comentarios de abajo.

  • Disclaimer:
    Este artículo no tiene la intención de sustituir el consejo, diagnóstico y tratamiento médicos profesionales. Siempre hay que consultar a un médico u otro profesional médico titulado. No hay que retrasar la búsqueda de asistencia médica ni ignorar el consejo médico debido a algo que se haya leído en esta página web.

Comments

1 comentario en “10 Beneficios de las Semillas de Cáñamo como Fuente de Proteínas y Formas de Usarlas”

  1. Air entering through the nose and mouth travels down the back of the throat and into the windpipe, which then divides into two air passages called the right and left bronchi. It doesn’t matter if you train in the morning before or after breakfast, or at night before or after dinner,. Eat a healthy diet, drink lots of water and start exercising.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Author and reviewer

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Sanjai_Sinha

    Sanjai Sinha

    El Dr. Sanjai Sinha forma parte del personal docente de la facultad de medicina Centro Médico Weill Cornell en Nueva York. Se dedica a atender a pacientes, enseñar a los residentes y estudiantes de medicina, y a realizar trabajos de investigación sobre los servicios sanitarios. Es un apasionado de la educación y formación de pacientes y de la práctica clínica basada en la evidencia. Su gran interés en la revisión de casos médicos proviene de estas pasiones.
    Más sobre este revisor
Ir arriba