by Silent Jay on 11/07/2016 | Medicinal

Cannabis y asma: Qué debe hacer y no hacer un paciente

Asma El tema del cannabis y el asma tiene una relativa mala fama entre los pacientes, así como dentro de la comunidad médica. Muchos pacientes saben cómo el cannabis puede influir positivamente en sus vidas. Sin embargo, también hay un tabú general en torno al tema, debido a los efectos de la planta y sus métodos de consumo, frente a la naturaleza y a los síntomas del asma.


Sensi Seeds ya ha escrito sobre su funcionamiento y sobre cómo el cannabis puede ayudar a los pacientes de asma, así como sobre las principales propiedades del cannabis responsables de aliviar los síntomas del asma.

En este artículo, te presentamos una serie de consejos y trucos diferentes para manejar mejor el cannabis y el asma.

Conozcamos al paciente

Mark es holandés y uno de los expertos en cannabis con el que tenemos el honor de contar en el equipo de Sensi Seeds. Vive en los Países Bajos, donde el clima puede ser muy húmedo, y donde se sabe que el polen y diversos materias vegetales vuelan suspendidos en el aire, incluso en las grandes ciudades, y sobre todo en primavera.

Mark ha sufrido asma durante toda su vida, y se lleva medicando con cannabis desde hace más de dos décadas.

Con el fin de dar una referencia concreta a nuestros lectores, aquí tenéis algunos detalles sobre cómo Mark controla su enfermedad, y la gravedad de sus síntomas.

Tratamiento farmacológico: Ventolin, 1 inhalación al día, Flixotide®, 1 a 2 inhalaciones al día.

Tratamiento con cannabis: Vaporización diaria de flores secas de cannabis (aproximadamente 2 gramos al día.).

Actividad física: Mayormente sedentaria, con paseos diarios a paso normal.

Antecedentes: De muy grave (dificultades diarias graves + ataques frecuentes + visitas regulares a urgencias + tratamientos con antibióticos) a manejable (tratamiento antes mencionado + dificultades una o dos veces al año).

Debido a todos estos años de automedicación, Mark ha acumulado una gran cantidad de conocimiento empírico en lo que se refiere a lo que funciona mejor cuando se trata del cannabis y del asma. Lee sus consejos sobre qué hacer y qué no hacer a continuación.

Cannabis y asma: ¿Qué hacer?

Opta por vaporizar

El cannabis tiene el potencial de aliviar los síntomas experimentados por los pacientes de asma, independientemente del método de consumo. Sin embargo, esto no significa que todos estos métodos sean igual de eficaces. Tampoco significa que usar cualquiera de los menos aptos para el asma sea completamente inofensivo. Los elementos clave que hay que tener en cuenta son:

  • Seguridad máxima
  • Posibilidad de alivio inmediato
  • Dosificación controlable y eficacia

Fumar cannabis sigue siendo una opción, pero dependiendo de la gravedad de la enfermedad, puede empeorar una crisis relacionada con el asma ya existente, o incluso provocar una. Por otra parte, los productos comestibles, debido a ciertas variables como el tiempo, tardan más en liberar sus efectos y se pueden utilizar como tratamiento a largo plazo, pero no serían lo bastante fiables en caso de un ataque. Esta es la razón por la que cuando se trata de un tratamiento de emergencia, vaporizar es sin duda la mejor opción para el cannabis y el asma. No sólo la liberación de los cannabinoides en el cuerpo es casi perfecta, sino que los riesgos para los pulmones se reducen completamente al mínimo.

Por supuesto, fumar cannabis no es perjudicial para el cuerpo humano normal sano. Sin embargo, si eres asmático, tienes que estar atento a todo lo que pueda deteriorar la calidad de los elementos químicos que entren en tu sistema respiratorio.

Elige el mejor vaporizador posible

No hace falta decir que la calidad del vaporizador es muy importante, incluso si se utiliza únicamente con fines recreativos. En pocas palabras, un vaporizador mal fabricado, o no adaptado, no vaporiza correctamente, por ejemplo, combustionando la sustancia utilizada en lugar de vaporizarla, lo que hace que toda la experiencia resulte bastante inútil.

