by Miranda on 30/05/2016 | Medicinal

El Cannabis No Afecta a la Inteligencia de los Adolescentes


cannabis_does_not_affect_the_intelligence_of_teenagers

Uno de los grandes mitos que rodean al cannabis, y que se ha convertido en un cliché de la cultura popular, tiene que ver con que su consumo afecta negativamente a la inteligencia, sobre todo durante la adolescencia. El pasado mes de enero se publicaban los resultados de dos estudios con adolescentes que determinan que el consumo de cannabis no es el factor responsable ni de un CI menor ni de un peor rendimiento escolar.

 

Desde la Prohibición de la Marihuana, la propaganda contra la planta impulsada por la era “Reefer Madness” ha descrito el cannabis como una sustancia que, sin duda, perjudica especialmente a los adolescentes y jóvenes a nivel mental. A lo largo de las décadas, esta idea se ha generalizado, perpetuando el mito y convirtiéndolo en un cliché de la cultura popular, y persiste la preocupación generalizada de que los adolescentes que consumen cannabis se están exponiendo a diversos efectos cognitivos y psicológicos.

El Cannabis No Afecta a la Inteligencia de los Adolescentes
La propaganda contra la planta de la era Reefer Madness afirmaba que el cannabis perjudica a los jóvenes a nivel mental (CC. Chuck Cocker)

Aunque se han publicado estudios sobre los efectos cognitivos del cannabis que relacionan el cannabis con déficits cognitivos, como la pérdida de memoria y un bajo coeficiente intelectual, muchos de ellos son, metodológicamente, inconsistentes, y presentan resultados contradictorios, por lo que la existencia de un riesgo real sigue siendo objeto de polémica.

Dos Estudios Científicos lo confirman

En enero de este mismo año, se publicaban los resultados de un estudio que vuelve a poner de manifiesto el consumo de cannabis durante la adolescencia. Por fin, un grupo de científicos ha ido más allá, realizando el primer estudio de su tipo, al analizar el consumo de cannabis a largo plazo en hermanos gemelos adolescentes, comparando los cambios que se producían en el CI de uno de los hermanos gemelos que sí consumía cannabis con su otro gemelo que no lo consumía durante un periodo de 10 años.

Estos resultados se han presentado pocos días después de que se publicase un estudio similar en el mismo mes de enero de 2016, en el que un grupo de investigadores del Reino Unido concluía que el consumo de cannabis no está relacionado con el CI ni con el rendimiento escolar de adolescentes de entre 15 y 16 años.

Las conclusiones a las que han llegado ambos grupos de científicos rebaten las de estudios anteriores en los que se afirmaba que el consumo de cannabis puede dañar el cerebro en desarrollo de los adolescentes. Los dos estudios concluyen que consumir cannabis no es el factor responsable de que se produzca una reducción del coeficiente intelectual (CI) ni un rendimiento escolar más bajo.

Un estudio científico con gemelos adolescentes

En enero de 2016, se publicaba el estudio titulado: “Impact of adolescent marijuana use on intelligence: Results from two longitudinal twin studies (“Impacto del consumo de marihuana en la inteligencia de los adolescentes: Resultados de dos estudios longitudinales con gemelos”), en Proceedings of the National Academy of Sciences. El equipo de investigación dirigido por Nicholas J. Jackson, de la Universidad del Sur de California (USC), utilizó un estudio longitudinal para evaluar los efectos potenciales del consumo de cannabis en el coeficiente intelectual de adolescentes gemelos idénticos, que comparten genes y educación, de los que uno consumía cannabis regularmente y el otro nunca.

Para conducir este nuevo estudio, los investigadores recopilaron las estadísticas de otras dos investigaciones sobre gemelos durante su adolescencia para examinarlas. Se centraron en poco más de 3.000 personas, exactamente 3.066 sujetos adolescentes, a los que realizaron tests de inteligencia cuando tenían entre 9 y 12 años, obviamente antes de empezar a consumir cannabis. A lo largo de 10 años, el equipo les realizó cinco pruebas de inteligencia y encuestas confidenciales sobre el uso de cannabis. También se les preguntaba por su consumo de otras sustancias, como analgésicos, opiáceos, cocaína y un consumo excesivo de alcohol.

