by Seshata on 08/02/2016 | Consumo

Aceite de CBD: ¿Debo incorporarlo en mi dieta?

Aceite de CBD Las pruebas de los efectos protectores del cannabidiol (CBD), el cannabinoide vegetal no psicoactivo producido por la planta de cannabis, se acumulan rápidamente. Los estudios han descubierto que el CBD puede influir en múltiples procesos metabólicos e inmunes, y que el uso alimentario a largo plazo puede aportar muchos beneficios importantes.


Las pruebas de los efectos protectores del cannabidiol (CBD), el cannabinoide vegetal no psicoactivo producido por la planta de cannabis, se acumulan rápidamente. Los estudios han descubierto que el CBD puede influir en múltiples procesos metabólicos e inmunes, y que el uso alimentario a largo plazo puede aportar muchos beneficios importantes.

EL CBD es un compuesto neuroprotector

El CDB ha demostrado ser eficaz contra el ictus isquémico y varios trastornos neurológicos más (© ConstructionDealMkting)
El CDB ha demostrado ser eficaz contra el ictus isquémico y varios trastornos neurológicos más (© ConstructionDealMkting)

Cuando se administra por vía oral, se ha demostrado que el CBD ejerce un efecto neuroprotector contra el accidente cerebrovascular isquémico (una forma de accidente cerebrovascular causado por la obstrucción de los vasos sanguíneos en el cerebro), la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson. Asimismo, se dispone de pruebas que demuestran que el CBD podría beneficiar a los esquizofrénicos, mientras que el THC solo, por separado, puede exacerbar algunos síntomas de la enfermedad. En el estudio anterior, se ha demostrado que el THC solo está relacionado con síntomas esquizofrénicos más graves que el THC en combinación con el CBD.

Quizás lo más relevante para la práctica médica actual es que se ha demostrado en repetidas ocasiones que el cannabidiol proporciona un alivio drástico a los enfermos de epilepsia infantil grave, como el tipo conocido como síndrome de Dravet. Esta enfermedad produce discapacidad permanente en los pacientes, ya que el número y la gravedad de las crisis convulsivas impiden el desarrollo normal del cerebro.

Se ha demostrado que el CBD administrado por vía oral es seguro y eficaz para los niños que sufren epilepsia (© cobalt123)
Se ha demostrado que el CBD administrado por vía oral es seguro y eficaz para los niños que sufren epilepsia (© cobalt123)

El síndrome de Dravet suele presentar los primeros síntomas en torno a los 2 años, y por lo general provoca una regresión total del desarrollo alcanzado antes de la aparición de la enfermedad. La capacidad del cannabidiol administrado por vía oral para reducir las convulsiones (en algunos casos, de cientos de crisis a la semana a sólo una o dos al mes) puede representar una oportunidad para que los niños que, de otra manera, estarían condenados a una discapacidad permanente, se desarrollen casi en su totalidad con normalidad.

Alcance de la investigación:

Randomised double-blind clinical trial on CBD & epilepsy, 1980 (Ensayo clínico aleatorio doble ciego sobre el CBD y la epilepsia, 1980): 7 de los 8 sujetos mejoraron; sin efectos secundarios.

Open-label clinical trial on safety of CBD for intractable childhood-onset epilepsy, 2015 (Ensayo clínico abierto sobre la seguridad del CBD para la epilepsia infantil incurable, 2015): reducción del 36,5 por ciento en la tasa de convulsiones; altas tasas de efectos secundarios adversos (en su mayoría de baja gravedad); hay que realizar ensayos aleatorios.

Investigational new drug trial on interactions between CBD and common epilepsy medicine clobazam, 2015: (Ensayo clínico de nuevo fármaco experimental sobre las interacciones entre el CDB y el clobazam, el medicamento habitual para la epilepsia, 2015): reducción del 50 por ciento en la tasa de crisis convulsivas en un 70 por ciento de los sujetos; alto índice de efectos secundarios paliado mediante la reducción de la dosis de clobazam; seguro y eficaz.