Y, por supuesto, si usas un vaporizador de este tipo en el contexto de una enfermedad respiratoria, podría llegar a ser un obstáculo más que una fuente de alivio.

Comprar artículos en forma de bolígrafo puede resultar tentador por razones de portabilidad. Sin embargo, cuanto más pequeño sea el vaporizador, más posibilidades hay de que los elementos básicos rindan poco o simplemente estén ausentes.

En base a esta afirmación, los vaporizadores de mesa suelen proporcionar un rendimiento satisfactorio. Sin embargo, hay vaporizadores portátiles que también pueden resultar de gran utilidad. En Sensi Seeds, tenemos cierta debilidad por las dos creaciones de nuestros amigos de Storz & Bickel, y muchos de nosotros les recomendamos siempre – incluido Mark, nuestro paciente.

Lee más sobre Crafty y Mighty en nuestra tienda online:

Vaporizador Crafty

Vaporizador Mighty

Aprende a vaporizar cannabis

Los consumidores que utilizan el cannabis con fines recreativos suelen tener sólo un objetivo en mente cuando empiezan a vaporizar: inhalar vapor. Y sin duda, este único objetivo conduce sobre todo a adquirir con el tiempo un método de vaporización satisfactorio.

Sin embargo, cuando vaporizas por razones médicas, se convierte en algo más que una necesidad no sólo inhalar una cantidad suficiente de vapor, sino también inhalarlo eficazmente sin provocar más problemas. Por ejemplo, un ataque de tos violento puede hacer que una crisis pase de angustiosa a representar un riesgo para tu vida en un corto período de tiempo.

El método perfecto para vaporizar de Mark: Lento, pero seguro; dale »caladas» pequeñas y suaves al vaporizador como si estuvieras bebiendo un batido espeso. Intenta llevar algún tipo de ritmo al vaporizar/inhalar. Una calada al vaporizador por la boca, seguida de tres inspiraciones normales (a través de la nariz si es posible). Una segunda inhalación de vapor de tres a cinco segundos parece suficiente, cerca de 10 se convierte en demasiado. Mantén el vapor durante un segundo o dos y exhala tranquilamente.

Optimiza tu experiencia al vaporizar

Una vez que hayas encontrado el vaporizador de tus sueños, y que hayas conseguido dominar el ritmo de vaporización que más te convenga, te queda muy poco. Sin embargo, ¡hasta las cosas más pequeñas pueden convertirse en obstáculos!

Evita las consecuencias más básicas que vaporizar puede tener en tu sistema respiratorio al tener siempre los elementos necesarios para contrarrestarlas:

  • Picor/sequedad de garganta: ten siempre una botella de agua grande a mano y da sorbitos de forma regular (no esperes a que la garganta te pique o hasta que empieces a toser).
  • No fuerces tus pulmones: empieza a vaporizar a una temperatura más baja, como 180C. Si hace falta, súbela, pero no superes los 220C. No se recomienda un flujo de aire que sea demasiado caliente para los pulmones.
  • Inhalación de material vegetal: asegúrate de que los accesorios del vaporizador incluyen filtros de malla para que ningún pedacito llegue a los pulmones, sobre todo si padeces alergia al polen, una enfermedad estrechamente relacionada con el asma.
  • En cuanto a la alergia al polen: no te frotes los ojos después de manipular las flores de cannabis.
  • Mantén tu vaporizador y los accesorios tan limpios como puedas con alcohol y paños que no suelten pelusa.

Personaliza tu vaporizador con una pipa de agua

Muchos vaporizadores, sobre todo los vaporizadores de mesa, tienen las conexiones necesarias para poder conectarlos a un dispositivo adicional. Conecta una pipa de agua al vaporizador y vaporiza a través de agua templada. Esto te ayuda a inhalar cuando tus pulmones ya están en mal estado.

