by Martijn on 11/08/2014 | Legal & Política

Encarcelados a causa del cannabis, parte 1: vidas destruidas

A pesar de que se están adoptando medidas importantes para despenalizar y legalizar el cannabis en todo el mundo, un gran número de personas continúan encarceladas por su causa. Muchos países, y muchos estados de los EE.UU., siguen causando estragos en las vidas de la gente debido a que la actual legislación relativa al cannabis es denigrante y poco realista.


A pesar de que se están adoptando medidas importantes para despenalizar y legalizar el cannabis en todo el mundo, un gran número de personas continúan encarceladas por su causa. Muchos países, y muchos estados de los EE.UU., siguen causando estragos en las vidas de la gente debido a que la actual legislación relativa al cannabis es denigrante y poco realista. Para que no olvidemos a esas víctimas, Sensi Seeds presenta una trilogía sobre el tema.

Esta primera parte cuenta algunas de las terribles historias de las personas encarceladas por cargos relacionados con el cannabis, sobre todo en Estados Unidos. Aunque este país está dando un giro significativo, fueron los propios EE.UU. quienes restringieron el uso recreativo del cannabis en 1937, y declararon la guerra contra las drogas en 1971. Muchos consumidores de cannabis (medicinal) han resultado ser una presa fácil en esta guerra, que se emprendió (y sigue librándose, aunque en menor medida) contra su propio pueblo.

Algunas cifras

Encarcelados a causa del cannabis, parte 1: vidas destruidas

En 2013, la organización a favor de los derechos humanos de EE.UU. American Civil Liberties Union (ACLU) publicó un informe sobre la fallida guerra contra las drogas, que se centraba en el cannabis. El informe revela, entre otras cosas, que:

  • más de 8 millones de personas fueron arrestadas por cargos relacionados con el cannabis entre 2001 y 2010
  • el 88% de los arrestos fueron por cargos relacionados sólo con la posesión
  • más de la mitad (52%) del total de arrestos por delitos de drogas tuvieron que ver con el cannabis
  • el 46% de todos los arrestos relacionados con las drogas fueron solo por posesión
  • en 2010, cada 37 segundos una persona era arrestada en relación con el cannabis
  • en los EE.UU. cada año, se detiene a más personas por posesión de cannabis que por todos los delitos con violencia

En la actualidad, hay más de tres mil personas que nunca saldrán de la cárcel por un delito de drogas no violento y, según el grupo activista cannábico The Human Solution (La Solución Humana), 25 de ellas fueron condenadas por cargos relacionados con el cannabis. De acuerdo con un cálculo realizado por PolicyMic, los contribuyentes estadounidenses han pagado, aproximadamente, 44 mil millones de dólares durante los últimos 30 años para cubrir los gastos derivados de mantener a la población reclusa a causa del cannabis, una cantidad de dinero que podría utilizarse para muchos otros mejores propósitos.

Pero por muy elevada que sea dicha cantidad, nada se puede comparar con todas las vidas que terminan destrozadas, porque las familias son separadas, los niños crecen sin su padre o madre, y se les impide vivir su vida, todo bajo el disfraz de una guerra contra las drogas, que en realidad es una guerra contra la gente. A continuación, puedes leer sobre algunos de los casos más tristes, que representan sólo una pequeña parte de la abrumadora cantidad total.

Weldon Angelos – 55 años por vender cannabis

Encarcelados a causa del cannabis, parte 1: vidas destruidas
Weldon Angelos y sus dos hijos

En 2002, Weldon Angelos era un joven y prometedor artista de hip-hop de Salt Lake City (Utah), de 23 años de edad, que trabajaba, entre otros, con Snoop Dogg y el grupo de grabación de Tupac Shakur. Era un orgulloso padre de tres hijos que crecían en una familia feliz. Angelos, además, vendía cannabis, y un día se lo vendió a un policía secreto. Después de su detención, el policía declaró que había comprado cannabis a Angelos en otras dos ocasiones, por lo que Angelos fue condenado a cinco años por la primera venta, y a 25 años más, tanto por la segunda como por la tercera vez.

Una violación o el secuestro de un avión no se castigan con tanta dureza, sin embargo, alguien sin antecedentes penales que no ha cometido un delito violento, uno que incluso ha sido propiciado por un agente de policía, pierde su vida.

¿Eso es justicia? Hasta el juez de este caso no cree que lo sea. «El tribunal considera que el encarcelamiento del Sr. Angelos durante el resto de su vida es injusto, cruel e irracional», dijo el juez Paul Cassell. Pero no pudo hacer nada más que seguir la ley federal. Afortunadamente, muchas personas trabajan actualmente en la sentencia de Angelos, y es de esperar que la reforma de la política relativa al cannabis de los EE.UU. conduzca a una pronta liberación.

Jonathan Magbie – pena de muerte

Encarcelados a causa del cannabis, parte 1: vidas destruidas
Jonathan Magbie sufrió una gran parálisis a los cuatro años

En 2004, Jonathan Magbie fue detenido cuando viajaba como pasajero en un automóvil, en cuyo interior se encontró un porro y un arma. Magbie sufría parálisis en gran parte de su cuerpo desde la edad de cuatro años, después de sufrir una colisión con un conductor ebrio. Esto se tradujo en que, durante 20 horas al día, necesita supervisión médica, que no recibió mientras estuvo preso 10 días. Debido a la falta de ventilación adecuada para ayudarle a respirar, murió cuatro días después del arresto. El castigo de Magbie se convirtió así en una pena de muerte.