Cómo puede influir el CBD en la ingesta de alimentos y la masa corporal

Uno de los posibles efectos secundarios adversos del CBD, descrito en los ensayos clínicos antes mencionados, fue la reducción del apetito. Aunque, desde luego, puede ser un efecto secundario no deseado para muchos pacientes de cannabis medicinal, hay mucha gente que usaría con gusto un suplemento dietético, no tóxico y eficaz, que ayuda a reducir el apetito y, por lo tanto, a controlar el aumento de peso.

Existen pruebas de que el CBD puede reducir el apetito, lo que hace que sea un buen candidato para un medicamento nuevo para perder peso (© Green Heat)
Existen pruebas de que el CBD puede reducir el apetito, lo que hace que sea un buen candidato para un medicamento nuevo para perder peso (© Green Heat)

Se ha demostrado, repetidamente, que el THC aumenta el apetito mediante la estimulación de los receptores de grelina, que están situados en los nervios vagos del tracto gastrointestinal. La grelina es un compuesto de origen natural, conocido como la «hormona del hambre»; cuando se activan sus receptores, los nervios envían mensajes al cerebro diciéndole que necesita comida.

Del mismo modo que el CBD bloquea la acción del THC en los receptores cannabinoides, también la bloquea en los receptores de grelina. Además, de hecho parece bloquear la acción de la propia grelina, lo que significa que podría actuar como un supresor eficaz del apetito.

Otra área de investigación, reciente e interesante, es el potencial del cannabidiol para controlar los síntomas de la diabetes. En 2006, se publicó un estudio que demostraba que el CBD reducía significativamente la incidencia de la diabetes en ratones propensos a ser diabéticos, no obesos. Desde entonces, se ha publicado por lo menos un estudio de seguimiento y también se han realizado algunas investigaciones sobre el potencial del CBD para tratar la complicaciones de la diabetes en humanos.

Alcance de la investigación:

Preclínica, algunas investigaciones in vitro en humanos.

El CBD y la enfermedad inflamatoria intestinal

Otra forma importante en que el CBD administrado por vía oral puede proporcionar beneficios para la salud es en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) crónicas, como por ejemplo, la enfermedad de Crohn. La enfermedad de Crohn puede ser una enfermedad grave y debilitante, en la que la inflamación crónica del tracto gastrointestinal hace que el tejido se descomponga y muera. A día de hoy incurable, se caracteriza por períodos de normalidad (remisión) intercalados con periodos de actividad o «brotes».

El CBD puede ayudar a tratar diversos enfermedades del sistema gastrointestinal, incluidas la enfermedad de Crohn, la colitis y otras formas de EII (© ex_magician)
El CBD puede ayudar a tratar diversos enfermedades del sistema gastrointestinal, incluidas la enfermedad de Crohn, la colitis y otras formas de EII (© ex_magician)

Aunque la enfermedad de Crohn puede ser leve, y rara vez es mortal por sí misma, la mayoría de los enfermos experimentan interrupciones en sus vidas, y un mayor riesgo de enfermedades mortales como el cáncer de intestino. Se ha demostrado en varias ocasiones en investigaciones preliminares que el CBD puede proporcionar un efecto protector contra la enfermedad de Crohn y otras formas de enfermedad inflamatoria intestinal.

En un estudio italiano publicado en 2008, se indicaba que el cannabidiol ejerce su efecto antiinflamatorio a través del receptor CB. El estudio también llegó a la conclusión de que el efecto en ratones era «significativo», y que el CBD podría ser un objetivo prometedor para la investigación en seres humanos debido a su baja toxicidad y a la eficacia probada en modelos animales. Sin embargo, otras investigaciones sugieren que el CDB también puede ejercer sus efectos a través de un mecanismo independiente de los principales receptores cannabinoides, tal vez a través de un receptor conocido como receptor activado por proliferadores de peroxisoma- gamma.

Alcance de la investigación:

Preclínica, modelos animales solamente.

