Plantas de Cannabis Macho: 7 Cosas que Hacer con los Machos

La mayoría de los cultivadores de cannabis destruyen los machos en cuanto muestran signos del género, y hoy con las semillas feminizadas, muchos no verán nunca un macho en su cuarto de cultivo. Pero estas plantas tienen una sorprendente variedad de usos, más allá del polen para nuevas semillas. Veamos para qué son buenas las plantas macho de cannabis.

1. Los buenos machos se convierten en buenos padres

Los ejemplares machos de buena calidad son fundamentales para cualquier programa de cultivo de cannabis. Al proporcionar el polen a las hembras, los machos también están proporcionando la mitad del ADN que conformará la descendencia posterior. Por lo tanto, seleccionar los machos que muestran rasgos ventajosos puede producir una descendencia que conservará esos rasgos.

Algunos rasgos se pueden distinguir con relativa facilidad, tales como el ritmo de crecimiento, la salud general y la resistencia al moho, el hermafroditismo y las plagas. Mientras que las características que pueden tener un efecto sobre el sabor y potencia resultan menos evidentes, los criadores expertos pueden detectar varias pistas sutiles en cuanto al potencial de un macho como padre para la cría.

Los machos también son importantes en la cría de variedades autoflorecientes, ya que las características de su patrón de crecimiento se pueden transmitir, mientras que el perfil del sabor y de la potencia de la hembra puede conservarse, con un poco de habilidad y perseverancia.

En los típicos programas de cría controlada para seleccionar machos, se criaban clones de hembras idénticos con una variedad de machos, y se comparaban los resultados. Por lo tanto, los machos se seleccionan en función de la calidad de su descendencia femenina. Su propio fenotipo puede no corresponder exactamente con el de la descendencia femenina, ya que la expresión fenotípica del macho y de la hembra varían mucho en el cannabis.

No obstante, parece que se expresan ciertos rasgos heredados. No se ha demostrado, empíricamente, que la potencia de una planta de cannabis macho afecte a la de su progenie femenina, aunque eso es lo que ha ocurrido en los experimentos realizados por los criadores.

Por supuesto, los programas de cría selectiva suelen implicar un amplio grado de ensayo y error. Es fácil entender el motivo ya que hasta que la descendencia femenina haya producido una cosecha, es imposible discernir con precisión el impacto que el macho elegido ha tenido sobre el fenotipo resultante. Sin embargo, tanto los machos como las hembras comienzan a producir cannabinoides y terpenos pronto durante el período de floración, y pueden distinguirse algunas pistas sobre su potencia y sabor final.

Por lo general, los cultivadores aprietan o pellizcan las flores y las hojas para liberar su aroma. Aunque es una técnica rudimentaria, la información que proporciona puede ser valiosa.

2. Los machos sirven a un propósito evolutivo

El cannabis y la mayoría de las otras especies de la familia Cannabaceae son dioicas, tienen individuos machos y hembras como plantas separadas (muy pocas plantas con flores poseen esta característica). La gran mayoría (más del 80 %) de las plantas con flores son hermafroditas, lo que significa que cada flor individual se compone de ambos órganos sexuales, masculinos y femeninos.

La monoecia (donde existen flores masculinas y femeninas separadas en la misma planta) y la dioecia son poco frecuentes, cada una comprende alrededor del 7 % de las especies de plantas con flores. El resto se compone de variaciones o mezclas de los tres tipos principales (por ejemplo, la gynomonoecia, la andromonoecia y la trimonecia), donde las plantas expresan tanto flores hermafroditas como femeninas o masculinas, respectivamente.

Se cree que la dioecia confiere una ventaja selectiva en ciertas poblaciones de plantas, ya que maximiza las posibilidades de recombinación genética. En las plantas hermafroditas o monoicas, ambos órganos sexuales, masculinos y femeninos, son producidos por la misma planta. Si se poliniza a si misma, producirá descendencia cuyo ADN es idéntico al del padre. Esta falta de variación puede conducir muy rápidamente a la endogamia y a que se debilite la salud genética de una población.

Sin embargo, muchas especies hermafroditas han incorporado mecanismos genéticos que impiden la autopolinización, una condición conocida como autoincompatibilidad.