La madre de Jonathan Magbie, con la ayuda de la ACLU, ha demandado al Distrito de Columbia y al Greater Southeast Community Hospital por la atención médica inadecuada. Este caso se resolvió por vía extrajudicial.

Michael Foster y Susan Cooper – el dúo ‘Robin Hood’ entre rejas

Encarcelados a causa del cannabis, parte 1: vidas destruidas
Michael Foster y Susan Cooper: el dúo Robin Hood

En el Reino Unido, también existe una política relativa al cannabis muy injusta. Aunque las sanciones son inferiores, las historias no resultan menos impactantes. En octubre de 2012, Michael Foster y Susan Cooper fueron condenados a tres años de prisión por el cultivo de una gran cantidad de cannabis en su granja de Lincolnshire.
Lo que comenzó como un hobby se convirtió en un negocio con el que la pareja ganó 400.000 libras en 6 años. Pero si alguien piensa que eran delincuentes profesionales, que gastaban su dinero en una vida de lujo, se equivoca.

Desde luego disfrutaban de la vida, pero también donaban una gran cantidad de dinero a escuelas en Kenia, pagaban los gastos de escolarización a los tres hijos de una familia sin recursos, y cubrieron los gastos de una operación a vida o muerte. A pesar de todo, se encuentran actualmente en la cárcel, y además tienen que pagar al gobierno británico 60.000 £.

El caballo Easy – acosado hasta la muerte

Helicóptero policial atemorizando tanto a personas como animales
Helicóptero policial atemorizando tanto a personas como animales

Esta historia se remonta un poco más atrás en el tiempo, pero resulta igual de triste. Demuestra que los animales también son víctimas de la guerra contra las drogas, en este caso, un semental negro con el nombre de Easy. En julio de 1994, Cheryl Humphrey intercambia uno de sus potros por Easy.

De vuelta en el rancho de Cheryl, en el condado de Humboldt, California, pusieron a Easy junto con otros dos caballos en una gran parcela de terreno, donde podría acostumbrarse tranquilamente a su nuevo entorno. Sin embargo, no iba a vivir mucho más. Poco después de su llegada, la policía decidió, en el marco de la guerra contra las drogas, explorar el vecindario con helicópteros. Cuando un helicóptero sobrevoló en círculos por encima de los caballos, Easy fue presa del pánico, ya que no había visto nunca antes un helicóptero.

A pesar de estar completamente aterrorizado, el helicóptero continuó sobrevolando el campo. Al intentar escapar, Easy tocó una cerca electrificada y se golpeó la cabeza contra un poste. Cheryl tuvo que poner fin a la vida de Easy un par de días más tarde, debido a una lesión irreparable.

Jeff Mizanskey – cadena perpetua

Encarcelados a causa del cannabis, parte 1: vidas destruidas
Cadena perpétua a causa del cannabis

En 1993, la vida de Jeff Mizanskey como hombre libre terminó cuando fue detenido mientras acercaba en coche a un amigo. No sabía que su amigo iba a recoger siete kilos de cannabis. Desafortunadamente, Mizanskey tenía dos condenas en su haber por delitos relacionados con el cannabis, ambos sin violencia, sin armas u otros factores agravantes.
Aunque Mizanskey nunca había estado en la cárcel y nunca había cometido un delito violento, fue condenado a cadena perpetua, ya que una ley del estado de Missouri permite que los delincuentes de drogas sean condenados a cadena perpetua por un tercer delito, incluso por los delitos de drogas no violentos.

Jeff ha interpuesto un recurso contra su sentencia en tres ocasiones, pero hasta ahora no ha tenido éxito. Afortunadamente, su caso está recibiendo muchísima atención, y se espera que los acontecimientos se desarrollen de forma positiva en relación con el cannabis, de modo que cambie el rumbo del caso de Jeff Mizanskey.

Ayuda a los condenados

Todas estas historias son sólo la punta del iceberg, pero nos muestran cómo la gente es castigada, de manera desproporcionada, por el cultivo de una planta, y la posesión, venta o uso de sus flores. A Sensi Seeds le gustaría animar a todos los que quieran hacer algo por esta lucha para conseguir justicia, a que envíen una carta a su gobierno. Hazles saber que no apoyas el encarcelamiento de personas por cargos relacionados con el cannabis. Es cruel, injusto e irracional.

Teniendo en cuenta el gran número de presos que hay en los EE.UU. y el hecho de que el tema está de máxima actualidad, a Sensi Seeds le gustaría animar a todo el mundo a enviar también una carta al presidente Barack Obama. La dirección es:

The Pardon Attorney
1425 New York Ave NW, Ste 11000
Washington DC 20530
The United States of America

El día 13 de agosto de 2014, Sensi Seeds publicará la 2ª parte de este artículo sobre La Liberación de los Presos Verdes de Ámsterdam.

Sección de comentarios

¿Tienes una opinión? Háznosla saber dejando un comentario

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More