Sin embargo, asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente, ya que podría tener el efecto contrario. Si notas que los pulmones se llenan de mucosidad, opta en su lugar por una sesión de vaporización seca. El aire caliente y seco es bueno para los pulmones.

cannabis_asthma_dos_donts_vaporizer_mighty_water_pipe_bong

Elige el mejor cannabis posible

Hay una gama muy amplia de propiedades medicinales que se atribuyen al cannabis. Como era de esperar, no todas las variedades de cannabis son completamente beneficiosas para el paciente asmático que vaporiza. Por eso, una vez que hayas encontrado el vaporizador perfecto, es muy importante tener en cuenta qué variedad de cannabis te va a beneficiar más, y en qué estado debes consumirla.

El consejo de Mark para elegir tu cannabis: Yo prefiero las indicas fuertes bien curadas, me funcionan mejor, en lo que respecta a relajar mi cuerpo y mi mente. La potencia del cannabis depende de la tolerancia al cannabis del paciente. La marihuana fresca no funciona tan bien, contiene demasiada agua (por lo mismo, no cuentes con el aceite de cannabis para medicarte). Y la marihuana fresca tiene un efecto menos fuerte por lo que tienes que consumir más. Los ataques de asma pueden dar miedo, así que elige una variedad que te relaje.

Cannabis y asma: ¿Qué no hacer?

No fumes tabaco, ni siquiera cannabis

Fumar tabaco puede resultar extremadamente perjudicial para los pulmones, sobre todo a largo plazo. En el caso de los asmáticos, sus efectos negativos pueden tener un impacto bastante inmediato.

Dependiendo de la gravedad de tu asma, fumar cannabis también puede ser perjudicial. Vaporizar puede proporcionar algo así como una experiencia parecida, sin casi ningún riesgo.

No utilices «dabs» de cannabis (para medicarte)

Los dabs son cada vez más populares. Los dabs de cannabis medicinal también van en aumento, pero en el contexto del asma, simplemente no cumplen los requisitos. El dabbing no equivale a la vaporización, ya que potencialmente puede exponer a tus pulmones a una experiencia abrumadora. Además, la potencia de la mayoría de los dabs puede ser un peligro, sobre todo si estás ya en un estado de gran estrés y/o ansiedad.

No dejes tu tratamiento farmacológico

Puede ser tentador dejar de tomar los fármacos por completo, especialmente cuando los resultados inducidos por el cannabis superan las expectativas. Sin embargo, la evidencia anecdótica existente, incluido este artículo, no es suficiente para garantizar la seguridad en todas las situaciones posibles relacionadas con el asma.
El asma tiene una naturaleza impredecible, ya que depende literalmente de cientos de factores que van desde los medioambientales a los hábitos alimenticios, o al estado psicológico. Irónicamente, incluso podrías sufrir un pequeño ataque de pánico después de darte cuenta de que tu inhalador no está en el bolsillo, lo que podría a su vez desencadenar un problema relacionado con el asma. No hay que subestimar los múltiples efectos que los medicamentos que te han recetado pueden tener sobre ti, incluido el efecto placebo.

Conoce tus límites

Si el cannabis, por una razón u otra, parece estar agravando tu estado en lugar de mejorarlo, deja de consumirlo. Esto podría ocurrir por diversas razones.

Por favor, consulta el método paso a paso de Mark para vaporizar, descrito anteriormente. Por ejemplo, si estás inhalando enormes nubes de vapor debido al aumento de la confianza en el tratamiento, podría ser perjudicial para los pulmones, en especial durante un ataque.

Elige la primera vez que pruebes el cannabis con prudencia

No se recomienda esperar hasta que los síntomas del asma se manifiesten para probar a medicarse por primera vez.

En su lugar, asegúrate de probarlo en un contexto tranquilo y seguro, y mientras no experimentes ningún problema respiratorio grave. Tienes que conocer lo suficiente tu cuerpo, y saber cómo responde a los diferentes grados de consumo de cannabis. Esto significa que deberías estar preparado para contrarrestar cualquier problema que pudiera surgir debido a la falta de experiencia: posible tos, dosis inapropiada, etc. Una vez que tienes una comprensión clara de cómo vaporizar puede afectar a tu respiración, garganta y boca, puedes empezar a utilizarlo para paliar síntomas como la respiración corta, las sibilancias, opresión en el pecho, para la recuperación después de un ataque grave, e incluso de hecho para hacer frente a un ataque de asma en toda regla.