Cómo puede el CBD proteger el corazón

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en el mundo, y es responsable de aproximadamente una de cada tres muertes cada año. En 2012, 7,4 millones de personas murieron de enfermedad cardiaca isquémica y 6,7 millones de un derrame cerebral. Ya hemos visto que el CBD puede ayudar a proteger contra el daño causado por el accidente cerebrovascular o ictus isquémico, y también hay pruebas de que puede ayudar a proteger contra el daño posterior a las enfermedades coronarias.

El CBD también puede ayudar a proteger contra las enfermedades coronarias y otras enfermedades cardiovasculares (© gandhiji40)
El CBD también puede ayudar a proteger contra las enfermedades coronarias y otras enfermedades cardiovasculares (© gandhiji40)

En 2007, se publicó un estudio que investigaba los efectos del CBD en el daño miocárdico por isquemia-reperfusión, un tipo de ataque cardiaco isquémico. Se descubrió que el CBD reduce la zona del infarto (el tejido dañado) al 66 por ciento, probablemente a través de su capacidad demostrada para reducir la inflamación y el estrés oxidativo. El estudio concluyó que el CBD tenía un «efecto cardioprotector sustancial» en ratas, y debido a su historial de seguridad, sería un buen objetivo para la investigación en seres humanos.

Varios estudios más han demostrado el potencial cardioprotector del CBD. Un estudio de 2010 investigó el efecto del cannabidiol en la miocardiopatía diabética en ratones, así como en células humanas in vitro. Se averiguó que el CBD reduce el grado de estrés oxidativo, la fibrosis, la inflamación, la muerte celular y la disfunción cardíaca, en general, tanto en células de ratones como en células humanas. La miocardiopatía diabética es una complicación grave de la diabetes que puede conducir a insuficiencia cardíaca; la diabetes en sí es otra de las principales causas de mortalidad a nivel mundial, por lo que se necesitan urgentemente nuevos tratamientos que pueden aliviar su carga.

Alcance de la investigación:

Preclínica, algunas investigaciones in vitro con seres humanos.

¿Qué pasa con el «efecto séquito»? ¿No me hace falta el THC?

Existen pruebas de que administrar THC en combinación con CBD tiene una mayor eficacia en comparación con el CBD o el THC por separado para algunas enfermedades y trastornos. Por ejemplo, los ensayos clínicos de GW Pharmaceuticals durante el desarrollo de Sativex indicaron que el CBD y THC en combinación eran más eficaces que cualquiera de ellos solos, para los síntomas de la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide y el dolor del cáncer incurable.

Sin embargo, este efecto séquito no se aplica necesariamente a todos los niveles, y el CBD tiene un gran potencial para ayudar a muchas afecciones, sin necesidad del THC. Actualmente, el CBD es, jurídicamente, menos problemático que el THC, y puede venderse sin receta en muchos países ya que no hay restricciones a su uso (esto es cierto en la Unión Europea, aunque la situación es un poco más turbia en los EE.UU.). Por lo tanto, mientras esperamos a que se establezca la legalización total, aquellos que lo necesitan, sin embargo, no pueden obtener un beneficio significativo del CDB solo.

Hasta la fecha, mientras que el efecto séquito se ha demostrado para ciertas dolencias, nos queda mucho que aprender sobre los aspectos más sutiles del mecanismo. Los cannabinoides no se limitan al THC y CBD; hay aproximadamente 120, incluidos los tipos más conocidos como THCV, CBG, CBC, CBN, además de cientos de terpenos (compuestos aromáticos con demostradas propiedades medicinales por sí solos).

El estudio de cómo estos otros compuestos podrían influir en el efecto séquito está dando sus primeros pasos, e incluso cuando nos centramos simplemente en el efecto del THC/CBD, nos queda mucho para comprender totalmente las relaciones y las dosis necesarias para todas las enfermedades para las que, hasta ahora, se ha demostrado que se pueden aplicar.

Entonces, ¿a mi me va a funcionar el CBD?