Posteriormente, los resultados de esos tests se cotejaron con las pruebas que les realizaron cuando los participantes tenían entre 17 y 20 años, registrando los cambios en las puntuaciones de las pruebas de CI de los sujetos para determinar la diferencia en las trayectorias de los gemelos consumidores de cannabis en comparación con sus homólogos no consumidores, y si dichas trayectorias habían empeorado en el caso de ser consumidor de cannabis.

El Cannabis No Afecta a la Inteligencia de los Adolescentes
A lo largo de 10 años, se les realizaron diferentes test de inteligencia y encuestas sobre su consumo de cannabis, y de otras sustancias (CC. Alberto G.)

Según los investigadores, al analizar los efectos del consumo de cannabis en los gemelos, fueron capaces de ajustar las variables potenciales de interferencia, tales como características de los antecedentes familiares y propensiones genéticas. Dado que los gemelos normalmente se crían en el mismo hogar y comparten la mayor parte, o la totalidad, de la misma composición de ADN, han podido ser más precisos a la hora de comparar.

Observaron que aquellos que empezaron a consumir cannabis durante este periodo presentaban la tendencia a desarrollar niveles de inteligencia más bajos que los normales. Sin embargo, descubrieron que los gemelos que no consumían cannabis también presentaban niveles bajos, lo que indicaba que el nivel de bajo desarrollo de CI no es producto del uso de cannabis, sino que este factor pudo haber sido determinado por un rango de factores del contexto, como el ambiente familiar o la predisposición genética, en lugar de considerar el consumo de cannabis como el factor principal de esos niveles bajos.

Lo que Jackson y su equipo descubrieron fue que no había una relación dosis-respuesta entre el consumo de cannabis y la disminución del coeficiente de inteligencia. No sólo eso, sino que además confirmaron que no había ninguna diferencia significativa en el rendimiento intelectual entre los sujetos consumidores en comparación con sus gemelos no consumidores. Esta correlación puede incluso aplicarse a los que fumaban más de 30 veces o consumieron cannabis a diario durante más de seis meses.

Finalmente, los autores de este estudio señalan que su investigación difiere del resto de estudios anteriores sobre el tema, ya que se trata de un trabajo longitudinal, no de naturaleza cruzada. Es decir, este trabajo realiza un seguimiento del comportamiento y desarrollo de los sujetos a lo largo de un largo periodo de tiempo, en vez de observar únicamente a un grupo de participantes en un momento dado. Este enfoque proporciona datos más fiables al permitir a los investigadores observar cómo un rango de factores puede impactar el desarrollo de un adolescente, permitiéndoles identificar las verdaderas causas de la reducción del CI, en vez de responsabilizar al cannabis por ello.

Aunque los consumidores de cannabis perdieron cerca de cuatro puntos de CI durante el transcurso del estudio,  sus hermanos gemelos abstinentes presentaron un patrón similar de deterioro, lo que sugiere que la pérdida de la agudeza mental se debía a algo que no es el cannabis, dice Jackson. “Nuestros resultados nos llevan a creer que este” algo más “se relaciona con algo sobre el entorno compartido de los gemelos, que incluiría el hogar, la escuela y los compañeros”.

El Cannabis No Afecta a la Inteligencia de los Adolescentes
Dos estudios concluyen que el cannabis no es el factor responsable de un menor coeficiente intelectual (CI) (CC. David Mulder)

Otro estudio científico con adolescentes

Justo unos días antes del mismo mes de enero de 2016, se publicaban los resultados de un estudio similar, Are IQ and educational outcomes related to their cannabis use? A prospective cohort study” (“¿Están el CI y el rendimiento escolar relacionados con el consumo de cannabis? Un estudio de corte prospectivo”) en la revista Journal of Psychopharmacology, que llegaba básicamente a las mismas conclusiones que el equipo de Jackson.