No des prioridad a tus ganas de medicarte con cannabis sobre tu vida

Somos conscientes de la emoción de encontrar una solución a un problema médico que es totalmente natural y no invasiva, y, posiblemente, en general más eficaz. Sin embargo, del mismo modo que nunca deberías depender exclusivamente de un inhalador para mantenerte sano y seguro, el cannabis no debe convertirse en tu salvavidas. Ten tus inhaladores a mano. Y si sufres un problema grave relacionado con el asma, no intentes convencerte a ti mismo de que puedes ocuparte de tu salud. Intenta calibrar la situación objetivamente, y si es necesario, llama a un médico.

 

¿Eres asmático? Mark, el entrevistado, y Jay, la entrevistadora, lo son los dos. ¡Cuéntale a todo el mundo tus experiencias personales con el cannabis y el asma en la sección de comentarios de abajo!

 

 

Sección de comentarios

Publica un comentario

Tania Aravena Daire

Please, I want to know what strains of sensi seeds are specifical for asma. Thanks!

12/07/2016

Jabi

gracias por el articulo, me ha servido de gran ayuda. Ami me diagnosticaron asma leve, empeze fumando hace años y llevo 1 año sin fumar, comenze con arizer solo y air, se combirtio en uso diario. Lo malo que lo usaba de forma ludica expulsando grandes nubes, la retencion en el pcho del aire hasta que me molestaban los bronqios creo que fue el desencadenante del asma, Yo boxeo,y el rendimiento fisico bajo en picado. ahora mismo estoy en tratamiento de corticoides,y apenas vaporizo. He mejorado notablemente. Tengo el firefly2 una marabilla, y como no quiero dejar el. Consumo seguire los pasos indicados para ver si mejora mi asama. Muvhas graciad y perdon por mi pesimia escritura desde un movil.

24/10/2016

Diana

Hola Jabi,

Gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Realmente cada persona es un mundo así que la experiencia con el cannabis, sea cual sea el modo en el que lo consumes, es bastante subjetiva. Si estás en algún tipo de tratamiento lo mejor es que acudas a tu médico para preguntarle qué tipo de variedad se adapta mejor a ti así como la dosis y el tipo de administración. Puedes echar un vistazo a nuestras variedades Kush y a las indicas en general, que suelen recomendarse cuando se padece asma:

https://sensiseeds.com/es/filter/es/semillas-de-cannabis/indica

Suerte

24/10/2016

Diana

Hola,
Tengo 40 años y apenas hace 2 AÑOS se me desencadeno el asma, pero he ido de leve a critico sin explicación,ya he pasado por muchos especialistas y naturistas, todos tienen sus propios criterios y contradicen las indicaciones de uno con otro, es un caos, mi pregunta en especifico es,mi especialista tiene el deber de ampliarme la información del cannabis y el asma si se lo pido?

21/02/2018

Miranda

Hola Diana,

Aunque entiendo que los profesionales médicos deberían tener el deber de informar a los pacientes de todos los posibles tratamientos disponibles para su dolencia, por desgracia, el cannabis medicinal sigue siendo un tema polémico entre los profesionales de la medicina, que en muchos casos carecen de la información suficiente debido a la falta de formación al respecto.
Lo más recomendable sería averiguar qué asociaciones o grupos de pacientes de cannabis medicinal existen en tu país o en la zona donde resides, y contactar con ellos. Estas asociaciones cuentan con profesionales médicos que asesoran a los pacientes. Seguro que pueden ofrecerte información de primera mano.

¡Saludos y Suerte!

27/02/2018

Leave a Comment

Please enter a name
Oops, looks like you forgot something?
Read More
Read More
Read More
Read More
Read More