Cannabis en Luxemburgo – Leyes, Uso e Historia

En 2018, el gobierno luxemburgués anunció que legalizarían el consumo recreativo del cannabis en 2023. El consumo medicinal ya está permitido en el país, y esto, junto con la nueva ley, señala a la pequeña nación europea como un pionero progresista en el continente. Lo que queda por ver es la naturaleza exacta de las nuevas leyes sobre el cannabis.

    • Capital
    • Luxembourg
    • Habitantes
    • 604,000
    • Productos de CBD
    • Legal desde 0.3% THC
    • Cannabis recreativo
    • Ilegal
    • Cannabis medicinal
    • Legal since 2017

Legislación del cannabis en Luxemburgo

¿Se puede poseer o consumir cannabis en Luxemburgo?

La posesión y el consume del cannabis se despenalizaron en 2001, cuando el gobierno reclasificó el  narcótico como sustancia de categoría B. En la actualidad, si el poseedor es detenido con una pequeña cantidad de cannabis para consumo personal, la persona no corre el riesgo de ser encarcelado, pero se le puede imponer una sanción de entre €250 y €2.500.

En algunos casos, se imponen sentencias de prisión, por ejemplo, si la persona consume cannabis en una escuela o en la proximidad de menores. Si el usuario demuestra que ha tomado medidas para recibir ayuda (p. ej. asistiendo a un programa de tratamiento), la sentencia o sanción pueden reducirse.

Sin embargo, esta ley está a punto de cambiar. A finales de 2018, el gobierno de coalición de Luxemburgo anunció que legalizarían por completo el consumo recreativo del cannabis, con vistas a aprobar la ley en 2023.

Los tres partidos políticos implicados; el Partido Democrático, el Partido Socialista Obrero de Luxemburgo y los Verdes, anunciaron también que la distribución comercial del cannabis quedaría legalizada. Aunque por sí mismo Luxemburgo es solo un pequeño país, las condiciones de la UE favorecen que las personas de países vecinos, como Francia, Bélgica y Alemania, puedan entrar libremente en el país; impulsando el posible «mercado del cannabis» de alrededor de unas 600 000 hasta  10 millones de personas.

El primer ministro, Xavier Bettel comentó, al anunciar la propuesta de legalizar el cannabis recreativo (junto con elevar los ingresos mínimos e introducir el transporte gratuito): «Cuando el país va bien, la gente debe beneficiarse de ello».

¿Se puede vender cannabis en Luxemburgo?

En la actualidad, la ley no distingue entre la distribución del  cannabis a pequeña escala y el tráfico a gran escala. Las penas de cárcel son las mismas para ambas, y van desde uno a cinco años en prisión, o una sanción.

La pena de prisión aumenta de cinco a 10 años si la droga hubiera causado una lesión  grave a la salud de alguien. Si la droga produjo  consecuencias mortales, la sentencia se endurece, pasando de 15 a 20 años.

¿Y qué ocurre con las nuevas leyes? En el momento de redactar este documento, existe cierta incertidumbre sobre el tipo de modelo de venta legal por el que aboga el gobierno luxemburgués. Pueden fijarse en Canadá como ejemplo y regular puestos de venta autorizados en el país. O quizás se fijen en un modelo más cercano y se inspiren en el modelo holandés, en el que las personas pueden consumir  el cannabis en los coffee shops.

Lo que es cierto es que el acuerdo de coalición establece específicamente que las ganancias de las ventas del cannabis se utilizarán para financiar la prevención de la adición a las drogas, y para aumentar la concienciación sobre los riesgos de un mal uso del cannabis.

¿Se puede cultivar cannabis en Luxemburgo?

En la actualidad, el cultivo del cannabis sigue siendo ilegal en Luxemburgo, sin embargo los cambios futuros en la ley pueden significar que el cultivo del cannabis quede legalizado, en pequeñas cantidades para consumo  personal.