Parece que la monoecia y la dioecia evolucionan en las plantas si se pierde el mecanismo genético para la autoincompatibilidad (aunque ambas están sólo presentes en alrededor del 6 % de las especies, la capacidad ha evolucionado independientemente en alrededor del 38 % de todos los géneros). Hay varios ejemplos de plantas dioicas que expresan fenotipos monoicos en respuesta a las presiones ambientales.

Pero esas poblaciones que se han extendido de nuevo a lugares más favorables, poco a poco tienden más hacia dioecia. Es un mecanismo eficaz para asegurar la polinización cruzada y la diversidad genética en el ausencia de autoincompatibilidad.

Así lo confirma el cannabis, que tiene diversas variedades monoicas y una gran tendencia a producir plantas monoicas en poblaciones dioicas, sobre todo en momentos de estrés, y es totalmente capaz de polinizarse a si mismo. En el cannabis, el número de machos puede disminuir drásticamente durante períodos cortos en condiciones adversas, pero una población masculina fuerte y saludable es el método por defecto para asegurar la salud a largo plazo y la viabilidad de la especie.

3. Los machos no siempre carecen de potencia

Aunque la mayoría de la gente cree que las plantas de cannabis macho no contienen cannabinoides, es un hecho reconocido que esta afirmación no es cierta. Un estudio realizado en 1971 comparó el contenido de cannabinoides de machos y plantas hembras encontradas en diferentes lugares, entre ellos en el Valle de la Becá en el Líbano, Turquía y Marruecos.

El estudio averiguó que aunque la concentración de cannabinoides era, en general, mayor en las plantas hembra, los machos presentaban concentraciones importantes. El contenido de cannabinoides de las flores masculinas por lo general era inferior al de las flores femeninas, pero mayor que el de las hojas femeninas. En un caso, Hizzine 03/09/1969, el contenido global de cannabinoides (CBD y Δ1-THC) en las flores masculinas, en realidad, era más alto que en las flores femeninas del mismo lugar.

Cuando se miran el THC y el CBD por separado, los resultados son aún más interesantes. En general, el CBD era, sistemáticamente, mayor en las plantas femeninas que en las masculinas, aunque hay varias excepciones. Sin embargo, los resultados del THC, el principal compuesto psicoactivo del cannabis, fueron un tanto sorprendentes.

Los dos tipos, uno de la Becá 26/06/1969 y el otro de Hizzine 03/09/1969, presentaban concentraciones más altas de THC en todas las partes de la planta macho en comparación con la hembra. En un 0,2 % frente al 0,04 %, el contenido de THC de los machos de la Becá 26/06/1969 era cinco veces mayor que el de las hembras. Con un 1,2 %, las hojas superiores masculinas de Hizzine 03/09/1969 presentaban en realidad la concentración más alta de THC de todas las plantas de la muestra. Las proporciones de THC frente a las de CDB variaron mucho.

Más recientemente, un estudio sobre variedades autóctonas o landraces de Tailandia averiguó que los machos contenían de un 0,722 % a 0,848 % de THC, con una proporción de THC:CDB de 1,9 (por lo general, las proporciones mayores que 1 se clasifican como tipos de drogas y aquellas con proporciones inferiores se clasifican como cáñamo). En un boletín de la ONUDD de 2005, se afirmaba que el análisis por cromatografía de gases había indicado que el contenido de THC de las plantas macho de Marruecos era comparable al de las hembras.

El contenido de THC de las hojas se registró en el 0,4 % para ambas plantas masculinas y femeninas, mientras que las flores presentaban un rango de 0,4 a 0,7 % para las hembras y 0,2-0,5 % para los machos. Los machos expresan glándulas de resina de forma más abundante en los sépalos, las anteras y en las pequeñas hojas superiores.

4. Hachís y concentrados a partir de plantas de cannabis macho

Dependiendo del origen de un ejemplar de hachís, es posible que contenga resina de los machos que no se eliminó en el campo. Aunque la mayoría de los cultivadores de las zonas donde tradicionalmente se elabora el hachís, como Marruecos y el Líbano, eliminan las plantas macho del campo enseguida para evitar la polinización, no siempre ocurre así. A veces los machos se cosechan y se procesan junto con las hembras.