En este estudio realizado por Investigadores británicos, se intenta responder al gran debate que existe sobre el impacto del consumo de cannabis en los resultados intelectuales y educativos de los adolescentes. El equipo ha investigado las relaciones entre dicho consumo en adolescentes de 15 y 16 años, y su coeficiente intelectual y rendimiento escolar. En el estudio, ha participado un grupo formado por 2.235 adolescentes, no gemelos, del Reino Unido, de los que el 24% informó que había probado el cannabis por lo menos una vez.

A través del análisis estadístico y después de que se ajustasen los factores de confusión potenciales, tales como la depresión infantil, problemas de comportamiento, y el consumo de cigarrillos y alcohol, los investigadores constataron que los resultados de los adolescentes que habían consumido cannabis en 50 ocasiones, o más, no diferían de los que nunca habían consumido, tanto en lo que se refiere al CI como al rendimiento escolar.

Lo interesante es que incluso después de excluir de la muestra los resultados de los consumidores, los fumadores de tabaco presentaban unos resultados educativos significativamente peores, lo que demuestra que existen asociaciones sólidas entre el consumo de cigarrillos y los resultados educativos. Todo esto sugiere que el consumo de cannabis no puede servir para predecir los bajos niveles de coeficiente intelectual en adolescentes, y tampoco está relacionado ni con un menor CI ni con un peor rendimiento escolar de los adolescentes.

El Cannabis No Afecta a la Inteligencia de los Adolescentes
Los adolescentes fumadores de tabaco presentaron unos resultados educativos peores que los de los consumidores de cannabis (CC. Brainbitch)

Los investigadores concluyeron: «En resumen, la idea de que el consumo de cannabis en sí tiene una relación causal con un CI más bajo y un menor rendimiento escolar no se confirma en esta gran muestra de adolescentes.»

La trascendencia de estas conclusiones

Son muchos los clichés e ideas erróneas que los defensores de la prohibición se han encargado de perpetuar en la conciencia colectiva, pero cada vez les resulta más difícil seguir manteniendo afirmaciones que, gracias a las investigaciones actuales, se ha demostrado que no son ciertas. Estas investigaciones científicas resultan fundamentales para poder despejar las dudas y acabar con los temores de todos los que se muestran reacios a apoyar la eliminación de las estrictas regulaciones existentes relativas al cannabis a nivel mundial.

 

Aunque el movimiento a favor de la legalización del cannabis no deja de crecer y de realizar esfuerzos para conocer y comprender mejor los efectos del cannabis, y la comunidad de investigación médica sigue haciendo descubrimientos innovadores, lo que necesitamos es que se puedan realizar muchas más investigaciones sobre los efectos que tiene el cannabis a nivel cognitivo. Pero para eso, sería necesario administrar la sustancia a personas y ver cómo la duración, la frecuencia y dosis afectan realmente al cerebro. Por desgracia, este tipo de estudios son casi imposibles debido a las restricciones actuales. Está claro que necesitamos un marco legislativo claro para regular el cannabis ya por muchos motivos.

 

Sección de comentarios

Publica un comentario

Moises Elías López Núñez

Hola Miranda, espero veas mi mensaje y me puedas responder una pequeña duda ya que tu artículo me ha parecido bastante bueno.
Verás, actualmente estoy realizando mi tesis o proyecto de investigación y quiero citar tu artículo, pero para citarlo correctamente en el formato APA necesito tu primer apellido, o si lo prefieres me mandes la cita en formato APA directamente, gracias, y felicidades por tus grandes artículos, ya que comenzare a leer los demás que has publicado.

Hello Miranda, I hope you see my message and you can answer a little doubt since your article has seemed pretty good.
You see I am currently doing my thesis or research project and I want to quote your article, but to quote it correctly in the APA fomato I need your full name, or if you prefer you send me the appointment in APA format directly, thanks, and congratulations for your great articles , since I will start reading the others you have published.

24/09/2018

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More