Todavía el gobierno no ha indicado si este será el caso o no, ni ha revelado detalles acerca de las nuevas leyes, por ejemplo, cómo pueden cultivarse las plantas y cuál podría ser el número máximo de estas.

El acuerdo de la coalición que contiene  250 páginas (que también abarca las nuevas leyes sobre el cannabis) se refiere explícitamente a la producción del cannabis, indicando que Luxemburgo planea comenzar a desarrollar su industria del cannabis de forma interna, antes que traerla desde el extranjero.

¿Es el CBD legal en Luxemburgo?

Es legal adquirir, vender y usar CBD en Luxemburgo, pero no debe contener más de un 0,3 % de THC (la sustancia responsable de proporcionar «el estado alterado »).

En la actualidad no existen normativas que regulen la venta de CBD, aunque es probable que el gobierno las introduzca con la futura legislación del cannabis.

¿Se pueden enviar semillas de cannabis a Luxemburgo?

En el momento de redactarse este informe, las semillas de cannabis son legales en Luxemburgo, pero no pueden  utilizarse para cultivar  plantas. Como está previsto actualizar la ley, este punto puede cambiar en el futuro, especialmente si se legaliza el cultivo doméstico de pequeñas cantidades de cannabis.

Cannabis medicinal en Luxemburgo

Aunque desde 2012 Sativex está disponible en Luxemburgo, fue en 2017 cuando el primer ministro Bettel legalizó formalmente el cannabis con fines medicinales. En la actualidad el país continúa en la fase de «esquema piloto».

Un informe publicado en el Luxembourg Times reveló que, en los primeros tres meses de 2019, los médicos en Luxemburgo habían recetado siete kilogramos de cannabis a los pacientes, y más de  120 personas habían recibido tratamiento con productos que contenían THC.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad de Luxemburgo comentó: «Debemos llevar a cabo una evaluación, especialmente del número de pacientes afectados y de la información sobre prescripción con objeto de decidir sobre una posible expansión del proyecto dentro del sistema nacional de salud».

Se han generado temores  acerca del coste del tratamiento. Los gastos en sanidad del país se encuentran entre los mayores de la UE, con un gasto medio de €5.000 por persona, considerablemente mayor que el promedio  de la UE,  de  €3.000.

La introducción de un mercado nacional de cannabis podría permitir a Luxemburgo solucionar estos problemas al producir la medicación con cannabis con unos costes reducidos .

Cáñamo industrial en Luxemburgo

Luxemburgo dispone de una industria del cáñamo pequeña, algo que no sorprende dado el pequeño tamaño del país. En el momento de redactar este documento, únicamente existe una empresa que comercializa allí productos del cáñamo: Cannad’Our.

Los defensores como Cannamedica presionan a favor de la expansión del cultivo del cáñamo en el país, y desde 2018 han estado ejerciendo presión sobre los políticos  en un intento de dar protagonismo a la industria .

Conviene saber

Si va a viajar a Luxemburgo (o si reside en el país), tal vez le interese saber lo siguiente:

Historia del cannabis

No se conoce exactamente cuándo entraron en Europa el cáñamo y el cannabis, sin embargo las pruebas arqueológicas sugieren que el cáñamo se utilizaba en China y Grecia. Se sabe que los vikingos del norte de Europa también lo habían usado, lo que significa que es probable que estuviera presente en Luxemburgo en torno a esa época.

En torno a la primera década de 1600, el cáñamo desempeñó un papel importante en Europa. Era apreciado por su durabilidad y se le consideraba una fibra ideal para las cuerdas y velas náuticas. No fue hasta alrededor de 1800 cuando se tuvo conciencia de las propiedades psicoactivas del cannabis.

En la vecina Francia, las tropas de Napoleón estuvieron expuestos al cannabis en Egipto, y trajeron la planta con ellos a su regreso a casa. Las élites intelectuales de la sociedad francesa experimentaron con la droga, pudiendo estas costumbres haberse filtrado en Luxemburgo.