Hay muchos informes anecdóticos de cultivadores y criadores que utilizan las flores, las hojas y los tallos de los machos para hacer hachís y concentrados, con diversos grados de éxito. Como es probable que el contenido global de resina sea bastante bajo, normalmente es preferible utilizar un gran número de plantas, o usar métodos que extraigan el máximo de la planta. De entre estos métodos, vale la pena mencionar QWISO (Quick Wash ISO) o la extracción de gas butano.

Además, es posible utilizar plantas de cannabis macho para hacer mantequilla de marihuana y diferentes aceites e infusiones. Aunque hay pocas pruebas concluyentes sobre los efectos psicoactivos de las plantas macho, comparados con los de las hembras, algunos informes anecdóticos indican que el efecto es más de «subida cerebral»» que de «colocón físico», y que resulta agradable a nivel cerebral.

5. Los machos también pueden usarse para hacer zumo

Otro posible uso de las plantas de cannabis macho es la elaboración de zumo en crudo. Disponemos de escasas pruebas de la elaboración de zumos. Pero hay indicios de que los cannabinoides en su forma ácida pueden tener algunos beneficios farmacológicos, parecidos a los de su forma familiar no ácida, pero sin la desventaja potencial de la psicoactividad. Como los machos contienen los mismos ácidos cannabinoides que las hembras, aunque en diferentes concentraciones y proporciones, también se pueden convertir en zumo para aprovechar sus beneficios.

Las plantas de cannabis macho deberían hacerse zumo más o menos de la misma manera que las hembras. Todas las partes de la planta se pueden utilizar excepto los tallos más duros. Por lo general, es aconsejable ignorar también las hojas más grandes y más fibrosas, ya que su alto contenido en clorofila puede darle un desagradable sabor amargo al zumo.

6. Fibra de las plantas de cáñamo macho

En un estudio húngaro de 1996, se investigaron las propiedades respectivas del cáñamo masculino y femenino, y se descubrió que las fibras de cáñamo macho diferían de las de la hembra en varios aspectos importantes. Tanto es así que se tiene constancia de que los campesinos tradicionales hacían todo lo posible para separar los machos de las hembras en el campo, además de llevar a cabo todas las etapas del proceso de enriado, decorticación, hilado y tejido por separado.

Parece ser que algunos textos chinos del siglo XVI a. e. c. también dan testimonio de la creencia de que «la fibra de la planta de cáñamo macho es la mejor».

Según la sabiduría tradicional, las fibras de cáñamo macho son considerablemente más finas y suaves que las fibras de las hembras. Como resultado, se reservaban para hacer los tipos más finos y delicados de tela, mientras que las hembras se usaban para hacer tejidos más ásperos, como la lona y la arpillera. Estos finos tejidos hechos de fibras de cáñamo macho se usaban para elaborar una variedad de artículos para el hogar, como manteles, toallas y ropa de cama.

El estudio húngaro reveló que la fibra de las hembras era más fuerte que la fibra de los machos, pero que la fibra del macho presentaba mayor resistencia a la torsión y más flexibilidad. La finura total de la fibra se ve influida por su resistencia a la torsión y su flexibilidad, y así se concluyó que la fibra del macho es considerablemente más fina que la de las hembras. También se observó que algunas plantas masculinas contienen un mayor porcentaje de fibra, del 31,5% al 29,6%.

7. Los machos suelen ser buenos compañeros

El cannabis se ha utilizado como pesticida y repelente de diferentes maneras a lo largo de la historia. Sus flores y hojas secas se han utilizado para elaborar los extractos de plaguicidas y repelentes, y se ha demostrado que los cannabinoides puros ejercen efectos antibacterianos y antimicrobianos. Además de esto, el cannabis se puede utilizar como planta de compañía.