CBD Oil: Should I add it to my diet? - Sensi Seeds Blog
COMPRA AQUI ›› 

Para las personas que sufren de ciertas enfermedades, el CBD dietético regular representa una oportunidad seria de mejorar su calidad de vida. Esto parece ser más cierto en el caso de los que sufren del síndrome de Dravet o formas similares de epilepsia, así como para la enfermedad de Crohn y otros tipos de enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Pero incluso para las personas que no sufren de una enfermedad crónica, el uso constante de CBD en la dieta puede proporcionar beneficios importantes. Muchas enfermedades neurológicas (como el Alzheimer y el Parkinson) están relacionadas con el envejecimiento, y pueden afectar a cualquier individuo. Además de esto, la enfermedades cardíacas y la diabetes son muy comunes, y como se ha señalado, se encuentran entre las mayores causas de mortalidad en el mundo.

Aunque la genética juega un papel importante en la susceptibilidad de base a muchas de estas dolencias, el estilo de vida también juega un papel importante (y posiblemente aún mayor), y mantener una dieta saludable es un elemento fundamental para llevar un estilo de vida sano.

Uno no debería esperarse que tomar aceite de CBD como suplemento anule cualquier otra práctica negativa del estilo de vida. Más bien, uno debe esforzarse por seguir buenas prácticas dietéticas y de estilo de vida en todos los ámbitos, y utilizar los suplementos como su nombre indica – para complementar una vida ya saludable e incrementar las propias posibilidades de buena salud a largo plazo.

¿Hay alguien que deba evitar el uso de CBD en la dieta?

Esta es una pregunta difícil. Se podría argumentar que los individuos que sufren de ciertas enfermedades o usan ciertos medicamentos que afectan el apetito, incluidos el cáncer y el SIDA, deben evitar el CBD, ya que puede causar una mayor reducción del apetito. Sin embargo, los beneficios que puede proporcionar su uso pueden superan a los perjuicios, y es probable que una combinación cuidadosa de la proporción correcta de THC y CDB pudiera proporcionar un resultado «con lo mejor de ambos mundos».

Además de esto, es recomendable consultar al médico antes de usar el cannabidiol si sufres una enfermedad grave o crónica. No existen pruebas que sugieran que el CDB sea perjudicial para las personas, y toda la evidencia disponible sugiere que es muy seguro. Sin embargo, aún no se ha probado para la mayoría de las enfermedades en las que se cree que ayuda, y sin duda, sería recomendable realizar más estudios clínicos a largo plazo en los seres humanos antes de que el público pueda tener confianza en su uso del cannabidiol (o de cualquier otro medicamento no probado).

Cómo puede el CBD encajar en un modelo sanitario global y sostenible

El CBD es un recurso natural barato, abundante y renovable, que se puede cultivar en suelos pobres con poca necesidad de productos químicos (© twicepix)
El CBD es un recurso natural barato, abundante y renovable, que se puede cultivar en suelos pobres con poca necesidad de productos químicos (© twicepix)

A medida que la población mundial envejece, aumenta la presión sobre los sistemas de salud del mundo, ya que las personas mayores generalmente requieren más atención médica, y hace falta mano de obra, joven y sana, que pague impuestos para costearlo todo.

En muchos países, no hay jóvenes trabajadores suficientes para mantener a las generaciones que envejecen; por lo tanto, la búsqueda de soluciones para disminuir la presión colectiva sobre el presupuesto de salud se está convirtiendo en una cuestión de urgencia, especialmente en estos tiempos económicos, generalmente turbulentos.

El CBD se puede producir en abundancia a muy bajo coste, y es fundamentalmente un recurso renovable, que se puede cultivar con muy pocos productos químicos en suelos pobres, utilizando variedades de cáñamo industrial certificadas con un contenido relativo del compuesto. Una vez más, el CBD no es una panacea universal que evite todos estos problemas, pero sí podría ser un arma muy importante en nuestro arsenal biológico contra ellos.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More