En la actualidad, el país es una especie de pionero en el continente. Es el primero en legalizar por completo el consumo  recreativo del cannabis, y de hecho uno de los primeros en todo el mundo en hacerlo.

Actitudes ante el cannabis

Aunque los gobiernos anteriores de Luxemburgo han sido principalmente conservadores, el público general del país es bastante liberal respecto a sus opiniones. La Petición 1031 fue un buen ejemplo de este liberalismo en acción, logrando miles de firmas para presionar al gobierno a legalizar las ventas del cannabis en «coffee shops».

De modo similar, una encuesta llevada a cabo en 2018 mostró que la mayoría de personas en Luxemburgo (56 %) deseaba que se legalizara el cannabis con fines recreativos. El gobierno de coalición reaccionó ante esto y ahora se producirá la legalización en los próximos años.

¿Un enfoque progresista?

El gobierno de coalición de Luxemburgo anunció los planes para legalizar el cannabis recreativo al mismo tiempo que declaraba muchos otros cambios para el país, incluidos:

  • La introducción del transporte público gratuito.
  • Un aumento de €100 en el sueldo mínimo mensual.
  • Unas vacaciones adicionales de dos días al año para todos los empleados (interesante, dado que la semana laboral de Luxemburgo ya es más reducida que la de otros países como los EE.UU. y el R.U.).

Aunque otros países podrían ver esto como demasiado progresista, el gobierno luxemburgués tiene fundamentos sólidos para creer que serán medidas efectivas. Desde 2008 a 2018, fue nombrado en dos ocasiones el país con el índice de productividad más alto del mundo, demostrando que sus elevados salarios y  vacaciones más extensas que la media parecen resultar incentivos eficaces.

Por supuesto, habrá que ver cómo influyen en la sociedad en su conjunto las leyes sobre el cannabis para uso recreativo. Sin embargo, el enfoque más permisivo ante la ley que ha mostrado Luxemburgo en el pasado parece haber funcionado bien para el país, hasta el momento. 

¿Las implicaciones para el resto de Europa?

La decisión de legalizar el cannabis de uso recreativo en Luxemburgo puede afectar a otras naciones europeas. Por ejemplo, Suiza puede verse inspirada a actualizar sus propias políticas de reforma, al igual que Holanda, la cual muestra un ambiguo enfoque de «tolerancia» ante el consumo de cannabis. Alemania, otro país que recientemente ha dado pasos progresivos hacia la legalización, también puede verse influido por la decisión de Luxemburgo. 

Al final, solo el tiempo dirá si las nuevas políticas de Luxemburgo afectarán o no al conjunto de Europa. Lo que es cierto es que parece que están cambiando las actitudes a medida que el continente acoge una nueva postura ante la regulación de la industria del cannabis.

  • Disclaimer:
    Aunque se ha hecho todo lo posible para garantizar la exactitud de este artículo, no está destinado a proporcionar consejo legal, ya que las situaciones individuales serán diferentes y deben consultarse con un experto y/o abogado.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor y revisor

  • Profile-image

    Sensi Seeds

    El equipo editorial de Sensi Seeds incluye botánicos, expertos médicos y legales, además de activistas de renombre como el Dr. Lester Grinspoon, Micha Knodt, Robert Connell Clarke, Maurice Veldman, Sebastian Marincolo, James Burton y Seshata.
    Más sobre este autor
  • Maurice_Veldman

    Maurice Veldman

    Maurice Veldman es miembro de la Asociación Holandesa de Abogados Penales y uno de los abogados más destacados del campo del cannabis de los Países Bajos. Con 25 años de experiencia en dicho ámbito, su conocimiento del derecho penal y administrativo apoya a los vendedores de cannabis y a los productores de cáñamo al abordar la cuestión de las desigualdades entre el individuo y el estado.
    Más sobre este revisor
Ir arriba