Se han realizado diversos estudios en los últimos años que avalan la capacidad del cannabis para repeler las plagas no deseadas. Se ha cultivado junto al algodón para repeler los gusanos del algodón, rodeando los campos de hortalizas para ahuyentar a la oruga de la col, intercalado entre las patatas para protegerlas del escarabajo de la patata y las plagas de hongos de la patata, junto con el trigo para repeler a los gusanos de la raíz, y como repelente general contra las larvas del abejorro europeo.

El cannabis también suprime el crecimiento de las plantas de especies no deseadas en sus alrededores, como la pamplina nociva, además de repeler los nematodos nocivos, como el nematodo del quiste de la patata, el nematodo del nudo de la raíz, y el nematodo quiste de la soja.

Se cree que los terpenos producidos por el cannabis son en gran parte los responsables de repeler insectos y plagas, sobre todo el limoneno y el pineno. Tanto las plantas de cannabis macho como las hembras producen terpenos y algunos cultivadores intercalan machos entre sus verduras en lugar de condenarlos a la pila de compost.

Los cultivadores que tienen la suerte de vivir en un país donde el cultivo al aire libre es una posibilidad tienen a los machos y a las hembras en el mismo jardín. Aunque lo suficientemente lejos para que el polen masculino no afecte a las hembras demasiado. Si uno o dos machos están situados a pocos metros de distancia de las hembras, preferiblemente en un lugar protegido para que el viento no tenga demasiado efecto, es más probable que el resultado sea una ligera dispersión de las semillas en las flores ocasionalmente, en lugar de una cosecha llena de semillas.

De esta manera, los cultivadores pueden producir flores femeninas que se pueden consumir, al tiempo que garantizan un suministro de semillas frescas y sanas para la cosecha de la próxima temporada.

  • Disclaimer:
    Las leyes y regulaciones relativas al cultivo de cannabis difieren de un país a otro. Por lo tanto, Sensi Seeds recomienda encarecidamente que se revisen las leyes y regulaciones locales. No se debe actuar en contra de la ley.

Comments

9 comentarios en “Plantas de Cannabis Macho: 7 Cosas que Hacer con los Machos”

  1. Recién ayer me di cuenta que una de mis plantas es un macho, tiene casi 80 cm de altura y se ve muy bien, no se si esperar un poco y ver que pasa, tal vez tenga una hermafrodita en potencia, si no es así, que me recomiendan? Podre usarla para mantequilla? o mejor la elimino de una vez?

    1. Diana - Sensi Seeds

      Hola Pepe,
      Lo sentimos, pero no podemos dar ese tipo de información ni consejos. Igualmente, te sugerimos visitar el foro de Sensi Seeds donde encontrarás a un montón de cultivadores que quizás hayan pasado por la misma experiencia. Si tu pregunta no está contestada todavía, no dudes en planteársela a alguno de los expertos del foro:
      http://forum.sensiseeds.com/
      Gracias y suerte!

  2. Muy interesante este artículo! Siempre me había preguntado qué onda con los machos, cuál era exactamente su función y ahora gracias a Seshata se me resolvió esa duda.
    Pero ahora tengo otra… sensiseeds vende las mencionadas semillas del valle de la Becá de Líbano o las de Marruecos? Me gustaría probar la psicoactividad de una planta macho. Gracias por informarme!

  3. Jonathan bs as alberti

    Hola la verdad me sirve de mucho este foro ya q soy solo un aprendis en esto .. tengo una plata macho ..y antes de leer todo esto crei qsolo tenia un pedazo de pasto pero no .. mi pregunta es es normal que tenga vastante olor similar a la de la embra.????

  4. Hola ..Una de mis plantas es macho y supe que la cantidad de THC está más concentrada en sus hojas. Quiero hacer aceite de canabis con es planta macho..Uds saben cuales son los pasos? Gracias

    1. Miranda - Sensi Seeds

      Hola Pablo,

      Sentimos no poder proporcionarte ese tipo de información. De todos modos, te sugerimos que visites el foro de Sensi Seeds donde podrás encontrar a un montón de cultivadores que puedan darte la información que biscas. Si tu pregunta no se ha contestado todavía, no dejes de planteársela a alguno de los expertos del foro:

      http://forum.sensiseeds.com/

      ¡Saludos y Suerte!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Author and Expert

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
Ir arriba